Lunes, 23 de Septiembre de 2019

En los eSports es posible ganar sumas millonarias, pero a costa de la salud

ChileEl Mercurio, Chile 23 de septiembre de 2019

Aunque el ejercicio físico sea escaso, los videojugadores profesionales también se lesionan. Dolor de espalda, túnel carpiano y problemas a la vista son algunos males que los aquejan.

Una récord de 33,5 millones de dólares está en la contienda, pero los jugadores profesionales de eSports que participan esta semana en un torneo internacional en Shanghái, China, se enfrentan a riesgos para la salud inherentes a su disciplina: pérdida de visión, problemas digestivos o lesiones en la mano.
"¿Cómo puede uno lesionarse jugando videojuegos?", se preguntaba Evgenii "Blizzy" Ri, reputado jugador de 24 años procedente de Kirguistán. Hasta un día en que el médico le aconsejó tomarse seis meses de descanso para que su visión pudiera recuperarse.
Evgenii juega para Natus Vincere (NAVI), y ahora está participando en The International, una competencia mundial que se promociona como la mejor dotada económicamente de la historia de los eSports.
Junto a sus compañeros, el jugador kirguís se medirá con otros 17 equipos en el juego Dota 2 y ante miles de espectadores reunidos en un estadio cubierto de la ciudad china.
Si NAVI ganara el domingo, Evgenii y su equipo serían millonarios, aunque a un costo: riesgos de salud.
"Antes no me preocupaba, pero ahora tengo la impresión de que (...) no logro ver demasiado bien", reconoce Blizzy, jugador hace 10 años y que entrena 12 horas diarias.
Se le aconsejó usar anteojos, pero dice que le incomodan. De todas formas, señala, su visión deteriorada no repercute en su juego, porque la pantalla está muy cerca de sus ojos. "Mi médico me pidió dejar el computador seis meses, pero no puedo. Necesito jugar", confiesa.
Según varios jugadores en el torneo, la afección que más se repite es el síndrome del túnel carpiano. Dolencia que se produce por los gestos repetitivos de la mano y de la muñeca. Los síntomas son entumecimiento, dolor u hormigueo en los dedos. A veces, la cirugía es la única solución.
Otros acusan dolores de espalda por estar sentados casi todo el día. "Tras jugar me convertí en entrenador, porque no soportaba los dolores", explica Kurtis "Aui_2000" Ling, del equipo Newbee.
La presión también les pasa la cuenta, especialmente cuando se juegan sumas astronómicas que podrían solucionar sus vidas. Los competidores son, por lo general, jóvenes veinteañeros, que se enfrentan a un medio ultracompetitivo.
"A veces tengo la impresión de tener agujas por todo el cuerpo", confiesa Ryan "Raging Potato" Jay Qui, del equipo Mineski.
Roman Dvoryankin, director general de Virtus.pro, explica que muchos profesionales no son conscientes de la importancia de una buena alimentación, de hacer ejercicio o de sentarse correctamente. "Constatamos en algunos jugadores que su sistema inmune no funciona bien, y que tienen problemas estomacales", indica.
"Todos los equipos tratan de hacer entender a sus jugadores que hay que hacer pausas, ejercicios, elongar (...), pero a veces resulta complicado cambiar sus hábitos".