Jueves, 18 de Julio de 2024

Haka

UruguayEl País, Uruguay 19 de septiembre de 2023

Algunos lo ven como un teatro deportivo, otros creen que le da a los All Blacks una ventaja real.

Llegó el mundial de rugby de Francia. Poco importa si uno entiende de rugby o no, Los Teros, nuestra selección casi amateur-devenida en profesional recientemente, se ha ganado un lugar en nuestros corazones. Pero también está el cariño que ha inspirado Sudáfrica a todo aquel vio la película Invictus, o la estima que genera el equipo galés.



Y además, no hay Cristo que no se detenga a ver el baile de los neozelandeses al inicio de cada partido. Hay varios equipos que tienen un ritual, pero el haka se ha hecho conocido como símbolo de los All Blacks.



El haka tiene sus raíces en un ritual maorí, una tribu milenaria del archipiélago. Los guerreros de esta tribu solían hacer una danza especial antes de ir a cualquier batalla. La primera fue compuesta por 1820 y recibió el nombre de Ka Mate. La leyenda dice que el pueblo venía de sufrir una dolorosa derrota en una batalla y esta danza está dedicada a la vida.



La selección neozelandesa adoptó el haka como su himno en 1888 y desde entonces la entona siempre antes de los partidos, volviéndose una marca del equipo. Los All Blacks mantuvieron la composición original durante más de 100 años, hasta 2005, cuando previo a un partido contra la selección de Sudáfrica sorprendieron con una nueva versión de su famoso himno, al cual titularon Kapa O Pango. Esta nueva versión buscó incluir a las diversas culturas que hay hoy en día en el país.



Durante mucho tiempo se ha debatido sobre cuánto ayuda el haka a conseguir la victoria. Algunos lo ven como un teatro deportivo, otros creen que le da a los All Blacks una ventaja real por la presión psicológica que ejerce sobre el rival.



Pero parecería que no es (solo) mental, sino que la ventaja se basa en algo mucho más simple. Estudios de la Universidad de Australia y de Queensland demostraron que la danza le da beneficios físicos a los jugadores. Según estos estudios, el ritmo cardíaco que alcanzan los jugadores mientras realizan el haka es sorprendente, llegando a más del 90% de su ritmo cardíaco máximo. Por ende, los jugadores tendrían una ventaja sobre sus rivales, ya que les permite mantener los beneficios del calentamiento, mientras que los otros están quietos y observan. Más temperatura muscular, implica que los músculos estén listos para ejercitarse más rápido, y así es que los All Blacks consiguen su ventaja.



Varios equipos han tomado diferentes medidas al momento del haka, como no verlo o desafiarlos avanzando sobre ellos mientras lo hacen, pero muchas fueron vistas como irrespetuosas de la cultura detrás de la danza. Pero además fue poco eficaz, el resultado de esos partidos no fue bueno para los que desafiaron al haka. Posiblemente la reacción terminó motivando a los All Blacks a jugar mejor. Por eso, según el estudio, la mejor manera de evitar el impacto de la danza de guerra es que los jugadores rivales se mantengan abrigados durante el haka. Eso significa que los neozelandeses perdería el beneficio de esa ventaja de calentamiento, a menos en lo físico.



De todas maneras, no hay que atribuirle solo al haka el enorme desempeño de los All Blacks. Sería muy simplista verlo de esa forma y no reconocer que son, simplemente, de los mejores del mundo.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela