Domingo, 05 de Abril de 2020

A diez años del terremoto, la reconstrucción todavía no termina

ChileEl Mercurio, Chile 4 de abril de 2020

Un importante acervo patrimonial del país fue dañado por el sismo. Muchos de estos edificios han sido restaurados, otros siguen en proceso y algunos no han visto ningún avance. Acá, seis ejemplos.

Considerado uno de los testimonios arquitectónicos más determinantes del 1800, por lo completo de su conjunto, la Hacienda San José del Carmen de El Huique es un punto referencial en el valle de Colchagua. El terremoto fue especialmente severo con su iglesia y su torre de 23 metros de altura, construida como capilla familiar. Los daños en la estructura general alcanzaron el 80%.
Pero El Huique, perteneciente al Ejército desde 1975, fue también uno de los proyectos reconstructivos más exitosos por su celeridad y resultados. Luego de tres etapas y un financiamiento de $1.800 millones provenientes del Programa Legado Bicentenario, la hacienda, la iglesia y su museo volvieron a abrir al público en 2014.
En ese mismo territorio de la zona central, 51 iglesias y capillas quedaron destruidas. La Fundación La Santa Cruz, creada con miras a esta reconstrucción, tomó el proyecto y hoy solo nueve de ellas están con una restauración pendiente. Roberto Urbina, director de la fundación, contabiliza unos $40.000 millones que se destinaron a este rescate y estima que las restantes necesitarán otros $10.000 millones y cinco años de trabajo. Entre los templos entregados destacan la iglesia y convento de La Merced, en la plaza de Rancagua, la iglesia de San Pedro de Alcántara y las parroquias de Guacarhue y Lolol .
En Santiago, el Teatro Municipal es otro ejemplo exitoso. Los daños en sus fachadas oriente y poniente, y en su frontis de Agustinas, obligaron a cerrar el edificio y trasladar su temporada. Pero, tras una contundente campaña de aportes, volvió a subir su telón el 4 de agosto de 2010, apenas cinco meses después del episodio sísmico, con un espectáculo que incluyó a la bailarina estadounidense Julie Kent y a las sopranos Verónica Villarroel y Luciana D'Intino.
Durante ese período trabajaron cuadrillas de hasta cien personas durante las 24 horas del día. Entre las obras más complejas de restauración se recuerdan el piso de la platea, original y construido en raulí.
Recuperación a medio caminoA partir de 2010, el principal museo de la Región del Maule permaneció cerrado. El 27-F dejó al Museo O'Higginiano de Talca -casona de adobe de fines del siglo XVIII- con varias paredes derrumbadas.
Había sido reinaugurado en 2009, tras una modernización que no fue suficiente para permitirle enfrentar el sismo. Meses después sería el más dañado a nivel regional.
Tras un año de obras, entre 2018 y 2019, y una inversión de $1.100 millones aportados por el Gobierno Regional del Maule, ya se encuentra restaurado. Sin embargo, la recuperación completa de este Monumento Histórico debería estar finalizada durante el primer semestre de 2021. Queda pendiente rehabilitar su muestra permanente, que se financiará con $900 millones, y que lo volverá a situar como un museo propiamente tal.
Otros proyectos próximos a ver la luz en el Maule son los de la restauración de iglesias impulsada por el Ministerio de Obras Públicas. Son 14 estructuras de adobe las que se contempla recuperar, con un valor de $31.000 millones. Aunque la iglesia San Francisco de Curicó detuvo sus procesos de restauración por daños recientes, la mayoría iniciará su licitación este año.
Una situación más crítica enfrenta la tradicional Casa Jacarandá , ubicada dentro del Parque Isidora Cousiño, en Lota. Los otros dos espacios del parque dañados por el terremoto -el Conservatorio de Plantas y el Observatorio Meteorológico- fueron restaurados por la Corfo en 2016, pero la casa quedó pendiente, en condiciones de vulnerabilidad y deterioro.
En junio de 2019 se inició el "Plan Lota", liderado por el Ministerio de las Culturas, que contemplaba la recuperación del inmueble para presentar a Lota en su conjunto como patrimonio de la humanidad. Hoy se anuncian las obras de emergencia que se realizarán para asegurar estructuralmente el edificio, y que financiarán -con $60 millones- el Consejo de Monumentos Nacionales y la Corfo.
Rescates en punto muertoAsí como el Palacio Pereira fue por décadas el símbolo de un abandono, la Casa Colorada representa lo infructuosa que ha resultado también la reconstrucción patrimonial posterremoto. Cuatro administraciones alcaldicias transcurrieron desde entonces sin que el principal museo de sitio, que tiene colecciones y guiones vinculados a la historia de Santiago, recuperara su jerarquía. Sus equipos profesionales, sin embargo, continuaron trabajando. Poco antes del estallido de octubre, el Consejo Regional Metropolitano (Core) aprobó la inyección de $1.824 millones para reparación, restauración y modernización museográfica en los 1.287 m {+2} del edificio construido entre 1769 y 1779. Hace dos semanas se firmó el convenio y la tramitación avanza para completar el anhelado retorno del museo a la comunidad. Según estiman desde el municipio, del que depende la Casa Colorada, reabrirá en octubre de 2021.
Uno de los más dañados a nivel nacional -y el más visitado en el país-, el Museo Nacional de Historia Natural, reabrió su primer piso en 2012, tras un reforzamiento estructural de emergencia. Pero la segunda planta quedó inhabilitada. El plan, entonces, fue trasladar las colecciones a un depósito externo -en 2018 se definió que sería Cerrillos-, para iniciar el trabajo de recuperación estructural, con el objetivo de abrirlo en 2030, para sus 200 años. Pero, según el subsecretario del Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda, "ahora se está buscando una nueva estrategia", que permita entregar el museo antes de esa fecha. El diseño estructural está listo, cuantificado en $250 millones, pero habrá que modernizarlo y el costo subirá.