Domingo, 18 de Agosto de 2019

Tik Tok, la red social que ya no puede seguir ignorando

ColombiaEl Tiempo, Colombia 18 de agosto de 2019

REDACCIÓN TECNÓSFERA - EL TIEMPO @TecnosferaET
¿Un YouTube para adolescentes? ¿La única red ‘buena’ que existe? ¿La nueva promesa del marketing de influencia? Hay muchas maneras de referirse a Tik Tok, pero, con sinceridad, es probable que hagan poco por ayudarle a entenderla

REDACCIÓN TECNÓSFERA - EL TIEMPO @TecnosferaET
¿Un YouTube para adolescentes? ¿La única red ‘buena’ que existe? ¿La nueva promesa del marketing de influencia? Hay muchas maneras de referirse a Tik Tok, pero, con sinceridad, es probable que hagan poco por ayudarle a entenderla. A riesgo de simplificar, piense en Tik Tok como heredera del concepto de Vine, la hoy desaparecida red de videos cortos de Twitter. De propiedad de Bytedance, una compañía tecnológica china con énfasis en aprendizaje automático (machine learning), su nombre en chino es Douyin, que significa ‘sacudir’. ¿Ve a dónde va esto? Tik Tok está llena de videos en los que sus usuarios (se llaman tiktokers) bailan, hacen bromas y crean fenómenos virales. Muchos son ilustres desconocidos; muchos otros, influencers con presencia en otras redes y algunos, pocos pero cada vez más, celebridades como Khloe Kardashian, Jimmy Fallon y Arnold Schwarzenegger. A diferencia de las ‘máscaras’ que popularizó Snapchat -y que copió después Instagram-, Tik Tok usa un sistema de reconocimiento facial que manipula el video pero mantiene reconocibles los rasgos faciales del usuario. Eso facilita la sincronización de efectos y convierte la app en un estudio de producción y pos-producción. ¿Adictiva? La red nació en 2016 bajo el nombre Musical.ly. Bytedance pagó 1.000 millones de dólares por la plataforma estadounidense. Por eso, porque contaba con esa base, el código de Tik Tok fue desarrollado en apenas seis meses por un equipo de ocho personas. En EL TIEMPO registramos su popularidad. La lógica era la misma: los usuarios pueden crear y compartir clips de 15 segundos en los que pueden usar pistas de audio precargadas, añadir filtros o alterar la velocidad de reproducción (ver recuadro). A diferencia de nombres de referencia como Facebook, Twitter o instagram, Tik Tok no nació en Occidente. Al ser la primera red social potencialmente global surgida en China (en donde se estima que está en el 15 por ciento de los smartphones), no opera bajo la misma regulación y solo ahora, cuando millones la usan, ha empezado a llamar la atención de las autoridades nacionales. Una de las principales preocupaciones es que el feed infinito de videos, que no siguen una lógica narrativa y saltan de lo absurdo a lo trivial, hace fácil, muy fácil, pasar horas en la aplicación. Se estima que más del 20 por ciento de sus usuarios pasan más de una hora en ella, un dato que llevó a Bytedance a implementar, por presión de las autoridades chinas, a habilitar un mensaje de alerta que informa cuando se ha pasado en el scroll más de 90 minutos ininterrumpidos. Irónicamente, el Gobierno chino tampoco parece tener en gran estima a Tik Tok, a la que en ocasiones ha señalado de ‘subversiva’ por promover valores ajenos a los tradicionales. Nada de eso parece frenar su popularidad, que ha llevado a que este año haya sido descargada más de 50 millones de veces.