Viernes, 18 de Septiembre de 2020

El sector de bodas y eventos hace pedido a la gobernadora

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 18 de septiembre de 2020

Los líderes del sector de bodas y eventos están preocupados porque la gobernadora no autorizó la celebración de actividades en la nueva orden ejecutiva, pese a que sus negocios cuentan con los protocolos de higiene y seguridad requeridos

Los líderes del sector de bodas y eventos están preocupados porque la gobernadora no autorizó la celebración de actividades en la nueva orden ejecutiva, pese a que sus negocios cuentan con los protocolos de higiene y seguridad requeridos.
Una docena de empresarios y ejecutivos que representan a dicha industria se reunieron a principios de esta semana en un hotel del área metropolitana para coodinar esfuerzos y solicitarle a la mandataria Wanda Vázquez que les permita llevar a cabo actividades sociales, tales como cumpleaños, quinceañeros, bodas, fiestas de aniversario, y otras.
"Nuestra industria está muy afectada. No fuimos considerados en esta nueva orden (ejecutiva), y no aguantamos más", expresó Damaris Díaz, propietaria de la cadena D’Royal Bride, quien indicó que hay muchos negocios y empleados por cuenta propia que dependen de esta industria, entre ellos las tiendas de trajes de novia, las de etiquetas, los coordinadores de eventos, fotógrafos, transportistas, negocios de catering y confección de bizcochos, servicios de música, de decoración, personal de seguridad, y negocios de alquiler de sillas, mesas y manteles, entre tantos otros.
"No entendemos por qué a los restaurantes se les permite abrir al 50% de capacidad, pero la celebración de eventos se prohíbe. En ambos la gente va a comer y a beber", sostuvo Díaz. Aseguró que el sector de bodas y eventos tiene sus protocolos preparados y una guía que indica cómo celebrar eventos en tiempos de COVID-19.
Muchos han modificado sus operaciones para ajustarse a las nuevas circunstancias. Por ejemplo, en su caso atiende a las novias por cita, les toma la temperatura y exige que usen mascarilla en todo momento al visitar la tienda. La novia puede ir acompañada de un solo familiar. Para no afectar la experiencia, les permite que transmitan en vivo el procreso de la selección del traje a los familiares más cercanos.
Díaz señaló que la industria trabaja como una cadena, "si el hotel no celebra una boda, yo no puedo vender el traje de novia o Leonardo’s no puede vender la etiqueta, y así le ocurre a los demás". Insistió en que lo que piden al gobierno es que les dé el voto de confianza, tal y como han hecho con otras industrias.
En la reunión participaron Leonardo Cordero Suria de Leonardo’s Fifth Avenue; Rafael López de The Lounge y Akua; Rafael Ramos y Karen Martínez, presidente y vicepresidenta de la Asociación de Coordinadores de Eventos Profesionales, respectivamente; Irene Álvarez, directora de Catering del hotel la Concha; Enrique Núñez de Musique Xpress; Abnel Colón director de Catering del hotel Marriott Courtyard en Isla Verde, así como Díaz y su esposo Andrés Santiago, propietarios de D’ Royal Bride, entre otros.
"Le pedimos a la gobernadora que modifique la orden para que permita la celebración de eventos sociales. No pedimos excepciones, sino que se incluya a esta industria en las decisiones. Queremos trabajar y que el sector no desaparezca", manifestó la propietaria de D’Royal Bride.