Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Sin certeza sobre fondos para plan de salud público

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 14 de diciembre de 2019

WASHINGTON

WASHINGTON.- Mientras se acerca el momento en que al gobierno de Puerto Rico se le pueden agotar los fondos de Medicaid, las autoridades de la isla no logran ponerse de acuerdo respecto a los recursos existentes.
La Administración de Seguros de Salud (ASES) ha indicado que tendrá, hasta marzo, fondos de Medicaid, que financian en gran medida el plan de salud del gobierno de Puerto Rico.
En cambio, la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa, por sus siglas en inglés) dijo hace unos días que el gobierno "debe tener suficientes fondos federales hasta principios de febrero de 2020". Ese es un mensaje que ha llevado a otras fuentes en Washington D.C.
En la misma respuesta escrita, la directora ejecutiva de Prfaa, Jennifer Storipan, sostuvo que el gobierno de Puerto Rico puede tener que comenzar a financiar su plan de salud con sus propios fondos a partir de mediados de febrero o principios de marzo. Pero enfatizó que el gobierno tiene fondos de su erario que le permitirán mantener en funcionamiento el plan de salud -denominado Vital- hasta junio, cuando cierra el año fiscal puertorriqueño.
En momentos en que las autoridades de la isla solicitan una nueva asignación de fondos, que estará acompañada por duras medidas de control tras los cargos por corrupción del verano pasado, las discrepancias en torno a cómo se financia el plan de salud no se limitan a la información que provee el gobierno de Wanda Vázquez Garced.
La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) indicó recientemente a El Nuevo Día que el gobierno de Puerto Rico tiene asignados $864 millones del Fondo General y $360 millones de "ingresos propios" para financiar el plan de salud, para un total de $1,224 millones.
Pero ASES sostiene que son $1,235 millones y los divide de forma diferente. Según esa entidad pública, los fondos aprobados por la JSF del Fondo General suman $1,050 millones y el dinero de "ingresos propios" alcanza los $230 millones.
La asignación de fondos locales para el plan de salud tomaba en cuenta que el financiamiento de los servicios de Medicaid podía hacerse a un 100% de aportación federal hasta el 30 de septiembre.
Bajo la ley permanente, el gobierno de Puerto Rico tiene que financiar el 45% de los costos de los servicios de Medicaid que ofrece el plan de salud. Pero, tras los daños causados por el huracán María, el gobierno federal ha financiado temporalmente los costos de los servicios de Medicaid a un 100%.
Ese porcentaje de aportación federal continuará hasta el 20 de diciembre, de acuerdo a la resolución temporal de presupuesto que es ley desde el 21 de noviembre.
Según la directora interina de ASES, Yolanda García, entre julio y octubre, el gobierno de Puerto Rico destinó $919.8 millones al plan de salud. De esos, $639.58 millones fueron fondos federales, $225.7 millones asignaciones estatales y $54.5 millones de otras fuentes que no definió en la respuesta que dio por escrito a preguntas de este diario.
Según los datos que provee ASES, el dinero del Fondo General de Puerto Rico se ha utilizado a un ritmo de $56.4 millones mensuales.
Si el uso de los fondos de Medicaid, a un 100% de aportación federal, terminara el 20 de diciembre, ASES debería tener todavía, por lo menos, $700 millones en fondos federales para la segunda parte del año fiscal puertorriqueño, es decir, de enero a junio próximos.
A ese dinero, se sumaría casi la totalidad de los $375 millones de los fondos de Medicaid que se asignan por ley permanente y los cuales no se han utilizado debido a que aún están disponibles los $4,800 millones asignados como fondos de emergencia en febrero de 2018 tras el huracán María, y el remanente de $586 millones de la ley federal Obamacare, que son los que financian en gran medida el plan de salud del gobierno de Puerto Rico desde el 1 de octubre.
ASES estima que, si pudiera utilizar hasta el 31 de diciembre -cuando expiran- a un 100% los fondos de Medicaid provistos por la ley Obamacare, aún se quedarían sin gastar unos $40 millones.
Además de los $375 millones en fondos de Medicaid que el gobierno federal asigna a la isla por ley permanente, el plan de salud del gobierno de Puerto Rico cuenta con $86.2 millones del plan federal de salud infantil (CHIP, por sus siglas en inglés) y $59.37 millones del programa Enhanced Allotment Plan (EAP, por sus siglas en inglés), que ayuda a financiar medicamentos para las personas de escasos recursos económicos.
ASES ha indicado que los fondos del programa CHIP y los de EAP tienen que utilizarse mensualmente "de acuerdo con la población específica" a la que sirve el plan de salud del gobierno de Puerto Rico, que tiene un costo mensual en estos momentos de $239 millones y aun así no permite financiar todos los programas de Medicaid.
En el costo mensual del plan de salud del gobierno de Puerto Rico, sí coinciden los datos que proveen ASES y la Junta Fiscal.