Sábado, 24 de Febrero de 2024

Una de cada cinco especies migratorias se encuentra en peligro de extinción

ChileEl Mercurio, Chile 13 de febrero de 2024

Además, casi la mitad de ellas presenta un declive preocupante de su población; esto incluye animales icónicos como aves cantoras, tortugas marinas, ballenas y tiburones.

La pérdida de hábitat, la caza y pesca ilegal, la contaminación y el cambio climático son algunas de las amenazas que ponen en peligro la subsistencia de las especies migratorias en el planeta, algunas icónicas, como las tortugas marinas, las ballenas y tiburones, o los elefantes, mariposas y aves cantoras.
Como resultado de esto, una de cada cinco de estas especies se encuentra en peligro de extinción y casi la mitad (44%) de ellas presenta una tendencia decreciente de su población. Así lo advierte un informe divulgado este lunes por las Naciones Unidas, y que considera datos de casi 1.200 de estos animales, incluidos en la Lista Roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza, entre otras fuentes.
La situación es mucho peor en los ecosistemas acuáticos, alerta el documento, ya que el 97% de los peces migratorios incluidos en la Convención sobre la Conservación de Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS) se encuentran en peligro de extinción. "Esto es dramático. Este informe es un llamado a la acción y a tomar conciencia de que todo lo que les ocurre a estas especies va a terminar afectando a los humanos", enfatiza Guillermo Luna, académico de la Facultad de Ciencias del Mar de la U. Católica del Norte y director alterno del Centro de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (Esmoi).
Por ello, "el informe concluye que el estado general de conservación de las especies migratorias se está deteriorando", lamenta en el documento Amy Fraenkel, secretaria ejecutiva de la CMS. "Las necesidades de conservación y las amenazas a las que se enfrentan las especies migratorias deben abordarse con más eficacia, a mayor escala y determinación".
Acción humana
Las especies migratorias necesitan hábitats específicos según el momento de su ciclo vital; por ello, a veces se trasladan miles de kilómetros. "Estas son especies que se mueven por todo el planeta, para alimentarse y reproducirse; y también necesitan lugares donde descansar por el camino", dijo Kelly Malsch, autora principal del informe, en su presentación en Uzbekistán.
El problema es que la pérdida de hábitat u otras amenazas pueden suponer un descenso en su población. "La migración es esencial para algunas especies. Pero en ese desplazamiento puede haber amenazas que requieren de intervenciones para no poner en peligro estas poblaciones", explica Carlos Valeris, biólogo e investigador posdoctoral del Centro Internacional Cabo de Hornos (CHIC).
Las principales amenazas a las que se enfrentan las especies migratorias son por causa humana, según la ONU: tres de cada cuatro especies se ven afectadas por la pérdida de hábitat y siete de cada 10 se ven afectadas por la sobreexplotación, que incluye la matanza intencional de especies mediante la caza o el envenenamiento, así como la captura incidental.
A nivel global, aunque el 49% de los sitios ya identificados como claves están sujetos a cierto nivel de protección, muchos aún no han sido siquiera cartografiados. "Muchas áreas ya identificadas como importantes para las especies migratorias aún no están completamente protegidas o conservadas a nivel nacional o internacional", se lee en el documento.
Por ejemplo, se menciona el caso del salar de Huasco, en la Región de Tarapacá, considerado un área clave para la biodiversidad del flamenco andino ( Phoenicoparrus andinus ), el flamenco de Puna ( Phoenicoparrus jamesi ) y el flamenco chileno ( Phoenicopterus chilensis ). "Si bien el salar de Huasco se superpone con un área protegida designada, solo se estima que el 7% está cubierto por el parque nacional", dice el informe.
Otras amenazas críticas para las especies migratorias son la contaminación lumínica y acústica, el cambio climático y las especies invasoras.
La urgencia de actuar para proteger y conservar estas especies es aún mayor si se tiene en cuenta el papel que desempeñan en el mantenimiento de diferentes ecosistemas, agrega Valeris. "Cumplen diferentes roles a nivel ambiental, en polinización, control de especies nocivas; incluso en términos culturales para algunas poblaciones y en su sustento. Lo que les pase a ellas va a repercutir en nosotros".
También son un indicador de la salud ambiental y del cambio climático, dice Luna. "Al modificar sus patrones de migración, permiten identificar alteraciones en el ambiente", señala, y agrega que junto con potenciar medidas a nivel local, este informe enfatiza la necesidad de fomentar la cooperación entre países.
Entre las medidas más importantes se encuentran redoblar los esfuerzos para luchar contra la captura ilegal y reducir las incidentales; así como identificar los sitios clave para las especies migratorias y tomar medidas para protegerlos.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela