Viernes, 22 de Enero de 2021

Obispo de Alajuela sobre matrimonio igualitario: ‘Ahí, donde hay una manifestación de cariño y de familia de alguna forma, ahí se manifiesta Dios'

Costa RicaLa Nacion, Costa Rica 26 de mayo de 2020

¿Cómo nos vamos a enojar que otras personas que también tienen algún tipo de vida en común, tengan derechos civiles?", expresó el religioso

"Tenemos que ser tolerantes, vivimos en una sociedad abierta. Nosotros vivimos nuestra fe, profundizamos nuestra fe; pero nos alegramos de que haya distintos tipos de relación humana, distintos caminos de familia y creo que ahí, donde hay una manifestación de cariño y de familia de alguna forma, ahí se manifiesta Dios, y tenemos que favorecerlo".

Las palabras fueron parte de un breve mensaje que el obispo de de Alajuela, monseñor Bartolomé Buigues Oller, dedicó este lunes antes de concluir la misa.

Aquel oficio religioso se realizó unas horas antes de que entrara en vigor el matrimonio civil igualitario en Costa Rica, que permite a parejas del mismo sexo acceder a los mismos derechos de un matrimonio heterosexual.

Antes de la bendición final, el clérigo habló por casi dos minutos sobre "dos acontecimientos importantes" que tendrían lugar este martes 26 de mayo: el segundo aniversario de su ordenación como obispo y la entrada en vigor del matrimonio civil igualitario.

"Son dos años de que el Señor me dio esta gracia de consagrarme a Él en este ministerio episcopal, una misión y responsabilidad muy grande", comenzó el prelado.

Posteriormente, con un tono conciliador agregó: "Y como todos saben, mañana (este 26 de mayo) entra en vigor el matrimonio igualitario, que es un hecho relevante en nuestro país. Habrá manifestaciones de todo tipo. Para nosotros (la Iglesia católica), el matrimonio es la unión entre el varón y la mujer, pero nos alegramos de que también otras parejas tengan derechos civiles. ¿Cómo nos vamos a enojar que otras personas que también tienen algún tipo de vida en común, tengan derechos civiles?".

El religioso abogó por la tolerancia y el respeto, e hizo una petición a los fieles católicos. "No dejar de anunciar ni testimoniar nuestra fe y, en definitiva, de lo que creemos: de la condición humana según Dios y del matrimonio y la familia según Dios".

El mensaje de Buigues contrasta con las posiciones que ha manifestado la Iglesia católica desde que en enero del 2018, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ordenara al país reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo, tras una consulta del gobierno de Luis Guillermo Solís.

"La Iglesia no puede renunciar a su misión de seguir presentando la Palabra de Dios como le ha sido revelada; e insta a todos los cristianos a seguir viviendo conforme al Plan de Dios para la Familia y el ser humano: varón y mujer; todo lo ello dentro del marco de la Ley y el respeto absoluto a toda persona humana", manifestó en aquel momento en un comunicado de prensa que difundido horas después del fallo de la Corte IDH.

En agosto de ese mismo año, después de que la Sala Constitucional fijara un plazo de 18 meses para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en el país (que se venció este martes 26), la Iglesia católica volvió a pronunciarse y recalcó su discurso de que el matrimonio lo constituye una pareja heterosexual.

"Es claro que, en el orden natural de las cosas, esa familia célula básica de la sociedad esté fundada sobre el matrimonio monogámico y heterosexual, de cuyo amor conyugal se generan los hijos y por esto, merece la protección del Estado".

También manifestaron: "Reconocemos que en una sociedad democrática y pluralista, como la nuestra pueda darse un reconocimiento jurídico a las personas del mismo sexo que conviven, pero sería injusto si tal reconocimiento pretendiera igualar la unión de personas del mismo sexo, con la del matrimonio".

Este martes a las 00:01 horas, Costa Rica se convirtió en el país número 29 del mundo y el primero de Centroamérica en reconocer el matrimonio civil igualitario.

La primera boda civil se realizó en San Isidro de Heredia entre dos mujeres de 24 y 29 años.