Sábado, 20 de Julio de 2024

La dura realidad de la selección de México a sólo dos años de ser anfitriona de un Mundial

ArgentinaLa Nación, Argentina 7 de julio de 2024

Jordi Cortizo y Alexis Vega representan la cara de la frustración después del mal paso de México en la Copa América; el seleccionado azteca rescató solo 4 puntos en su grupo (terminó tercero) y apenas hizo un gol Cielito lindo, de Quirino Mendoza y Cortés, históricamente se entonó dentro y fuera de los estadios para realzar el orgullo de ser mexicano, aunque en los últimos tiempos el "Canta y no llores" del estribillo parece haber virado hacia la resignación debido a los sucesivos fracasos de la Selección

Jordi Cortizo y Alexis Vega representan la cara de la frustración después del mal paso de México en la Copa América; el seleccionado azteca rescató solo 4 puntos en su grupo (terminó tercero) y apenas hizo un gol



Cielito lindo, de Quirino Mendoza y Cortés, históricamente se entonó dentro y fuera de los estadios para realzar el orgullo de ser mexicano, aunque en los últimos tiempos el "Canta y no llores" del estribillo parece haber virado hacia la resignación debido a los sucesivos fracasos de la Selección. Infaltable y fiel en los mundiales, la hinchada del Tri, una de las más multitudinarias y coloridas del planeta, no ha sido correspondida con resultados, ya que el seleccionado azteca pasó de perseguir como principal objetivo el famoso quinto partido que los dejara a la expectativa de pelear por el título a quedar directamente eliminados en la etapa de grupos en Qatar 2022, certamen en que sus chances comenzaron a sentenciarse con la derrota por 2 a 0 ante Argentina en Lusail.

Con ese envión negativo también se quedó sin avanzar a los mata-mata en la actual Copa América 2024 tras no poder sortear una zona, a priori accesible, con Ecuador, Jamaica y Venezuela. Impacto y desolación, a tan solo dos años de ser una de las sedes del próximo Mundial de la FIFA. La decepción de un hincha mexicano, en el partido ante Ecuador en la Copa América, que determinó la eliminación del conjunto de Jaime Lozano

Los ecos de un nuevo y resonante traspié se hicieron sentir. "Lamentable la crisis del fútbol mexicano… No sirve de nada haber jugado mejor que Venezuela y Ecuador… Ellos juegan la próxima semana. Tú te vas a casa…", se descargó el influyente periodista David Faitelson. "A estos muchachos les importa más los tatuajes y qué carros van a comprar o quién tiene la novia más guapa. Tienen dinero y fama pero están huecos por dentro, y como muestra, míralos en la cancha", dijo, sin bozal, el histórico arquero Jorge Campos.

"No tenemos que tener miedo a la palabra fracaso porque al final de cuentas, fracasar es estar en el intento" , suavizó ante Olé Miguel "Piojo" Herrera, ex seleccionador azteca. "Termina nuestra participación en América. Un torneo que nos ha permitido empoderar a nuevos jugadores y que nos deja enseñanzas valiosas en este camino rumbo a nuestro Mundial en casa. Seguiremos trabajando duro para consolidar la mejor selección posible de cara al 2026 y darles los resultados que merecen. Nadie dijo que el camino sería fácil", fue el comunicado oficial de la Selección tras un nuevo fracaso, esta vez en el torneo al que accede como invitado de Conmebol y del que fue subcampeón en 1993 y 2001. Otras épocas, otro protagonismo. Santiago Giménez, el hijo del argentino Christian "Chaco" Giménez, cuando se consumó la eliminación temprana en la más reciente Copa América

En México reconocen que el principal problema es la falta de un diagnóstico certero, pero se llegan a identificar algunas de las que pueden ser las causas por las que la Selección lleva varios años sin destacarse internacionalmente y se vislumbra un panorama gris tirando a oscuro de cara a la Copa del Mundo en que México será sede por tercera ocasión, salvo que esta vez lo hará junto a Estados Unidos y Canadá.

Para al menos intentar explicar las razones de un nuevo fracaso y a la vez tratar de enderezar el rumbo de la Selección, se convocó en la semana posterior a la eliminación de la Copa América a una Asamblea de Dueños de la Liga MX en la sede de la Federación Mexicana de Fútbol. Sí, dueños, no dirigentes, y éste es un matiz no menor que distingue a un fútbol muy particular, donde se es dueño de un "equipo", bajo el formato conocido como Sociedad Anónima Deportiva y sin ninguna función social, y no de "club". Equipos, que sin importar su afición, pueden ser relocalizados, como sucedió alguna vez con dos históricos de la Ciudad de México: Necaxa mudó su localía a Aguas Calientes y Atlante a Cancún. Otros directamente han desaparecido, como Monarcas Morelia, Correcaminos y Zacatepec. La serie de Netflix Club de Cuervos, con drama y comedia, termina dando una idea muy aproximada de la dinámica del fútbol mexicano.

La crítica de Martino al fútbol mexicano

México ya no es el dominador absoluto de la Concacaf. Su último título fue la Copa Oro 2023, pero ese mismo año fue tercero en la Liga de Naciones y segundo en 2024. Y esas competencias no le dan el roce y nivel suficientes para competir con aspiraciones en torneos de mayor jerarquía, tampoco el hecho de tener una liga millonaria y el poder contratar para la Selección a cualquier entrenador del mundo, sea cual fuere su nombre. En las últimas dos décadas, el grueso de las críticas estuvieron direccionadas a la elección del técnico, que si debía ser extranjero o mexicano. Y en ese sentido, desde algunos sectores se les cayó duramente a los argentinos Ricardo La Volpe, Gerardo Martino y Diego Cocca, pero también en el medio recibió duras críticas el profesor colombiano Juan Carlos Osorio.

"He sido tajante en que me gusta que los directores técnicos de la selección mexicana sean mexicanos. Hemos tenido de otras nacionalidades, como argentinos, colombianos, yugoslavos como Bora Milutinovic. No es eso, simplemente que a mí me gusta tener referencias y las referencias las he tenido con los españoles, los alemanes, los brasileños, los argentinos. Yo nunca había pensado que tanto Brasil como Argentina podían aceptar a un técnico que no sea de su nacionalidad. Y a mí eso me gusta, que las selecciones grandes siempre han conservado gente propia, nativa de allí. Una selección es tan valiosa y tan importante que como mexicano quiero parecerme a esas potencias", fue el análisis de la leyenda Hugo Sánchez, el jugador más importante de la historia de México y ex DT de la Selección, durante una entrevista con LA NACION en 2023. Hugo Sánchez, el mejor jugador mexicano de la historia, tiene su propio documental en Star+ y habló con LA NACION sobre su carrera

"Mucha gente dice que el técnico de la Selección tiene que ser mexicano y yo tampoco creo que deba ser así. Tiene que ser un técnico capaz y que pueda hacer crecer a la Selección mexicana", disiente ante LA NACION Alberto García Aspe , ex compañero de Sánchez en aquella selección del 93 y que también tuvo un breve paso por River en 1995. Al Tri lo dirige el mexicano Jaime Lozano, de 45 años y que en su currículum tiene el haber llevado a la selección sub 23 a conquistar bronce panamericano en 2019 y bronce olímpico en Tokio 2020. Tras el fracaso en la Copa América, donde cosechó una victoria, una derrota y un empate, verbalmente le han asegurado la continuidad hasta el próximo Mundial. Cuentan que mucho tiene que ver en esto la opinión de los propios futbolistas. "Pesa demasiado para ver quién es el técnico", sostiene Juan Martín Montes. Jaime Lozano le da indicaciones a Gerardo Arteaga; al DT de México se le renovó la confianza pese a los malos resultados

Tuvo la oportunidad de despegar México, cuando su muy fuerte y competitivo seleccionado sub 23 que contaba con Héctor Herrera y Raúl Jiménez se coronó campeón olímpico en Londres 2012, tras vencer al Brasil de Neymar, Thiago Silva, Alexandre Pato, Marcelo y Hulk. "Ellos juegan con tres volantes de recuperación ¿por qué? ¡Porque nos respetan, carajo, porque saben que no nos pueden dejar jugar, porque saben que somos un equipo fuerte!", arengó en el vestuario de Wembley el entrenador Luis Fernando Tena.

Esa tarde, los dos goles de Oribe Peralta sirvieron para darle a México su máxima conquista a nivel mundial, pero lo que podía haber sido una plataforma de consolidación terminó siendo el principio de la crisis que hoy padece, ya que cuando hubo que profundizar en la formación de nuevos talentos se priorizó el aspecto económico y progresivamente cayó el nivel futbolístico de una selección que solía ser protagonista. "Es que dejaron de trabajar en las fuerzas básicas", explica Alberto García Aspe, quien da pistas de que el principal problema no es la nacionalidad del entrenador, sino el material con el que cuenta y el ecosistema donde se desarrollan esos futbolistas, que es principalmente la Liga MX, que tuvo un crecimiento económico del 213% durante los ejercicios 2021-2022 y 2022-2023.

"El hecho de que haya un mercado económicamente poderoso afecta a la selección porque muchos jugadores son vendidos aquí en México. Si a un equipo como el Pachuca el América le ofrece 10 millones de euros cuando la única opción en Europa es un Sevilla que ofrece la mitad, es lógico que se venda aquí. El problema es que no existe calidad de jugadores que sobrepasen esas cifras medianas como para que llegue el punto en que ningún equipo mexicano pueda acceder a esos números", analiza para LA NACION Juan Martín Montes, de Fox Sports. "El mercado de México está muy inflado. Jugadores que afuera no valdrían uno o dos millones de dólares por acá los pagan seis u ocho millones y eso complica la exportación de futbolistas", coincide su colega Brian Sales, de Análisis Puma.

"El jugador mexicano está sumamente cómodo en la Liga MX y no tiene la necesidad de los argentinos o brasileños que tienen más hambre futbolística. Que les paguen tan bien hace que se quieran quedar en México y no quieran ir a ganarse un lugar en Europa. Se necesita algo o alguien que haga sacudir esto y entendamos que lo más importante no es la plata. Y esto de que llevamos un equipo B es una farsa, somos un equipo B y llevamos un equipo C", resumió Daniel Ancheyta, de ESPN. La selección mexicana fue "local" en la Copa América de los Estados Unidos; sin embargo, quedó eliminado en primera rueda

Ese "equipo C" que llevó México a la Copa América fue la cuarta selección con menos jugadores en Europa de los 16 selecciones participantes de la Copa América. De los convocados, solo actúan en el viejo continente Jorge Sánchez (Porto), Cesar Montes (Almería), Johan Vázquez (Genoa), Edson Álvarez (West Ham) y Santiago Giménez (Feyenoord). Jamaica, en su lista de 26, llevó 16 jugadores que militan en Europa, Ecuador, 10 y Venezuela, nueve . Ninguno de los futbolistas aztecas hoy compitiendo en Europa está cerca de la jerarquía y logros obtenidos por Hugo Sánchez, multicampeón e ídolo de Real Madrid, o Rafa Márquez, que conquistó dos Champions League con Barcelona. Se les acercó por constancia Andrés Guardado, con buenos pasos por Deportivo La Coruña, PSV y Betis y nunca terminó de explotar su talento en Europa Carlos Vela, con un recorrido que incluyó Arsenal, Salamanca, Osasuna, West Bromwich y Real Sociedad. Tampoco pudo consolidarse como una estrella de elite Javier "Chicharito" Hernández, de pasos por Manchester United, Real Madrid, Bayer Leverkusen, West Ham y Sevilla.

La Liga MX a la que vuelven rápido los futbolistas mexicanos que no se adaptan al fútbol europeo consta de 18 equipos y se ha estancado en su nivel. Con el objetivo de rescatar a varios clubes de la Liga de Ascenso que atravesaban complicadas situaciones financieras, en 2020 se creó la Liga Expansión MX, que hoy cuenta con 15 equipos, y se suspendieron ascensos y descensos por el período de seis años, aunque trascendió que la Liga MX planea eliminar ascensos y descensos definitivamente y tener un campeonato de 28 equipos y multiplicar las posibilidades de generar ganancias luego del Mundial 2026. Según un informe publicado por W Deportes, tener un equipo en la Liga MX cuesta unos 120 millones de dólares.

"Fue una de las peores decisiones de la pandemia y eso convirtió al torneo mexicano en un torneo mediocre. Hay dos o tres equipos que pueden ganar la Liga, los que tienen más dinero e invierten, y a los demás no les interesa en lo más mínimo", enfatiza García Aspe. "Hay razones que tienen que ver con la calidad del dinero de quienes quieren invertir en el fútbol de México como para abrir el ascenso", apunta Juan Martín Montes, de Fox.

La Liga MX tiene 169 futbolistas extranjeros, representando el 34.9 % del total de los que completan los planteles. Se permiten nueve por equipo y siete a la vez pueden salir a la cancha. De la media sobresalen el veterano francés André-Pierre Gignac, que enfrentó a River en la final de la Copa Libertadores 2015 con Tigres, o el español Sergio Canales, el ex Real Madrid y Betis que viste la camiseta de Rayados de Monterrey. Desde algunos sectores de la prensa mexicana exigen reducir el cupo de foráneos, que el torneo se juegue sin la tradicional liguilla, recuperar los ascensos y descensos y, si se van a contratar entrenadores extranjeros, que sean los mejores en categorías formativas.

"No es el caso de Rayados, ¿pero cuánto importa que América salga campeón del torneo y no aporte a selección porque sus figuras son extranjeras? No me parece algo relevante para el torneo de México o la MLS", criticó sobre donde están puestas las energías y el dinero Tata Martino, entrenador de Inter Miami, y reabrió la herida tras la eliminación del seleccionado que dirigió en Qatar.

"En términos de liga, que es lo que a mí me toca, lo que tenemos es una gran capacidad de generar jugadores mexicanos jóvenes a la selección. Yo estoy para generar las mejores condiciones de competencia a los clubes, incluyendo, como hoy, las mejores condiciones para que los jóvenes la sigan y para que también tengamos recursos adicionales para que los clubes los inviertan", le salió al cruce Mikel Arriola, presidente de la Liga MX. Alberto García Aspe con Gabriel Batistuta, en la final de la Copa América 1993

Lejos de una evaluación profunda del torneo doméstico, las autoridades del fútbol mexicano, que en el pasado accedieron a disputar la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, han decidido asociarse con la MLS para atraer más dinero de ese mercado, sabiendo que una multitud de compatriotas con potencial de consumo viven en Estados Unidos, aunque siempre cediendo en lo deportivo. Un ejemplo reciente es la Leagues Cup, cuyo último campeón es Inter Miami de Lionel Messi. Se trata de un torneo que nuclea a equipos de México, Estados Unidos y Canadá pero que se juega completamente en Estados Unidos. "Lo único que han hecho es que crezca Estados Unidos y que el fútbol mexicano se estanque totalmente", retoma, indignado, García Aspe. Cabe recordar que la participación mexicana en este certamen suele generar grandes complicaciones de calendario y un mayor desgaste al superponerse con el desarrollo de la Liga MX.

La relación de los hinchas con su Selección está más fría que nunca, por la desilusión que trajeron los traspiés en Qatar y Estados Unidos. Y también por un pesimismo general, ya que hasta el Mundial 2026 el mejor parámetro para medir el nivel del conjunto nacional habrá sido la Copa América que ya se disputó. "El problema de México es que ya no tiene eliminatorias y no tendrá competencia, ya que las selecciones importantes sí las están disputando. Entonces las fechas FIFA las juegas contra equipos que no aportan mucho", cierra Alberto García Aspe, resumiendo la actualidad de un fútbol mexicano que es rico en ganancias pero pobre en expectativas de ser realmente competitivo en el fútbol internacional. Mientras, el "Canta y no llores" seguirá sonando, inmortal, en cada congregación de hinchas mexicanos. Esperando que llegue esa oportunidad de ya no ser consuelo y sí ambientar una gran celebración.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela