Jueves, 21 de Marzo de 2019

Jorge Peña Hen: biografía rescata su lado más humano

ChileEl Mercurio, Chile 21 de marzo de 2019

Lanzan nuevo retrato del pionero de las orquestas juveniles en Hispanoamérica.

En el último tiempo se han multiplicado las iniciativas de rescate de la figura y la obra de Jorge Peña Hen (1928-1973), el músico de Coquimbo que dio origen al movimiento orquestal juvenil en Hispanoamérica, hace 55 años.
Al documental que le dedicó Guillermo Milla en 2004, se sumó otro de Benoit Chanal y Claudio Jara, en 2014. Luego se reeditó la emotiva y minuciosa biografía que le hizo Miguel Castillo Didier, y sus composiciones empezaron a interpretarse más seguido, destacándose, en 2018, que Helmuth Reichel y la Sinfónica Nacional Juvenil tocaron su "Tonada para orquesta", y que el Cuarteto Surkos le dedicó un disco doble.
Se suma ahora la Editorial U. de La Serena, con un volumen de su colección Biografías Breves ($5.000, Editorial.userena.cl). En 108 páginas, Gabriel Canihuante articula en un relato ágil y emocionante, citas de la prensa y testimonios de familiares y de profesionales que trabajaron con Peña Hen. "Hice una investigación de carácter documental", asegura el periodista, y aclara que su foco es la dimensión humana.
"Me conmovieron las declaraciones de sus hijos, la intimidad familiar. Su hija, por ejemplo, recuerda que no le gustaba que escuchara a Los Beatles, y ella lo hacía a escondidas, pero un día pilló a su padre tarareando una canción de Los Beatles. Esas cosas revelan el carácter humano de esta persona a quien la gente desgraciadamente conoce porque tuvo una muerte brutal. Pero él es mucho más que una víctima de la Caravana de la Muerte. Fue un ser humano que hizo grandes cosas por este país y su familia", dice.
En el libro, Canihuante les da contexto histórico y social a los proyectos educativos y musicales de Peña Hen: "Era un Chile en el que se podía soñar en grande, y él tenía una tremenda iniciativa y capacidad de convocatoria. Objetivo que tenía, lo cumplía".
Por cierto que revisa las hazañas del músico, desde haber fundado a los 22 años la Sociedad Juan Sebastián Bach y en sólo meses haber montado el Magnificat en La Serena, en 1950, y estrenado en Chile la "Pasión según San Mateo", en 1960, así como el hito de crear la primera orquesta sinfónica infantil de Hispanoamérica en 1964.
"Él creía que a través de la música podía sembrar una semilla y desarrollar un interés por la cultura en el entorno de cada individuo", agrega Canihuante.
"Acá en La Serena se puso una estatua en la Plaza de Armas, hay una escuela y plazas con su nombre. Pero uno sigue sintiendo que no ha tenido un reconocimiento a su altura. Hay una deuda que uno no sabe bien cómo pagarla", cierra el periodista.