Miércoles, 29 de Mayo de 2024

¿Quién empacó tu paracaídas?

ColombiaEl Tiempo, Colombia 3 de octubre de 2023


Juan Carlos Quintero Calderón
¿Qué pasaría si un bólido de fórmula uno llega a los boxes y no está disponible el juego de llantas para que durante el Pit Stop se cambien los neumáticos? Probablemente, pierda tiempo, y como consecuencia, quede en los últimos puestos de la clasificación, a lo mejor, porque el de logística se le pasó llevar unas ruedas adicionales


Juan Carlos Quintero Calderón
¿Qué pasaría si un bólido de fórmula uno llega a los boxes y no está disponible el juego de llantas para que durante el Pit Stop se cambien los neumáticos? Probablemente, pierda tiempo, y como consecuencia, quede en los últimos puestos de la clasificación, a lo mejor, porque el de logística se le pasó llevar unas ruedas adicionales. ¿Qué sería del tenista que en la final del campeonato rompe su raqueta y no tiene una de repuesto? La razón, a la persona de compras se le olvidó hacer el pedido. Estas curiosas situaciones son una realidad muy común en el ámbito corporativo, más de lo que la gente cree, porque erróneamente, tendemos a creer que quienes importan en las empresas, deportes o en cualquier ámbito son quienes suben al pódium, reciben los aplausos o salen en la portada de las publicaciones de redes sociales. Y la verdad, es que quienes están detrás de los protagonistas muchas veces así lo piensan, se creen menos o poco relevantes para el éxito de sus marcas, y usan frases despectivas para referirse a su propio trabajo. Estoy generalizando, pero en muchos casos existe una especie de envidia o de resentimiento porque esas personas no salen en la foto, sin embargo, otra minoría, muy valiosa, está tan comprometida que se alegra de ver a su gente brillar, inclusive algunos llegan a sentir que, literalmente, le salvaron la vida a sus líderes, tal como lo narra la historia del piloto Joseph Charles Plumb, quien luego de ser derribado en un combate, sobrevive, es capturado y permanece seis años cautivo del enemigo. Ya en libertad, en alguna ocasión Plumb estaba cenando y alguien se le acerca para validar que efectivamente fuera el piloto sobreviviente y luego le dice: "Yo fui quien empacó tu paracaídas el día que te derribaron y veo que te sirvió". Una vez en casa, el aviador pensó en la cantidad de veces que habría visto a ese joven sin haberle, en muchos casos, dirigido el saludo, a pesar de que esa persona duraba horas y horas empacando su paracaídas. Por eso, en una empresa, equipo deportivo o de trabajo, todos los integrantes son igual de importantes, porque cada uno es como una importante pieza de relojería que hace que todo el engranaje se mueva armónicamente para medir el tiempo. Así que, independientemente de la posición que ocupas, convéncete del valor que aportas para lograr el éxito de tu equipo o corporación, y sí, convéncete, y luego celebra el triunfo porque sólo tú sabes cuánto tiempo duraste empacando el paracaídas.
CEO & Founder Gestión de Marketing.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela