Jueves, 23 de Enero de 2020

Acusaciones de cinismo, retiros de la sala y llamados a la urgencia marcan maratónica sesión de la COP25

ChileEl Mercurio, Chile 23 de enero de 2020

Interpelaciones cruzadas fueron la tónica de la primera jornada de las intervenciones de ministros y autoridades. Mientras que Harrison Ford y Alejandro Sanz llamaron a actuar ya.

"El mundo nos está mirando y espera soluciones concretas", dijo ayer la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, en la ceremonia de inauguración del segmento de alto nivel de la COP25. "El planeta nos necesita unidos y más comprometidos que nunca", agregó al inicio de la primera de dos jornadas maratónicas en las que presidentes, ministros de las naciones, organizaciones internacionales y no gubernamentales están presentando sus descargos en solo tres minutos. A pesar de la premura del tiempo, nadie escatimó en intensidad.
El Grupo de los 77 y China (135 países en desarrollo más el país asiático) tomó la voz a través del ministro de Asuntos Exteriores de Palestina, Riad Malki, quien llamó a la despolitización de la ayuda contra el cambio climático. "Lamentamos el cinismo que han demostrado algunos grandes socios con respecto al multilateralismo y su actitud ante las reglas del orden internacional", dijo implicando en esto, entre otros, a Estados Unidos.
Cuando llegó el momento de la intervención del ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, los países del Grupo de Lima abandonaron el plenario. Haciendo caso omiso de la afrenta, la autoridad hizo sus descargos contra el sistema capitalista y Estados Unidos. "Ningún acuerdo puede basarse en transferir la responsabilidad de los que contaminan pagando a los países del sur para que no contaminen", detalló.
"Vuestra indecisión acelera el colapso de nuestro mundo", dijo por su parte Omar Antonio Figueroa, ministro de Pesquería y Medio Ambiente de Belize, en representación de la Alianza de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo. Lamentó los 25 años que se han perdido en debates, haciendo alusión al cuarto de siglo que la COP cumplirá el próximo año, y dijo que no se tienen otros 25: "El final de la vida en la Tierra vendrá de forma indiscriminada para todos".
Las islas del Pacífico son las más afectadas por el cambio climático, lo que se reflejó en la presencia de los mandatarios de Kiribati, Tonga y Fiji, unos de los pocos presidentes presentes en la cita. La ausencia de mandatarios en este nivel de las negociaciones no siempre es tan alta.
Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, advirtió que el próximo año pondrá a prueba la capacidad colectiva de actuar. "Las cosas no cambiarán por sí solas", agregó, refiriéndose al acuerdo al que se debe llegar sobre los mecanismos financieros y los incentivos para economías con bajas emisiones para poder poner en marcha el Acuerdo de París en 2020. Hoy, en Bruselas, Bélgica, la Comisión Europea presentará su nuevo Pacto Verde, el que buscará convertir al continente en el primero "climáticamente neutro".
Aun así, Timmermans aseguró, en una reunión paralela, que, aunque está sorprendido del ambiente positivo de la COP25, prefiere que no haya un acuerdo ahora si este es malo.
Junto con la jornada oficial, siguieron los eventos paralelos. Uno de ellos estuvo dedicado al rol de la ciencia en el combate del cambio climático y en el que, además, participó la activista sueca Greta Thunberg. "Es sorprendente que se escuche a tantos jóvenes de todo el mundo, pero necesitamos escuchar a los científicos", dijo. "No hay tiempo para esperar a que los niños crezcan hasta ocupar puestos de poder, debemos educar a los adultos que están a cargo hoy", agregó.
Además, Greta tuvo un encuentro informal con la alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones unidas, Michelle Bachelet. Hablaron de cómo la crisis climática amenaza los derechos de las personas.
En tanto que el actor estadounidense Harrison Ford reprochó al Gobierno de Donald Trump por su falta de coraje en la lucha contra el cambio climático. "No estamos aquí para debatir los hechos. Ya sabemos qué hacer... Lo que necesitamos ahora es el valor para actuar", agregó.
Más temprano, durante la inauguración, el cantante español Alejandro Sanz dijo que su intención no era acusar a nadie. Pero "todos somos culpables del momento crítico en el que nos encontramos", aseguró. "¿Cómo le explicarían al niño que fueron lo que hemos hecho con el planeta que tanto amaban?", preguntó.