Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Expertos internacionales analizan la TV infantil

ChileEl Mercurio, Chile 22 de septiembre de 2019

Expositores de Perú y Brasil se presentarán en el festival FAN Chile, que finaliza este sábado. Ambos se refieren al panorama actual de sus países.

Tras obtener el premio Oscar en 2016 por "Historia de un oso", la animación chilena comenzó un período de alza, que se ha traducido en desde un aumento de estudiantes de carreras vinculadas al formato hasta el incremento de producciones y estudios trabajando en proyectos.
En contraste, los espacios en la pantalla local para el género son cada vez menos y ni siquiera los fondos del Consejo Nacional de Televisión han logrado impulsar la apertura de un espacio para las producciones infantiles locales. Es una realidad que se replica en el resto de Latinoamérica, según los expertos, motivando a los creativos a buscar nuevas plataformas.
"Las productoras están haciendo un camino nuevo. Ahora parten por las plataformas digitales y llegan a los canales internacionales", dice Pablo Christiny, director ejecutivo de la fundación Nativo Digital y director del festival FAN Chile, que se realiza hasta el sábado en la capital. Ejemplifica con Marmota Studios, que se inició en YouTube y llegó a Cartoon Network con "Golpea duro, Hara". "O te das la vuelta que se dio Fernanda Frick y sales directamente a los mercados internacionales a buscar nuevas plataformas, como Netflix", agrega, refiriéndose a la creadora de la serie "Raise the bar¡".
Comenta que los ingleses notaron que la única forma de sostener audiencias nacionales en TV abierta era formándolas desde temprana edad. "Deben acostumbrarse a ver tu canal, y lo que vemos es que están apostando por la inmediatez. No se dan cuenta de que la población está envejeciendo y desaparecerá de sus ratings ".
Ejemplos en el exterior
"El 36% de los peruanos tiene menos de 18 años. Para nosotros, es una inmensa masa crítica como para no estar atendida con contenidos públicos", dice Federico Schwalb, director general del IPe, el primer canal público peruano dedicado a los menores.
La señal infantil depende, en cuanto a línea editorial, del Ministerio de Cultura del Perú y financieramente, del Ministerio de Economía. Además, cuentan con una franja de "adulto contemporáneo", pero que disolverán para hacer una señal 100 por ciento infantil. "Si bien no tenemos el rating más alto, sí logramos un 94 por ciento de penetración en el país", precisa.
El ejecutivo comenta que, desde que llegó al cargo hace un año, se ha reunido con distintos equipos de producción a lo largo de Latinoamérica. "En Chile he podido ver una cantidad de producción súper interesante, de esfuerzo y muy amplia, pero lamentablemente no tienen la suerte de tener un canal público con contenidos específicamente para niños", comenta.
La TV de Brasil, reconocida como una de las más destacadas de la región, está también sufriendo cambios. "TV Brasil, que en los años anteriores invertía en animación brasileña, ha estado parada en este último tiempo", afirma Celia Catunda, cofundadora de PinGuimTV y directora de "Peztronauta" (Discovery Kids).
Según afirma la creativa, algunos canales de contenido infantil, como TV Cultura, han optado en el último tiempo por comprar contenidos extranjeros. "Estamos sufriendo un poco con esto", dice ella. "La televisión infantil es importante, porque en países como Brasil hay niños que pasan más viendo una pantalla que en el colegio. Por eso, para nosotros es importante en la formación", comenta y explica que la importancia viene porque "tienen que ver programas de su cultura, tienen que ver y entender su música y verse representados. Todo eso sirve para que tengan incluso autoestima".
En Brasil la programación infantil ha ido a la baja y una de las razones, según Catunda, es la gran cantidad de canales de TV. "Con toda la segmentación, junto a los medios digitales y el control de la publicidad para niños, todas las pantallas comerciales de la señal abierta sacaron la programación infantil", dice, y luego cierra: "La TV debe garantizar que exista un mínimo de programación infantil. Es un servicio público. Por algo tienen una concesión para explorar. No pueden colocar lo que sea más comercial. Los canales en América Latina si no fueran obligados a tener producción local, no la tendrían".