Domingo, 26 de Enero de 2020

Lo que nos dejó el 2019

PerúEl Comercio, Perú 26 de enero de 2020

Por Exministra de Comercio Exterior y Turismo

El Comercio no necesariamente coincide con las opiniones de los articulistas que las firman, aunque siempre las respeta

Por Exministra de Comercio Exterior y Turismo



El Comercio no necesariamente coincide con las opiniones de los articulistas que las firman, aunque siempre las respeta.





A escasos días de iniciarse el 2020, cuando cada uno de nosotros suele hacer un balance de las cosas que ocurrieron en el año que acaba y se formulan propósitos de enmienda para el nuevo año, es útil examinar lo positivo que nos dejó el 2019. En mi opinión, fue la realización de los Juegos Panamericanos y su repercusión en tres frentes: cumplimiento de metas, participación de los jóvenes voluntarios y logros deportivos.





En cuanto al cumplimiento de metas, se trata de una experiencia valiosa para el país porque el equipo trabajó contra el reloj. Con una visión única, un liderazgo comprometido y una metodología para no dejarse entrampar en la cuestión legal. Con la voluntad de no evadir responsabilidades ni de culpar a otros, sino de resolver los problemas en el camino. Porque al no poder dilatar los plazos, el equipo tuvo que ajustar ex ante el marco legal y sí que dio resultados.





Al haber consenso en el éxito del modelo se decidió extenderlo hacia la inversión pública. Así, en setiembre, el MEF aprobó mediante dos decretos supremos los lineamientos para contratar una consultoría que diera soporte especializado a la gestión de inversiones e incorporar progresivamente el modelo panamericano en la inversión pública. Faltando 590 días para entregar la posta al siguiente gobierno cabe preguntarse si será un plazo razonable para desentrampar los 52 proyectos priorizados en el Plan Nacional de Infraestructura y, en todo caso, qué haría falta para repetir el éxito alcanzado en los Panamericanos.





Un segundo frente es la participación extraordinaria de los más de 6 mil voluntarios en los Juegos. Según se supo, la convocatoria superó las expectativas. Y entre lo que más se destacó por los deportistas participantes y sus familiares fue la preparación y la capacidad de servicio de los voluntarios. A estos jóvenes preparados y ansiosos de construir un Perú mejor no podemos perderlos de vista. Todos los ministerios deberían estar atentos a este directorio de voluntarios para irlos incorporando en sus distintos programas de intervención y proyección a la comunidad. Adicionalmente, como estos jóvenes nacieron en la era digital, podrían rápidamente ser incorporados en los equipos encargados del gobierno electrónico para acelerar la velocidad de su trabajo.





El tercer frente es el esfuerzo desplegado por los deportistas. Y para no perder el nivel alcanzado, deberían estar entrenando y compitiendo periódicamente. Es difícil pensar que el Estado pueda solventar económicamente a los deportistas de todas las disciplinas para ayudarlos a asistir a competencias internacionales, por lo que una solución podría ser organizar campeonatos en las instalaciones de los Panamericanos con la participación de clubes, federaciones y asociaciones deportivas. Acabamos de conocer que estas instalaciones han pasado a ser administradas por Mincetur. Por ello sería recomendable que el 2020 podamos organizar los Juegos Alianza del Pacífico y el 2021, los Juegos CPTPP, siglas en inglés del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.