Sábado, 23 de Marzo de 2019

?La música no se puede desligar de las matemáticas?

PerúEl Comercio, Perú 23 de marzo de 2019

Mayorga dirige un proyecto para solucionar matemáticamente un antiguo error teórico musical.

Por KikoMayorga



La música oculta un problema que se mantiene desde el siglo XVIII: los instrumentos temperados, como la guitarra o el bajo con trastes, dan una entonación errónea. Kiko Mayorga, ingeniero electrónico y docente de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), ha formado el proyecto Matemática Musical con el objetivo de solucionar ese problema a través de las matemáticas y la tecnología.





? ¿En qué consiste este error en la entonación?





Lo que pasa es que ?y esto se ha dado a lo largo de la historia? en tiempos de Johann Sebastian Bach (1685-1750) se simplificó la afinación de los instrumentos temperados por un fin práctico, que era el poder escribir música y hacer instrumentos musicales de forma más sencilla y simple. Se estandarizaron las notas que conocemos hoy.





? ¿Cuál fue esa simplificación?





Hay que entender que la armonía musical es matemática y existen relaciones matemáticas entre las vibraciones. Es por eso que las distancias entre notas se representan con fracciones. A través de la afinación simplificada en el sistema temperado se hizo que aquellas distancias sean idénticas y que no estén basadas en números racionales, como las fracciones, sino en irracionales, como, por ejemplo, raíz duodécima de dos. En la afinación justa, las distancias entre notas son distintas.





¿Se ha aceptado una imprecisión?





Todas las personas en realidad cuando cantan a oído corrigen la afinación simplificada. Si se tiene al lado un instrumento temperado, bueno, la persona tolera la pequeña desafinación. Cuando eres músico y haces una progresión en tu cabeza, al volverla una canción, a veces se desarma. Es por eso que siempre se está implementando algo para solucionar aquello. Ciertos músicos exploran cambiar esa simplificación tocando sin trastes, ya que te permite ir a la nota exacta que tú quieres. Los guitarristas conocen lo que se llama ?blue note?, que es buscar presionando la cuerda la corrección de la frecuencia. Los buenos instrumentistas siempre corrigen.





? Y las matemáticas son también una solución…Totalmente. Nosotros ya no sabemos cuál es la forma de escribir esa música porque las notas ya no te sirven para escribir; entonces, uno puede comenzar a jugar con fracciones, ecuaciones, conjuntos. Es algo que está por explorarse. Y ahora que existen tecnologías digitales, tú puedes alcanzar esa precisión, podrían surgir nuevas formas de representar la música, nuevos instrumentos electrónicos que manejen esa afinación sin simplificar.





? ¿De eso se trata el proyecto que ha desarrollado?





A través de las computadoras y de fórmulas matemáticas se puede calcular el intervalo exacto. En este experimento, en el que forman parte varios estudiantes de la UTEC, tratamos en sí de cruzar instrumentos liberados de los trastes, para que sea el oído el que mande, con una afinación sintetizada de forma precisa en la computadora. Es un experimento para casi colisionar una música que surge de las matemáticas con la que se produce en una sala de ensayos con varios instrumentos.





? Ambas disciplinas están muy conectadas, contrariamente a lo que se puede pensar…





La música, su armonía, está hecha en base a las matemáticas, al concepto de fracciones que nos enseñaron en el colegio. Además, cuando uno estudia ondas, frecuencias, armónicos, uno estudia las matemáticas de las sincronías de los distintos ritmos que surgen de los diversos acordes.





? ¿Negar las matemáticas es negar la música?





Ambas disciplinas están muy conectadas, pero esa conexión ha permanecido siempre un poco olvidada. Sería penoso aprender música y no entender dichas cosas. Aprender a tocar un instrumento y nunca entender las matemáticas es como alejarse del origen de la música, no pueden desligarse.