Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Bill Withers: el adiós a un ícono del soul

ChileEl Mercurio, Chile 27 de mayo de 2020

La sentida voz de "Ain't no sunshine" murió por problemas cardíacos a los 81 años.

Nunca logró congeniar del todo con la industria musical, pese a su talento, que desde su primer disco lo convirtió en una estrella. Bill Withers se retiró tempranamente de la escena en 1985, harto de sus conflictos con las compañías discográficas, y en apenas 14 años de carrera dejó temas capitales en el soul y el R&B como "Ain't no sunshine" -publicado en su debut de 1971-, "Lean on me" y "Lovely day", entre otros.
Ayer fue su familia la que informó su fallecimiento a través de un comunicado que señalaba que el deceso se produjo por complicaciones cardíacas. Tenía 81 años. "Fue un hombre solitario con un corazón que lo llevó a conectarse con el mundo, con su poesía y su música", agregaba el texto enviado por su entorno, que se declaraba devastado por la pérdida.
Withers tuvo una vida dura. Nació en 1938 en West Virginia y a los 13 años, cuando lidiaba con una tartamudez, debió enfrentar la muerte de su padre. Se enlistó en la Marina a los 17 y cuando se encaminaba a los 30 años, ya como un civil, dio un giro a su vida, mudándose a Los Angeles para iniciar una carrera musical, aunque con desconfianza.
Pese al éxito rotundo de "Ain't no sunshine" (Grammy a Mejor Canción R&B), no estaba convencido de abandonar su trabajo de ensamblador en una fábrica de aviones, para dedicarse por completo a la música. Un recelo que se acrecentó cuando llegaron los contratos y que determinaron su voluntaria y temprana jubilación artística. En rigor, de los tres lustros que delimitaron su historia musical, solo la mitad de ese tiempo lo usó grabando discos. El otro fue un tiempo perdido por conflictos con su compañía. En su carrera obtuvo tres Grammy y en 2015 ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll.