Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Decisivos los próximos días para la gobernadora

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 23 de septiembre de 2019

Los primeros pasos de la gobernadora Wanda Vázquez, aunque tímidos, han sido precisos

Los primeros pasos de la gobernadora Wanda Vázquez, aunque tímidos, han sido precisos. Pero será el camino que tome en las próximas semanas el que definirá si el pueblo mantendrá la tregua que le extendió después del "verano del 19", según el consenso de observadores políticos y expertos consultados por El Nuevo Día.
Desde que asumió la gobernación el 7 de agosto, Vázquez se ha reunido con personas claves, detuvo un contrato en la AEE por la falta de transparencia, inauguró un nuevo año académico que aparentó arrancar sin mayores contratiempos, hizo sus primeros nombramientos, firmó su primera orden ejecutiva y derogó otras dos firmadas por Ricardo Rosselló.
"Lo que hay en este momento es una pausa, una tregua, la calma tradicional después de un embate, pero tan pronto empiece a tomar decisiones que beneficien un sector y afecte a otro, ahí es que comienza la dinámica usual del cuestionamiento de las decisiones gubernamentales", sostuvo Ferdinand Mercado, exsecretario del departamento de Estado.
Tras asumir la gobernación, las primeras expresiones de Vázquez estuvieron dirigidas a enfatizar que no respondía a estructuras políticas y que, aunque asumía la gobernación por disposición de la Constitución de Puerto Rico, dirigiría el gobierno hasta el final del cuatrienio, lo que provocó que el país, en cierta forma, le diera un voto de confianza que de ser roto tendría consecuencias, dijo Mercado.
El desempeño inicial de Vázquez lo describió como "adecuado" y de mucha "cautela", y sostuvo que a estas alturas no ha sido vital para el país.
"Lo importante para uno evaluar el desempeño inicial fuera de estos días de trámites y reuniones es la capacidad de selección que tenga para realizar los nombramientos importantes antes del comienzo de la sesión legislativa. Si tarda demasiado, va a haber un detente... lo que significa que sería una continuidad del vacío", dijo.
La sesión ordinaria de la Legislatura inicia mañana.
Difícil reclutamiento
El también analista político reconoció que a Vázquez se le hará bien difícil el reclutamiento de funcionarios en áreas críticas. Mientras, mantener intactos los nombramientos que hizo Rosselló horas antes de su salida podría ser un riesgo con consecuencias nefastas.
"Hay funcionarios que tiene este gobierno que están impugnados por el pasado y están en sus posiciones. Ella tiene que decidir si los va a relevar o si está de acuerdo con su estilo de gobierno, pero puede tener unas consecuencias en términos de la reacción del país", advirtió.
Tras la publicación del chat el pasado 13 de julio, el pueblo se levantó en una sola voz exigiendo no solo la renuncia de Rosselló -que se concretó el pasado 2 de agosto a las 5:00 p.m., sino también de cada uno de los miembros de la conversación. Exigieron también un cambio en los estilos de gobernanza de los dos partidos políticos que han estado al frente del país.
Dos de los miembros del chat se mantienen activos en la administración de Vázquez. Ricardo Llerandi, exsecretario de la Gobernación y actual director de la Compañía de Comercio y Exportación; y Anthony Maceira, quien renunció a la secretaría de Asuntos Públicos, pero retuvo la dirección de la Autoridad de los Puertos.
"Si no releva a esas personas, le van a imputar la continuidad de la administración de Rosselló y eso es fatal porque es la administración que el país ha repudiado a mitad de un término. Y si trata de separarse y visibilizar gente buena, va a levantar un señalamiento de una base que todavía, aunque pueda ser menor, quiere la continuidad de una administración penepé", señaló Mercado.
La economista Martha Quiñones sostuvo que Vázquez debe remover a las personas vinculadas con la pasada administración y "tratar de alejarse de todo lo que tenga olor a corrupción y negocios turbios".
"Si ella quiere quedar como una gobernadora que luchó contra la corrupción tiene que analizarlo seriamente. Ella no es política, no va a recibir fondos de inversión política y podría trabajar esto seriamente y cumplir lo que el país pidió", enfatizó.
Sentando las pautas
Para el catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Interamericana Carlos Gorrín Peralta, durante estas primeras semanas, Vázquez se ha dedicado -estratégicamente- a crear una base política que le permita crear un ambiente favorable para lograr una administración más saludable.
No son secreto las fricciones con las que arrancó la administración de Vázquez, quien a menos de 24 horas de haber juramentado al cargo, recibió el rechazo unísono de la cúpula del Partido Nuevo Progresista (PNP) que -utilizando de escenario El Capitolio- impulsó a la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, para asumir la secretaría de Estado y, posteriormente, la gobernación.
"Está tratando de lograr un apoyo político para generar un ambiente favorable a su gestión. Si va a asumir la gobernación hasta el final, tiene que ser efectiva, y para ser efectiva tiene que tener una base política, especialmente cuando empiece a enviar cosas a la Legislatura, tiene que tener algo que apoye esas gestiones", detalló Gorrín Peralta.
Desde el punto constitucional, sin embargo, reconoció que la Legislatura tiene, en cierta manera, "agarrado el sartén por el mango", pues el nombramiento a la secretaría de Estado tiene que recibir el consejo y consentimiento de la Cámara y el Senado.
"Está tratando de limar las asperezas que consiguieron con el conflicto entre las ramas de gobierno, porque el conflicto hace el gobierno disfuncional, y ella necesita sentar unas bases para que su administración funcione", indicó Gorrín Peralta, al no anticipar grandes cambios en la política pública.
Sostuvo que no debe pasar un tiempo muy largo antes de que Vázquez empiece a hacer nombramientos como el de la secretaría de Estado y el representante del gobierno ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), el cual no necesita de la aprobación de la Asamblea Legislativa. "Debe estar probando cómo está la cosa y buscará unos candidatos que sean fáciles de confirmar en unos cargos que no sean particularmente sensitivos", señaló.
Esa simpatía o apoyo que está recabando entre la base política del PNP se extiende a otros sectores, dijo.
Para el analista político Ángel Rosa, la gobernación de Vázquez inició el jueves cuando se reunió con la directora ejecutiva y el presidente de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko y José B. Carrión.
"El encuentro con la Junta, aunque haya sido introductorio, le dará una idea de los caminos disímiles que representa cada uno. De ahora en adelante, ella va a tener un espacio limitado dentro de las concesiones que logra por parte de la Junta en cuanto, por ejemplo, al gasto público en asuntos como las pensiones y el financiamiento de los municipios a la vez que se enfrenta a un organismo que se ha fortalecido ante la crisis y la corrupción", señaló Rosa.
Convencer a alguien para que ingrese al gobierno, dijo, a cuatro meses de que inicie el período de radicar candidaturas y para trabajar en un gobierno que tiene fecha de caducidad, será complicado. "Se cierran las opciones de poder reclutar gente buena que esté fuera del servicio público o con experiencia", señaló.
Respecto a las determinaciones ejecutadas hasta el momento, Rosa dijo que, aunque estas no tengan una repercusión en su validez en el ámbito gubernamental, sí le otorgan la legitimidad que necesita. "Ella llegó al puesto de manera no electa y no puede llegar a hacer cosas que cree puedan ser desfavorable ante la opinión pública, porque pierde ganarse ese espacio de legitimidad", dijo.
Sostuvo que la gobernadora tiene que establecer unas reglas rígidas de transparencia y honestidad en el servicio público "porque es lo único que puede ofrecer".