Domingo, 05 de Abril de 2020

Resultados trimestrales de firmas IPSA acusan impacto de crisis social

ChileEl Mercurio, Chile 4 de abril de 2020

Analistas esperan que temporada de informes financieros para las mayores empresas en bolsa termine con caídas de entre 15% y 34% en su última línea para el último cuarto de 2019.

"Desafiante entorno", "interrupción de operaciones", "alza de costos en dólares", "contracción de demanda". Estos son algunos de los conceptos que se han repetido en la entrega de resultados para el cuarto trimestre de 2019 por parte de las principales empresas que transan en bolsa y que buscan explicar el efecto que ha tenido la crisis social en sus resultados. "Es el impacto de la primera línea en la última línea de las empresas", dice el gestor de un gran fondo de acciones chilenas que ha analizado los efectos de los eventos desencadenados a partir del 18 de octubre en los números de las compañías en que invierte. "Ha sido un trimestre difícil", dice Tomás Sanhueza, head of equity research Chile en Credicorp Capital, cuya firma espera una caída de 21,1% en las utilidades trimestrales en el IPSA.
"El impacto de la crisis social en los resultados trimestrales ha sido más fuerte de lo que preveíamos", dice Felipe Jaque, quien encabeza el equipo de análisis en Inversiones Security: su equipo anticipaba una caída de 34% en las utilidades de las 22 empresas que forman parte de su muestra bursátil, sin considerar los bancos. "Ha habido sorpresas negativas tanto en el sector utilities como en el retail y el financiero".
"Los resultados están marcados por el estallido social", dice Aldo Morales, subgerente de estudios de renta variable en Bice Inversiones, cuya firma espera una caída de 17,1% en las 30 empresas que componen el selectivo. "Durante ese trimestre hubo cierre parcial del comercio, un aumento parcial en las provisiones del sistema bancario y a la vez una menor demanda de energía en el segmento regulado para el sector eléctrico".
Además, hay un impacto producido "por el aumento en el desempleo junto con la incertidumbre generada por el proceso que vivirá el país, lo que presiona el consumo", dice Rodrigo Castro, de Vector Capital.
No solo eso. "Esperamos mayores gastos financieros producto de mayor costo de financiamiento y la subida del tipo de cambio afectará a las empresas que mantienen deudas en dólares", dice Luis Méndez, gerente General en Banmerchant Asset Management.
Además, se debe tomar en consideración la temporalidad del impacto. "Es un factor relevante", dice Sébastien Fresard, analista de Renta Variable en MBI Inversiones. "Podríamos esperar que las constructoras muestren un impacto negativo más rezagado que lo que podría verse en el retail ".
Hasta el momento, el balance preliminar no es muy optimista. Si se quita de la muestra a Enel Américas, cuyas operaciones están fuera de Chile, y el efecto tributario no recurrente de Embotelladora Andina en Brasil, y que impulsó sus resultados trimestrales en 135%, las empresas que han reportado muestran un retroceso de 20,4% en sus utilidades (ver tabla). Esto debería ir empeorando a medida que se conocen nuevos resultados. "Muchas de las que faltan por reportar son firmas con operaciones solo en Chile y sin el colchón que pueden brindarles otros países que no tuvieron este nivel de crisis, como Brasil, Perú o Colombia", dice Arturo Gutiérrez, estratega en el family office Portfolio Capital.
Para el cuarto trimestre pasado, "estimamos que utilidad atribuible a controladores a nivel consolidado presenta contracción de 15,6% en pesos y de 24,0% en dólares", señala un reporte de BCI. La corredora de bolsa señala que los resultados de los bancos están incididos por un mayor costo del crédito y una desaceleración en las colocaciones, mientras que los del retail , por un menor dinamismo del consumo y presión en los márgenes. El inmobiliario comercial, además, tendría ingresos impactados por cobro de menos días de arriendo.
Temor de corto o largo plazo
Si bien hay otros factores relevantes que afectan al trimestre y que no son atribuibles a la crisis social -como la caída de los precios de las materias primas, la sequía (que obligó a aumentar el componente termoeléctrico en la generación) y debilidad en algunos mercados vecinos-, preocupa el escenario local y su proyección.
"Lo que importa es ver si el efecto del estallido social es un shock de corto plazo o si efectivamente tendrá un efecto recurrente en las perspectivas de las compañías chilenas, y eso hoy es bastante incierto", dice Morales, de Bice Inversiones.
En esto hay visiones distintas. "El impacto del estallido social en los resultados de las empresas será recurrente porque afectó la confianza en la economía chilena, y mientras no se recupere seguirá bajando la inversión, con todos sus efectos negativos", dice Gutiérrez, de Portfolio Capital.
"El estallido social es un shock de corto plazo en la medida que el país vuelva a una normalidad política y social", dice Méndez, de Banmerchant. "Marzo y abril serán un buen barómetro del estado actual del conflicto; en la medida que el conflicto social se conduzca por la vía institucional, el shock tenderá a ser temporal".