Sábado, 20 de Abril de 2024

Sapphire Howell, del rezo al gozo

MéxicoEl Universal, México 3 de abril de 2024

CIUDAD DE MÉXICO, abril 3 (EL UNIVERSAL)

CIUDAD DE MÉXICO, abril 3 (EL UNIVERSAL).- La modelo erótica Sapphire Howell pasó de ser criada en un hogar cristiano y conservador, a ser modelo de Playboy, exactriz porno y generar millones con su cuenta de OnlyFans.



La bella joven de 26 años comentó que si bien creció en una familia apegada a una religión tradicionalista, también gozó de cierta libertad por el apoyo de su madre.



"Crecí menonita y esa es una religión cristiana bastante estricta... Era bastante religioso, pero mi madre también es la única persona en la familia que estaba abierta. Así que tengo a la mamá genial que era como: 'Haz lo que quieras'", recordó Sapphire.



Antes de modelar para Playboy, había trabajado como stripper y, más tarde, como actriz porno en 2015, a los 18 años de edad.



"Mi madre ha luchado con una enfermedad mental, y nosotros crecimos en la pobreza, así que conseguí un trabajo a los 15 años.



"Mi impulso siempre ha estado allí para sobrevivir y mantener a mi familia y eso realmente me ayudó a superar mi carrera. Quiero que la gente sepa que no lo hice solo porque tenía ganas de hacerlo. Lo hice como supervivencia", confesó la rubia a Daily Mail.



El modelaje también le mostró un mundo lleno de diversión, como reconoció a Playboy Latam: "Antes del modelaje, mi vida era muy aburrida. El modelaje abrio? la puerta a los viajes, a conocer personas u?nicas y participar en eventos especiales".



"Me encanta viajar y absorber las culturas de otros pai?ses. Tambie?n me encanta la jardineri?a, aunque puede que no se me de? tan bien. Me apasiona seguir las tendencias y hacer crecer mi propia marca tanto como sea posible.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela