Viernes, 21 de Febrero de 2020

Seis comediantes venezolanos se presentarán en la capital

ChileEl Mercurio, Chile 20 de febrero de 2020

El grupo de humoristas, con estilos y propuestas variadas, estará en el Teatro Teletón hoy y mañana.

Era un caldero de cultivo para nuevos comediantes que terminó sin previo aviso. En 2014 el gobierno venezolano ordenó la abrupta salida del aire de "ChataingTV", un popular late de actualidad y humor político conducido por Luis Chataing, conocido comediante y locutor de su país.
Tanto Chataing como el resto que se formaron en el espacio -Alex Goncalves, Jean Mary Curró, Led Varela, José Rafael Guzmán y Manuel Silva- siguieron dedicándose a la comedia, algunos desde el exilio tras dejar Venezuela, siempre atentos a la situación política de su país, y recorriendo Latinoamérica para reencontrarse con su público compatriota, fruto de la diáspora venezolana en el continente.
Este contingente de seis humoristas se presenta hoy y mañana en el Teatro Teletón, por primera vez en un show conjunto titulado "Contando historias". José Rafael Guzmán además estará de forma individual en el teatro San Ginés este domingo con su espectáculo "Sin robar a nadie".
Chataing mantiene una relación de larga data con Chile. "Es un país que forma parte importante del recuerdo de mi infancia, ya que aprendí a esquiar en las montañas de Portillo", asegura el humorista, quien ya ha venido en varias oportunidades y con diferentes rutinas.
Su última visita, programada para el pasado 7 de diciembre junto al grupo Desorden Público, fue suspendida como consecuencia del estallido social. Sobre el desafío de venir a hacer comedia en un momento de efervescencia, donde varios humoristas locales han sufrido funas, Chataing se muestra optimista. "Es tiempo de hacer comedia, en su justa medida. El humor permite abrir una válvula de escape que facilita la toma de decisiones con cabeza fría", señala y plantea que su rutina pueda sintonizar con los espectadores locales en el contexto actual.
"Espero contar con la compañía del público chileno que aprecie las anécdotas de un show que dedica buena parte de su contenido al humor político, y que comprenda el valor de la libertad de expresión", dice.