Jueves, 18 de Julio de 2024

Todo paso es un avance

UruguayEl País, Uruguay 21 de noviembre de 2023

La gira de Lacalle Pou por China prevé numerosos contactos. Uruguay intentará sacar de ellos el mejor provecho para abrir mercados, promover la inversión e impulsar la economía y el desarrollo.

Una semana de intensa actividad está teniendo la delegación uruguaya que viajó a China junto al presidente Luis Lacalle Pou.



El objetivo del gobierno es amplio y ambicioso y apunta a avanzar en su estrategia de lograr más apertura en el intercambio comercial con China, hoy el principal cliente de nuestro país. La agenda oficial prevé numerosos contactos. Uruguay intentará sacar de ellos el mejor provecho para abrir mercados, promover la inversión e impulsar la economía verde y el desarrollo digital con el país asiático. Está previsto no solo que se encuentren los presidentes Lacalle Pou y Xi Jinping en Beijing, sino una serie de actividades que tendrá a toda la delegación ocupada.



Además de algunos ministros y jerarcas de gobierno, también viajaron 45 empresarios de distintas cámaras y asociaciones, entre ellos Julio César Lestido de la Cámara de Comercio. Esto demuestra la seriedad con que el país entero, y no solo el gobierno, encara la necesidad de profundizar sus relaciones comerciales con China.



Como bien dijo a El País Ignacio Bartesaghi, profesor en la Universidad Católica y experto en relaciones internacionales, que también viajó: "China ya es casi una política de Estado para Uruguay, por la importancia que se le da. Para nuestro país es muy bueno conversar con los principales líderes mundiales. Luego de la entrada a la democracia, todos los presidentes uruguayos han visitado China". Para dejar en evidencia la importancia que el gobierno da a este viaje, además del presidente, viajaron los ministros Omar Paganini de Relaciones Exteriores, Azucena Arbeleche de Economía y Finanzas, Elisa Facio de Industria, Energía y Minería y Fernando Mattos de Ganadería, Agricultura y Pesca. También fue gente Uruguay XXI.



Si bien este es un viaje que se viene planificando hace tiempo, y se suma a una estrategia muy proactiva de Uruguay por abrirse al mundo (hace apenas semanas Lacalle Pou estuvo en Washington con el presidente norteamericano Joe Biden), es el primer viaje que Paganini hace en su nueva función de canciller. De todos modos, por su rol anterior como ministro de Industria y Energía, en el cual se movió con gran destreza y con objetivos bien definidos, no llega a China como un novato. Sabe muy bien dónde está parado.



Es que la estrategia del gobierno es la de insistir, mostrar, abrirse y dejar una huella en cada lugar que visita, cada cumbre a la que asiste, cada encuentro que se realiza.



Días pasados el subsecretario de Relaciones Exteriores, Nicolás Albertoni hizo una brillante presentación ante el Club Uruguayo Británico, en la que explicó dónde estaban los nudos, dónde las posibilidades, cómo había que mirar hacia adelante y cuál debía ser la estrategia de Uruguay para abrirse a más y mejores mercados.



Lo que quedó claro es que no era fácil y exige un enorme y tenaz esfuerzo. Es un proceso que involucra a dos partes: un 50% es todo el trabajo que haga Uruguay, el otro 50% es el interés que muestre la otra parte. A ella hay que persuadirla y convencerla de las ventajas de considerar a Uruguay. Na-da de eso es fácil. La otra parte tiene su propia agenda, sus intereses y sensibilidades y no necesariamente tiene las mismas urgencias que nuestro país.



Estar, darse a conocer, convencer es lo que ha estado haciendo el gobierno desde que asumió. El presidente Lacalle Pou se lo tomó como un desafío personal: no ceder un milímetro en ese terreno.



Se acepta que no es fácil, se sabe que toma tiempo, se entiende que es probable que mucho de ese trabajo y ese esfuerzo volcado en estos años, no muestre resultados en lo inmediato. Que la cosecha sea mucho más adelante. Un buen gobierno es precisamente el que mira más allá de su período, de los años que le toca estar al frente. Inicia tareas cuyos resultados verán otros.



Por eso, la política exterior del gobierno ha sido precisa, firme e incansable. Necesita abrir ya mismo los caminos.



Hoy se reúne con Xi Jinping, ayer con Biden, anteayer con Macron y mañana será con otro. Apuesta a la modernización del Mercosur, mira al Pacífico, no descuida Estados Unidos, apresura el acuerdo con la Unión Europa, piensa en el Reino Unido y apuesta a ensanchar su comercio con China que tanta importancia tiene para Uruguay.



En los próximos días se sabrá más de los resultados de tantas reuniones con empresarios, en universidades, con jerarcas así como de la reunión entre ambos presidentes. Todo paso que se de, todo escalón que se suba es siempre un avance.



La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela