Miércoles, 12 de Agosto de 2020

Listo para provocar más risas

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 12 de agosto de 2020

Este año se cumplen tres décadas del estreno de "Chona la puerca asesina", la primera película para televisión que se hizo en Puerto Rico, dirigida por Luis Molina Casanova, con guion del comediante y productor Emmanuel "Sunshine" Logroño, quien en estos días celebra que, luego de más de cinco años, por fin comenzará la grabación de la segunda parte de esa historia que "por una cosa u otra no se había logrado"

Este año se cumplen tres décadas del estreno de "Chona la puerca asesina", la primera película para televisión que se hizo en Puerto Rico, dirigida por Luis Molina Casanova, con guion del comediante y productor Emmanuel "Sunshine" Logroño, quien en estos días celebra que, luego de más de cinco años, por fin comenzará la grabación de la segunda parte de esa historia que "por una cosa u otra no se había logrado".
"Ya tenemos como ocho minutos grabados y los primeros son para ubicar a la nueva generación de dónde sale Chona", comenta el actor de 69 años durante una entrevista con El Nuevo Día a través de la plataforma Zoom.
En un tono que pretende ser serio, el también cantante, libretista y empresario explica que en la secuela, interpreta al hijo del doctor Héctor Tura y viene a limpiar el nombre de su padre que ha sido mancillado debido a un experimento que hizo y que se salió de control.
"Todo fue por un encargo de un empresario llamado Rodríguez & Rodríguez (interpretado en la película original por José Miguel Agrelot) que quería que la puerca fuera más grande para tener más producto para vender", agrega risueño, mientras menciona algunos de los talentos que aparecen en esos primeros minutos grabados. Entre ellos, Manny Manuel, Denise Quiñones, Giovanny Vázquez y Límite 21.
Además, destaca que la película va a tener muchos cameos y se va a filmar en diferentes locaciones por la isla. Un proyecto que espera estrenar a finales de agosto y que, según dice, tiene algunos "toquecitos" de crítica social a través de toda la trama.
Cabe resaltar que, aunque Chona no obtuvo la fama mundial de míticos personajes como Godzilla o King Kong, con el tiempo sí se ha convertido en el mejor "monstruo" de la ciencia ficción boricua.
El tema racial en la televisión
A juicio de Logroño, en Puerto Rico siempre ha habido representación negra en la televisión y en la comedia. Dice que aun antes de Bizcocho (el reconocido comediante Otilio Warrington) la había. Pero admite que no se ha desarrollado mucho y que "no ha habido tanta representación de actores negros como nos gustaría".
"Ahora mismo en el (programa de comedia Sunshine) Remix está Kiko Blade", indica el comediante a modo de ejemplo, tras aceptar que ahora hay que tener más cuidado con los libretos que se escriben para evitar temas que puedan parecer prejuiciados.
"Es un trabajo muy difícil porque lo que antes no se consideraba prejuicio, ahora sí lo es. Y uno tiene que estar con los tiempos y hay que estar pendiente a eso", agrega Sunshine, quien ante la pregunta de si hay racismo en la televisión puertorriqueña titubea un poco y luego de pensarlo, dice que no.
"No creo que el racismo tenga algo que ver con el trabajo que se hace en televisión. Aquí se escoge a la gente por la calidad de lo que hacen. Que yo lo haya percibido, nunca se ha dado eso", asegura el comediante.
De la misma forma, afirma que la comedia con contenido de crítica social ha estado presente en muchos de los proyectos en los que ha participado. Recuerda, por ejemplo, su programa "Sunshine Café" que se desarrolló con un estilo de crítica social marcado y que, en su momento, cambió la forma de abordar el humor.
"De ahí surgen personajes muy controversiales, como don Eleuterio, el hermano Emanuel y Vitín, además de la Familia Sosa, pasos de comedia donde se retrataba a la sociedad", cuenta Sunshine, al tiempo que destaca que el personaje del hermano Emmanuel fue el que más problema causó.
"Básicamente, lo que yo trataba de hacer en ese paso de comedia era revelar a los falsos profetas, los que se aprovechaban de la religión para lucrarse y de personas que estuvieran emocionalmente frágiles para sacarles chavos. Pasó el tiempo y después la historia me dio la razón porque han salido un montón de estos raqueteros que han utilizado la religión para lucrarse".
Sin embargo, Sunshine admite que la comedia que hace hoy día tiene menos contenido social y es más liviana. "Por alguna razón, ahora el público responde mejor a esta comedia más liviana que la que se hacía antes. Quizás se debe a que la realidad supera la fantasía de los libretos, pero básicamente, yo siempre trato de colar algo dentro de lo que hacemos".
La sátira política y la risa
Sin embargo, esa parte de crítica social y política, Sunshine dice que la sigue cultivando como parte del grupo Los Rayos Gamma que, desde su inicio a principios de los años 70, se ha dedicado a narrar la realidad del país a través de sátiras musicales y parodias.
"Yo fui el último que entró (al grupo), cuando ya estaba Horacio Olivo (ya fallecido) que, de verdad, nos hace mucha falta. Es una de las etapas de mi vida artística más importantes y en la que he aprendido mucho. Por ejemplo, cómo analizar temas sociales y ponerlos de una manera divertida. A través de los años nos hemos enfrentado a todo tipo de público y hasta hicimos un crucero en enero que fue un éxito total", explica entusiasmado y menciona que próximamente vienen con "un experimento nuevo".
"La pandemia nos ha maltratado un poco y ahora venimos con Los Gamma Virtual; vamos a hacer un espectáculo por las redes sociales y se va a difundir mundialmente para todos los boricuas que estén hasta en la Cochinchina".
Y es que la oportunidad que le da la comedia de hacer reír es vital para el artista, quien afirma que, si no hubiese sido comediante, habría estudiado para ser ingeniero de sonido. Precisamente, de ese gusto nació su estudio de grabación, Man-T-K Recording.
"Estudié ‘Desempleo 115’", agrega entre risas. Pero realmente se graduó de un bachillerato en Humanidades con concentración en Literatura inglesa y americana de la Universidad de Puerto Rico y luego de una maestría en teatro de la Universidad de Michigan.
El artista afirma que la risa y la comedia ya son parte de su vida y considera que se trata de un género importante para la sociedad. "Es la válvula de escape para que un pueblo pueda objetivar un poco más su realidad", agrega y pone el ejemplo de un hecho particular relacionado con la política del país.
"La gente lo oye y se ríe, pero después se dan cuenta y dicen ‘es verdad, eso pasó así’. Es que a veces los mensajes llegan de forma más efectiva a través de la risa que a través de un discurso o un escrito", indica el artista, quien cree que la buena comedia es la que se hace en serio.
"Por eso siempre he creído, y mis maestros, como Jacobo (Morales), me han enseñado que la comedia hay que actuarla en serio, que el buen comediante tiene que ser buen actor para que te crean. Y mientras más creíble sea la comedia, más llega el mensaje de lo que uno está tratando de decir", asegura el comediante, tras aceptar que a él le hace reír todo lo que sea irreverente.
Sin embargo, cree que ese tipo de humor no se puede hacer aquí. "El otro día estuve viendo un especial de David Chappelle, un comediante que me encanta porque tiene una puntería para atacar ciertos ‘issues’ y me hizo reír mucho y después me digo ‘wao, si eso se pudiera hacer en Puerto Rico’. Pero aquí no se puede porque somos muy changuitos, mucha gente se pone changuita y entonces dicen ‘ah, estás ofendiendo a fulano, a mengano’. Total, la comedia se hace en base de una situación que le pasa a alguien. Pero aquí la gente se pone un poco ‘touchy’ (quisquillosa)".