Domingo, 07 de Marzo de 2021

Inversión en sector construcción crecería 8,1% este año tras cerrar 2020 con caída histórica de 12,2%

ChileEl Mercurio, Chile 2 de enero de 2021

Este ejercicio se crearían unas 126 mil plazas de trabajo en el rubro, llegando a 792 mil ocupados, y se volvería a niveles previos a la pandemia. El 90% de los proyectos de vivienda paralizados por las cuarentenas ya se reactivó.

La salud del sector de la construcción está mejorando tras estar gravemente afectada producto del impacto de la pandemia. "Nunca me había tocado vivir una situación de tanta incertidumbre", relata el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Antonio Errázuriz, quien adelanta a "El Mercurio" las proyecciones para esta industria en 2021, luego de un negativo balance de 2020.
Las cifras del rubro del año pasado son paupérrimas y se explican por el efecto de las cuarentenas y restricciones sanitarias que paralizaron obras en vivienda, principalmente, pero también en infraestructura, aunque los proyectos públicos siguieron operando bajo estrictos protocolos de salud.
En ese ambiente, la inversión en construcción cayó en 2020 un histórico 12,2%. Eso significó una pérdida respecto de 2019 de casi US$ 3.800 millones -cerrando en US$ 27.160 millones-, lo que equivale a un retroceso de 14 años en materia de inversión en el sector, explica Errázuriz.
Pero hoy, luego del desconfinamiento de los últimos meses en el país, las perspectivas de la CChC son positivas para el año que acaba de partir, debido a la cartera de inversiones públicas en infraestructura, las iniciativas privadas y las mejores expectativas de los empresarios.
El gremio destaca que hoy el 90% de los 912 proyectos de vivienda que llegaron a estar paralizados en 2020 por las cuarentenas retomó su desarrollo, quedando 91 faenas aún paralizadas por la cautela de sus inversionistas.
Errázuriz señala que en 2021 la inversión en construcción crecería 8,1%, aunque advierte que lo que ocurra en los próximos 12 meses dependerá "de lo que la vacuna logre hacer y de ganar la batalla al covid-19. Pero hay otros temas de los cuales no podemos aislarnos, como es el constitucional y la erradicación de la violencia, la cual hemos dicho que se ha usado como herramienta de presión política, y con eso vemos que se va destruyendo el Estado de Derecho".
Dicha estimación de crecimiento se compone de una proyección de incremento de 8,7% para el segmento de infraestructura, que se compara con una merma de 10,4% en 2020. En tanto, la inversión en vivienda se expandiría 6,9% luego de retroceder 15,5% el ejercicio pasado.
Las ventas de casas y departamentos crecerían 9% a nivel nacional en 2021, llegando a unas 46.200 unidades, tras disminuir 33% el año pasado, indica la CChC.
En cuanto a las inversiones públicas y privadas para 2020-2022, el gremio señala que el plan "Paso a paso Chile se Recupera", del Gobierno, contempla iniciativas públicas por US$ 34 mil millones para ese lapso, en tanto que el desembolso desde el mundo privado sería de US$ 33 mil millones.
Errázuriz advierte que "la evolución de la inversión pública dependerá fundamentalmente de la capacidad del Estado de ejecutarla. Nuestro escenario base es que se podrá realizar el 80% de lo presupuestado".
Estas estimaciones generarían un impacto positivo en el empleo de la construcción, que el año pasado se vio castigado. En el período de mayor impacto de la crisis sanitaria -tercer trimestre de 2020- se perdieron poco más de 280 mil empleos directos y casi 165 mil indirectos.
En 2021 se crearían unas 126 mil plazas de trabajo, registrándose cesantía sectorial promedio de 10,4%, lo que implicaría llegar a 792 mil ocupados. Ese nivel de puestos laborales sería semejante al que había previo al covid-19. Pero en la CChC indican que eso también se podría alcanzar recién en 2022.
-¿Para que se concreten las proyecciones del sector a 2021 es clave la disminución de la violencia en La Araucanía y Santiago, y que los procesos eleccionarios y constitucional sean tranquilos?
"Junto con la CPC hemos participado en la Región de La Araucanía intentando construir soluciones a problemas de larga data. Pero acá necesitamos una mirada del Estado para resolver los problemas. Vemos con preocupación que hay mucho de culparse entre los distintos poderes del Estado, pero los países salen adelante en la medida que todos esos poderes tengan un objetivo común, y en este caso, que sea el mejorar la calidad de vida de los ciudadanos".
-¿Cómo ve a las concesiones de obras publicas en medio de las disputas entre el MOP y las concesionarias, como el aeropuerto de Santiago y las autopistas, y por otra parte, con el interés de empresas, entre ellas, chinas?
"Estamos convencidos de que una manera importante para el desarrollo de la infraestructura es el sistema de concesiones. Tanto es así que en el plan de reactivación del Gobierno hay una cartera de 31 proyectos que suman US$ 8.500 millones. Lo que se ha visto en la práctica es una recalendarización de las licitaciones. Están los proyectos, pero estos mismos están afectados por estudios que ralentizan las licitaciones.
"Sobre las pugnas del ministerio con algunos concesionarios, soy optimista respecto de que deberían estar en camino a resolverse, porque los montos son altos, el impacto en la salud de las concesionarias es elevado y a nadie le conviene que esto se siga entrampando.
"En cuanto a las empresas chinas, la competencia siempre es muy sana, pero queremos que la competencia sea en una cancha pareja. Las empresas chinas son bienvenidas como cualquier firma extranjera, pero se debe conocer bien la composición de quiénes son los dueños, porque puede pasar que en las compañías chinas el propietario esté concentrado en el Estado y eso puede afectar las licitaciones. Que sea una competencia libre y transparente. Lo hemos hecho saber a autoridades".
-¿Cómo ve el impacto del dictamen de la Contraloría que instó a la Dirección de Obras de La Florida a iniciar la invalidación del permiso de edificación de un edificio de Besalco que está en obra gruesa?
"Más allá de este caso puntual, lo que debe resguardarse es que los cambios de los criterios con los que se interpretan las normas -y que pueden ser perfectamente legítimos - no afecten proyectos ya construidos, en construcción o aprobados, y que obviamente cuentan con los permisos pertinentes. Este principio debe guiar siempre la acción de los órganos del Estado, y es clave para la certeza jurídica y el desarrollo de cualquier actividad, por lo que esperamos que tal principio sea ratificado con urgencia para, por ejemplo, no retrasar proyectos que están por iniciar obras".
"Las empresas chinas son bienvenidas como cualquier firma extranjera, pero se debe conocer bien la composición de quiénes son sus dueños, porque eso puede afectar las licitaciones".
"La violencia que hoy afecta al país lo está deteriorando. Está surgiendo muy fuerte el tema de la droga, y todo lo que ha significado la destrucción de vidas y de las familias. Ese es un tema país".