Sábado, 30 de Mayo de 2020

Analizan la respuesta al covid-19

Los organismos de cooperación internacional expusieron, en un conversatorio organizado por la Fundación Empresarial para la Acción Social (Fundemas), cómo están adaptando o repensando sus estrategias para responder a los desafíos de la pandemia covid-19 en El Salvador, que no se limitan a la salud.

Javier Orellana
Los organismos de cooperación internacional expusieron, en un conversatorio organizado por la Fundación Empresarial para la Acción Social (Fundemas), cómo están adaptando o repensando sus estrategias para responder a los desafíos de la pandemia covid-19 en El Salvador, que no se limitan a la salud.
Birgit Gerstenberg, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas, señaló que el covid-19 es un problema de salud, pero también una crisis humanitaria que afecta a todos y su impacto no se limita a un país o una región, por lo que la respuesta también debe ser global.
Pensar en el futuro de la cooperación implica mucha previsión, "porque no sabemos lo que va a pasar en los próximos tres meses", aún así, la representante señaló que no se debe renunciar a los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) que ya se han planteado para el 2030.
En lo inmediato, la respuesta de Naciones Unidas está a cargo de la Organización Mundial de la Salud y Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS)
Por su parte, David Gosney, director de USAID en El Salvador, explicó que las apuestas se mantienen pero llegar a las metas será ahora más difícil. Específicamente buscan reducir la migración irregular, fomentar el arraigo por el país y ayudar en la atención a los retornados. Además, impulsar el crecimiento económico y la institucionalidad. Actualmente tienen $10 millones para atender la emergencia del covid-19 en el país.
En el caso de la seguridad, otra gran apuesta, Gosney reconoció que la violencia homicida se ha reducido, sin embargo, el nivel de violencia contra las mujeres se mantiene a niveles altos.
La Unión Europea (UE) ha incrementado su aporte a la OMS y está colaborando para el desarrollo de la vacuna. Además, ha preparado ayuda económica para América Latina, en el caso de El Salvador el desembolso rondará los $65 millones entre este año y el próximo, según Pierre-Yves Baulain, jefe de cooperación.
El bloque europeo busca participar en los programas de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) y apoyar a organizaciones de la sociedad civil en temas como seguridad alimentaria y derechos humanos.
El Banco Interamericanco de Desarollo (BID) ha establecido cuatro áreas prioritarias de respuesta a la pandemia. Primero la atención en salud, que sería la apuesta en el más corto plazo, luego la atención a poblaciones afectadas en sus ingresos, apoyo a finanzas públicas y reconstrucción del tejido económico.
En el caso de El Salvador el banco ha aprobado que se redireccionen unos $20 millones de un programa de salud para atender la emergencia, además, hay dos créditos por $250 millones para apoyar al Gobierno que podrían ser aprobados en junio y hay otros dos programas en análisis para apoyar a la mipyme, uno de $200 millones y el otro de $20 millones, de acuerdo César Falconi, representante del BID.
"Como poder mantener en esta área crítica la capacidad de consumo de las personas, hoy que sus ingresos se van a ver disminuidos".
"Debemos tener claro que tenemos que reconstruir todo lo que teníamos a nivel local y a nivel global de forma mejor".
"La respuesta nacional a esta crisis, si bien corresponde al Gobierno de orquestarla, tiene que tener la participación y el apoyo de los sectores socioeconómicos".
"Como crear más trabajos especialmente para los vulnerables, ahora en día eso es más difícil porque la economía enfrenta otros desafíos debido al covid-19".