Lunes, 17 de Junio de 2024

Estudiar y trabajar: la variada oferta de opciones para los jóvenes que buscan generar sus propios ingresos

ChileEl Mercurio, Chile 19 de septiembre de 2023

A las alternativas más tradicionales, como clases y ayudantías, se suman ahora empleos a tiempo parcial en el retail , el bodegaje, las encuestas y los cuidados de adultos mayores.

Paulina Boffi tiene 22 años y es alumna de Periodismo en la Universidad de los Andes. Pero no va solo a estudiar a esa casa de estudios: también trabaja como monitora de actividades organizadas por la misma universidad, lo que le permite generar sus propios ingresos con los que paga parte de su carrera. Adicionalmente, los fines de semana sigue activa y vende ropa en un local establecido en la comuna de Pudahuel.
Paulina cuenta que constantemente busca ofertas de trabajo que se adapten con sus tiempos académicos, ya que las labores a tiempo parcial son una forma eficiente de ganar dinero para sus distintos gastos.
El caso de Paulina no es aislado. Según los datos de SOS Group, empresa dedicada a promover ofertas laborales, servicios transitorios y outsourcing , el 17% de los jóvenes que cursan educación superior realizan algún trabajo temporal. Y entre quienes lo hacen, el promedio es de 16 horas semanales, principalmente centrados en los días sábado y domingo.
Juan Pablo Swett, socio de esta empresa -quien también fundó Trabajando.com y presidió la Asociación de Emprendedores-, cuenta que las principales motivaciones que tienen los jóvenes para trabajar son tres: pagar sus estudios, comprar productos de su interés (como artículos de tecnología) y viajar.
Swett relata que habitualmente buscan trabajar con horarios flexibles, para así poder compatibilizar sus estudios con estas responsabilidades. Por lo mismo, es muy raro que opten por trabajos a tiempo completo, considerando que sus horarios educativos son extensos y variados.
UWork es una plataforma nacida en 2017 con la idea de ofrecer trabajos esporádicos y adaptables en horario a jóvenes que cursen carreras de educación superior. Desde su fundación, han vinculado a más de 5.000 jóvenes de siete instituciones educativas con 160 organizaciones y empresas, como el Banco Santander, la Sofofa o la Fundación Las Rosas, entre otras, tanto en Santiago como en regiones.
El problema de las mallas rígidas
La gerente general de UWork, Paula Lopes de Oliveira, cuenta que Chile está atrasado respecto de otros países tanto en la oferta como en el volumen de jóvenes que cursan educación superior y trabajan. "En Estados Unidos o Brasil es muy normal que los estudiantes salgan a trabajar muy tempranamente, porque forma parte de su formato de vida, pero en Chile la malla curricular es muy inflexible".
Un dato atractivo que entrega esta empresa es que la mayoría de quienes postulan a dichos trabajos son mujeres: 57% versus el 43% de hombres. Lopes de Oliveira relata que muchos jóvenes participan siendo monitores de actividades de universidades o empresas, aunque también las tareas en call centers son muy demandadas.
Fuera de estas opciones, se observa una amplia oferta en cuidado de adultos mayores, apoyo en salas de clases en colegios y labores administrativas en empresas o bodegas.
Desde la Pontificia Universidad Católica, la jefa del Centro de Desarrollo Profesional, Javiera Videla, y la directora de Desarrollo Estudiantil, Loreto Campos, coinciden en que las ayudantías de cátedra o colaboraciones para investigación siguen siendo alternativas muy concurridas. Pero también las clases particulares y las gestiones administrativas, como trabajos en bibliotecas o en oficinas, y la participación en ferias internas.
Como contraparte, desde Mercado Laboral UC agregan que muchos de sus estudiantes optan por trabajos en el comercio, faenas como garzones y en el levantamiento de encuestas. A nivel de carreras, Mercado Laboral UC enumera que Ingeniería Civil, Derecho, Humanidades, Comunicaciones e Ingeniería y Comercial son las áreas desde donde hay mayor número de postulantes.
Niveles de remuneraciones
De acuerdo con las cifras de SOS Group, los jóvenes que trabajan en promedio 16 horas semanales pueden obtener ingresos de entre $240 mil y $320 mil líquidos por mes. "Lo mejor de trabajar es que me da las herramientas para desenvolverse en el futuro laboral, pero ahora obtengo mis propios ingresos", dice Paulina Boffi.
Videla reafirma lo anterior. "Los estudiantes que tienen mayor acercamiento al mundo del trabajo, sea dentro o fuera de la universidad, tienen una ventaja al momento del egreso, pues han desarrollado la responsabilidad, la organización para compatibilizar distintas áreas y la empatía", comenta.
Los autores son estudiantes que integran el Laboratorio de Contenidos Periodísticos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de los Andes.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela