Viernes, 05 de Marzo de 2021

El detalle oculto en la foto de Joe Biden que revela su relación con el Papa

ArgentinaLa Nación, Argentina 21 de enero de 2021

ROMA

ROMA.- Ni bien terminó de pronunciar su primer discurso como 46° presidente de Estados Unidos -en el que citó a San Agustín y dejó en claro su fe católica-, Joe Biden recibió desde el Vaticano un mensaje de buenos augurios de parte del papa Francisco.
Como es praxis al inaugurarse un nuevo mandato, en el mensaje -difundido esta tarde por el Vaticano-, el jefe máximo de la Iglesia católica al margen de enviar "cordiales buenos deseos" y "oraciones para que Dios todopoderoso" le concediera al nuevo presidente "sabiduría y fuerza en el ejercicio de su cargo", pidió además que guiara sus esfuerzos "para fomentar el entendimiento, la reconciliación y la paz en Estados Unidos y el mundo".
En su primer día como presidente de Estados Unidos se dieron a conocer imágenes de Joe Biden en el Salón Oval. En ellas se observa un curioso detalle: el flamante mandatario ubicó detrás de su escritorio fotos personales, entre las que se encuentra destacada una con el papa Francisco.
Francisco conoció a Biden al inaugurarse su pontificado, en marzo de 2013, y durante su viaje a Estados Unidos, en 2015, cuando era presidente Barack Obama. En la carta también se auguró que bajo su liderazgo el pueblo estadounidense pueda continuar fortaleciéndose "con los altos valores políticos, éticos y religiosos que han inspirado a la nación desde su fundación".
"En un momento en que la grave crisis que enfrenta nuestra familia humana reclama respuestas unitarias y visionarias, rezo para que sus decisiones sean guiadas por la preocupación de construir una sociedad marcada por verdadera justicia y libertad, junto al respeto por los derechos y la dignidad de cada persona, especialmente los pobres, los vulnerables y los que no tienen voz", se auguró Francisco.
"También le pido a Dios, fuente de toda sabiduría y verdad, que guíe sus esfuerzos para fomentar entendimiento, reconciliación y paz en Estados Unidos y entre las naciones del mundo para avanzar hacia un bien común universal", agregó. "Con estos sentimientos, invoco para usted, su familia y el querido pueblo norteamericano abundantes bendiciones", concluyó.
Biden, de 78 años, es el segundo presidente católico de los Estados Unidos después de John F. Kennedy. No sólo por esto se llevará bien con el papa Francisco, sino por sus posiciones totalmente opuestas a las de su predecesor, Donald Trump, y en sintonía con el papa argentino, sobre temas que van desde inmigración y cambio climático, hasta multilateralismo y cuidado de los pobres.
Antes de asumir ayer formalmente en una ceremonia en el Capitolio, Biden fue a misa y luego juró solemnemente su cargo sobre la Biblia, que sostenía su esposa. En su discurso inaugural, al margen de citar a San Agustín e insistir una y otra vez en la necesidad de unidad y reconciliación en un país polarizado, habló de la necesidad de esperanza y mencionó a Dios varias veces. Además, pidió a la multitud una oración silenciosa para las más de 400.000 víctimas de coronavirus en Estados Unidos.