Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Las consolas de videojuegos se aprontan para una nueva guerra

ChileEl Mercurio, Chile 14 de diciembre de 2019

Una resolución de 8K, videojuegos que cargan más rápido y compatibilidad con los títulos de consolas anteriores son algunas de las características ya reveladas.

El ciclo de vida de una consola de videojuegos es levemente superior al de una abeja reina. Desde su salida, pasan entre cinco y seis años para que los fabricantes vuelvan a ofrecer a los fanáticos un equipo más potente y con nuevas características.
Este año, tanto Microsoft como Sony -dos de los principales fabricantes- anunciaron que están afinando los detalles de sus próximas consolas y hasta ya se sabe que saldrán a la venta antes de que comience la temporada navideña de 2020.
"El próximo año presenciaremos la llamada 'guerra de las consolas'. Sin embargo, esta vez. el tercer actor importante que es Nintendo va por otro carril y no competirá. Los japoneses entendieron que lo suyo era seguir con títulos protagonizados por personajes propios y apostaron por una consola como la Nintendo Switch, que mezcla un equipo de escritorio con uno portátil y no tanto por la potencia", dice Ana Guajardo, miembro del directorio de Mujeres en Videojuegos.
En este escenario, la contienda se reduce a la PlayStation 5 (de Sony) y Project Scarlett, el nombre provisorio que tiene la nueva consola Xbox de Microsoft.
"Más allá de las especificaciones técnicas, en mi opinión lo más importante será que las nuevas consolas serán totalmente compatibles con las existentes. No será borrón y cuenta nueva como era antes", dice Francisco del Álamo, gerente de la tienda especializada en videojuegos Zmart. Efectivamente, en esta nueva generación de consolas, los fanáticos de los videojuegos podrán usar la biblioteca de videojuegos que han juntado en el transcurso de años, porque sus nuevos equipos los "correrán". "Obviamente en la consola nueva se verá mejor, tendrá mejor resolución y rendimiento", aclara Del Álamo.
Las consolas actuales usan dos formas de cargar los juegos: una es comprándolos en línea y descargándolos en el equipo; la otra es comprando un disco en una tienda. Se especulaba que esta nueva generación de consolas iba a eliminar los lectores de discos, en pos de potenciar las descargas desde la "nube", pero no ha sido así.
La PlayStation 5, por ejemplo, empleará discos Ultra HD Blu-Ray con una capacidad de 100 GB. Phil Spencer, gerente de Xbox en Microsoft, aclaró que la nueva consola de su compañía también soportará discos físicos.
Otra de las grandes novedades es la utilización de discos de estado sólido (SSD, por sus siglas en inglés) por parte de las dos consolas. Esta es una tecnología que reemplaza a los discos duros tradicionales. Al usar circuitos, como los pendrive , el acceso a los datos es más rápido.
"Lo de los discos SSD es un cambio fundamental. No tiene que ver con la resolución, sino con la rapidez de carga de los juegos. Y no solo la carga inicial, sino del juego en sí mismo. Por ejemplo, en uno de los últimos juegos de Spiderman, el personaje podría haber surcado la ciudad en forma más vertiginosa, pero eso no era posible técnicamente porque con la tecnología actual no se podía cargar rápidamente el escenario de la ciudad", aclara Raúl Estrada, fundador del sitio especializado LosNoobs.com.
Ambas consolas también preparan nuevos mandos para controlar los juegos. Mejorarán su ergonomía y, en ambos casos, propiciarán mayor inmersión en los juegos a través de vibración háptica, similar a la que tienen algunas pantallas de celular. Así, el control podrá vibrar de forma más realista cuando el jugador dispare una metralleta o reciba un pase en un juego de fútbol.
Se sabe que la PS5 usará un chip AMD ZEN 2 de ocho núcleos y tendrá sonido 3D. Scarlett también usará una arquitectura de AMD y según lo que han revelado desde Microsoft, su potencia será cuatro veces superior que la actual Xbox One X.
En cuanto a gráficas, la nueva generación de consolas vendrán preparadas para el 8K (una resolución de 7680 x 4320 pixeles), por lo que es de suponer que las consolas también permitirán ver películas en esta resolución.
"Si bien las especificaciones técnicas son importantes, uno de los factores que inciden en que un usuario compre una consola u otra es por los títulos que incluirán. Si soy fanático de God of War, querré tener una PlayStation; lo mismo pasa con los seguidores de Halo, que se inclinarán por la Xbox", aclara Estrada.
Para Ana Guajardo, uno de los factores que podrían inclinar la balanza es el arribo a Latinoamérica. "La fecha de salida en los grandes mercados muchas veces difiere de su llegada a Latinoamérica. En la generación pasada, la PlayStation llegó muy rápido y Xbox tardó en hacerlo, lo que le hizo perder mercado. Espero que esta vez tengan más consideración con la región", dice.
Y si bien su costo sigue siendo un misterio, se especula que podrían tener un precio inicial de entre US$ 400 y US$ 500.