Miércoles, 29 de Mayo de 2024

Los alimentos le cuestan $26 más a familias de zona rural

El SalvadorLa Prensa Gráfica, El Salvador 24 de mayo de 2023

El costo por alimentarse en la zona rural, donde vive la mayoría de las familias con menos ingresos, sigue su tendencia alcista. En abril, la canasta básica rural cerró en $190.09, lo que equivale a un aumento de $26.16 en relación con el mismo mes de 2022 y $1.36 adicional en comparación con marzo de este año, según cifras oficiales.

Karla Alfaro
El costo por alimentarse en la zona rural, donde vive la mayoría de las familias con menos ingresos, sigue su tendencia alcista. En abril, la canasta básica rural cerró en $190.09, lo que equivale a un aumento de $26.16 en relación con el mismo mes de 2022 y $1.36 adicional en comparación con marzo de este año, según cifras oficiales.
La Oficina Nacional de Estadísticas y Censos (ONEC) detalló que este es el cuarto incremento de la canasta en esta zona, mientras que la urbana sigue bajando.
El mes pasado, las familias del área urbanas pagaron un promedio de $247.78 por su comida, un $1.30 menos que en marzo.
Este es el segundo mes consecutivo que la canasta básica urbana registra una baja, sin embargo, en comparación con abril de 2022, se mantiene $23.92 más cara.
Las estadísticas de la ONEC indican que la canasta básica rural aumentó por un mayor costo de las tortillas y las grasas. Mientras que el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) en la zona urbana bajó por la disminución que registró la ración del pan, arroz y las carnes.
El componente de alimentos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de El Salvador se ha mantenido muy alto pasando del 12.2 % en enero de 2023 a 10.4 % en abril.
Apoyado con datos de la más reciente encuesta sobre la microecononía de los salvadoreños de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), el economista Luis Membreño comenta que los salvadoreños, en promedio, destinan casi la mitad de sus ingresos para adquirir alimentos.
"Hay una parte importante de la población para la que su inflación es mayor que el 5.4 % que establece el IPC. Si alguien consumió el 80 % de sus ingresos en alimentos, su inflación de abril fue realmente de 8.3 %. Es por ello, que una buena parte de los encuestados indican que han tenido que cambiar sus hábitos de consumo, han tenido que dejar de comprar los alimentos más caros como la carne y han tenido que prescindir de ir a restaurantes o de gastar en diversiones", expone en un artículo de opinión publicado en LA PRENSA GRÁFICA.
Según el informe socioeconómico del Observatorio de Políticas Públicas de la UFG, en dos años, la división de alimentos y bebidas no alcohólicas se elevó un 22.4 % en El Salvador.
En abril de 2022, la variación interanual fue de 10.9 %, mientras que en abril de este año fue del 10.4 %. Estos datos casi duplican la inflación acumulada a abril en dos años que fue de 12.3 %.
La universidad indicó que, en 2022, la tasa de inflación llegó a 7.3 % anual en 2022, la más alta en 25 años y bajó a 5.4 % en abril de 2023. Asimismo, explico que gran parte de la inflación es importada, debido a los altos precios de los combustibles, las materias primas y productos intermedios.
La alta disponibilidad de recursos por remesas, crédito interno y política expansiva del sector público, también han incidido, indica ese centro de estudios.
"Si alguien consumió el 80 % de sus ingresos en alimentos, su inflación de abril fue realmente de 8.3 %. Es por ello, que una buena parte de los encuestados indican que han tenido que cambiar sus hábitos de consumo".
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela