Sábado, 20 de Abril de 2024

Comenzó el "año electoral"

UruguayEl Pais, Uruguay 19 de marzo de 2023

Para el Frente Amplio y el Pit-Cnt (el conocido Fapit), el año electoral empezó el 1° de marzo de 2020, cuando asumió la Presidencia de la República Luis Lacalle Pou

Para el Frente Amplio y el Pit-Cnt (el conocido Fapit), el año electoral empezó el 1° de marzo de 2020, cuando asumió la Presidencia de la República Luis Lacalle Pou. Pero "oficialmente" dio comienzo hoy con el congreso del Movimiento de Participación Popular que apuró el almanaque y empezó la danza de nombres y candidatos formalmente designados. Yamandú Orsi en este caso.



Que el intendente de Canelones iba a ser el candidato presidencial del MPP hace mucho tiempo que se sabía, pero faltaba la decisión oficial. Lo de Orsi era una designación pendiente ya surgida en las pasadas elecciones, donde se bajó de la candidatura poco antes de las internas y el sector de Mujica terminó apoyando a Carolina Cosse, que perdió frente a Daniel Martínez.



La reunión del Congreso del MPP este fin de semana no hace más que confirmarlo: el Intendente de Canelones, que ya había sido nominado por la cuasi desaparecida Vertiente Artiguista de Mariano Arana, recibió ahora el apoyo oficial de su sector y puso en marcha el tema de las candidaturas dentro del Fapit con vistas a diciembre de este año, que es cuando el Congreso del Frente Amplio da carácter partidario a las candidaturas. Allí se sabrá quiénes son los candidatos que competirán en las internas del 30 de junio de 2024 y luego la primera vuelta de las nacionales del 27 de octubre, para culminar el 24 de noviembre con la segunda vuelta.



Las encuestas lo ponen primero dentro del Fapit y el intendente se cuida a la hora de hacer declaraciones. Es mesurado. Deja que se desgasten otros integrantes del MPP (Alejandro Sánchez, Charles Carrera...) que están listos para criticar absolutamente todo lo que propone o hace este gobierno como si fueran competencia del insoportable Fernando Pereira. Orsi también habla, pero se cuida de abusar.



Si aceptamos los datos de las encuestas no hay dudas de que la principal adversaria del intendente de Canelones será su colega de Montevideo, Carolina Cosse. Ya ha habido un choque entre ellos a la hora de decidir quién debía ser el presidente del Congreso de Intendentes, donde ninguno de los dos se bajó de sus aspiraciones y terminaron perdiendo el cargo.



Pero ahora las decisiones las toman otros: los votantes. Y Cosse deberá buscar el apoyo del Partido Comunista (que en las internas pasadas promovió la candidatura de Óscar Andrade) o del Partido Socialista (que apoyó a Daniel Martínez) para tener un mínimo respaldo de infraestructura partidaria, que no es fácil. La expresidente de Antel, exministra de Industria y actual intendente tiene un pasado muy cuestionado con todo lo vinculado a la construcción del Antel Arena que actualmente está en la Justicia.



Esa "obrita", que durante la pandemia del covid fue un buen vacunatorio, se había anunciado que tendría un costo de US$ 40 millones, luego US$ 80 millones y finalmente, según la auditoría contratada por las actuales autoridades, tuvo un precio final de US$ 119.721.147. Redondeando, 120 millones de dólares. Ochenta millones más de lo que se había anunciado para iniciar la obra.



Además, y ahora como intendente de la capital, Cosse tiene un estilo de política muy Cristina Kirchner que rechina a los uruguayos, como es el uso de recursos públicos para su promoción personal; ahí están como ejemplos muy recientes el millón y medio de pesos para recibir y posar junto al presidente brasileño Lula da Silva o la contratación de dos artistas extranjeras por más de 300.000 dólares para celebrar "el mes de la mujer". Y eso ocurre mientras hay barrios periféricos de Montevideo que se inundan apenas caen algunas gotas de lluvia.



Y siguiendo con lo que dicen las encuestas, el tercer candidato que se presentará será seguramente Mario Bergara, que repite su aspiración presidencial junto con Carolina Cosse.



Esa opción busca recoger el legado del astorismo, pero -sinceramente- tiene muy poco parecido con la figura y la prédica del exministro. Astori marcaba su línea y para defenderla se peleaba si era necesario con sus compañeros frentistas.



Bergara es simplemente otro competidor que tiene Fernando Pereira a la hora de expresar (criticar) los vaivenes políticos que llegan desde el gobierno.



Así vamos.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela