Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Latam enfrenta semana crucial para financiamiento por US$ 2.450 millones

ChileEl Mercurio, Chile 20 de septiembre de 2020

Definición es clave para dar viabilidad a la compañía, luego que en el primer semestre registró una caída interanual del 47,8% en su tráfico aéreo de pasajeros, como consecuencia del impacto provocado por la pandemia del covid-19 en el sector.

Horas cruciales enfrenta Latam. La aerolínea está a la espera de que el juez James Garrity entregue una resolución respecto al financiamiento que deberá tomar la firma para continuar con sus operaciones a lo largo de la reorganización a la que se acogió en Estados Unidos bajo el Capítulo 11. Pese a que el juez Garrity no entregó plazos de cuando podría dar el fallo, se comprometió a hacerlo lo antes posible.
Se presume que podría haber estado trabajando en esto durante el fin de semana. Una señal de esto fue que en la audiencia de cierre del proceso para analizar los créditos de la aerolínea el mismo magistrado explicó que también se dedicaba a sus labores judiciales durante el fin de semana.
La línea aérea está contra el tiempo para mantener su liquidez. En una declaración ingresada al expediente del caso el CFO de la compañía, Ramiro Alfonsín explicó que la firma llegaría a niveles mínimos de liquidez durante este mes, lo que podría poner en riesgo la continuidad de sus operaciones.
Aunque en la audiencia para evaluar las propuestas de financiamiento el mismo Alfonsín reconoció que la aerolínea contaba con más caja de la proyectada inicialmente -gracias a la venta de pasajes en oferta y a las negociaciones con proveedores para atrasar pagos-, aclaró que esto era algo momentáneo y que no significaba que no estuvieran en una situación muy delicada.
La compañía chileno-brasileña espera obtener pronto la luz verde de la corte de EE.UU. para poder recaudar US$ 2.450 millones a través de la figura del debtor in possession (DIP).
Entre las opciones que tiene el juez Garrity figura la propuesta de Latam, que incluye el crédito por US$ 900 millones que ofrecieron Qatar Airways y las familias Cueto y Amaro para el Tramo C, el cual puede ser extendible por US$ 250 millones más para que otros accionistas de la empresa participen. Junto a esta oferta, van también los US$ 1.300 millones que comprometió Oaktree para el Tramo A. La alternativa a esto es el crédito por US$ 900 millones que hizo Jefferies para el Tramo C.
Cabe recordar que esta última -para hacer más competitiva su propuesta- presentó un crédito por US$ 1.300 millones para el Tramo A del DIP. Sin embargo, el magistrado determinó excluir esta oferta explicando que se había presentado después del cierre del registro (el registro de la solicitud se cerró el viernes 31 de julio y Jefferies presentó el crédito el domingo 2 de agosto).
En la antesala a la decisión, la acción de Latam ha seguido a la baja en la Bolsa de Santiago. Caída que se agudizó en la jornada del jueves pasado tras la decisión del juez de dejar fuera la propuesta de Jefferies para el Tramo A. Ese día el papel de la firma retrocedió 4,64%, mientras que el viernes volvió a disminuir un 2,52%.
La semana pasada la acción de Latam cerró a un valor de $1.324. Mientras que la capitalización bursátil de la empresa finalizó el viernes en US$ 1.016 millones, perdiendo US$ 50,2 millones durante la jornada. En lo que va del año, el papel de la compañía acumula un descenso de 82,44%.
Baja en tráfico aéreo
A partir de abril, Latam decidió reducir en un 95% sus operaciones. Cifra que gradualmente ha ido aumentado, pero que todavía está muy lejos de recuperarse completamente.
Según el último reporte de tráfico aéreo de la línea aérea, durante el primer semestre del año trasladó 18,2 millones de pasajeros. La cifra es un 47,8% menor que la registrada en el mismo período del año pasado, cuando transportó 35 millones de usuarios.
Los vuelos internacionales han sido los más impactados por la pandemia de covid-19: entre enero y junio cayeron 58,3% respecto del mismo lapso del año pasado.