Sábado, 11 de Julio de 2020

UPR operará con $71 millones menos

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 11 de julio de 2020

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) aprobó un presupuesto consolidado de $1,262 millones para el sistema universitario, que contempla una reducción en ingresos debido al impacto de la pandemia de coronavirus y modifica cómo se asigna el dinero a cada uno de los recintos

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) aprobó un presupuesto consolidado de $1,262 millones para el sistema universitario, que contempla una reducción en ingresos debido al impacto de la pandemia de coronavirus y modifica cómo se asigna el dinero a cada uno de los recintos.
El presupuesto consolidado de la UPR para el próximo año fiscal contiene una reducción de $70.9 millones. Sin embargo, las proyecciones no contemplan los fondos que pudiera recibir la institución académica de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) para reparar los daños causados por el huracán María, indicó el presidente de la UPR, Jorge Haddock Acevedo.
"Este presupuesto es otro paso gigantesco en la transformación de la UPR hacia la autonomía de las unidades y recintos. Más allá de la autonomía presupuestaria, esto abre las puertas a la autonomía académica y administrativa de las unidades", expresó.
Tal como establece el Plan Fiscal Certificado, el presupuesto no contiene aumentos en los costos de matrícula para los universitarios en el próximo año académico. Haddock Acevedo destacó que tampoco se impondrá, en el año fiscal 2021, una nueva escala de costos para las escuelas laboratorio de la UPR, pero no se aventuró a anticipar si se pondrá en vigor en el año fiscal siguiente.
Haddock Acevedo indicó que el presupuesto se basó en las necesidades reales de todos los componentes del sistema y no en una proyección según los presupuestos de años pasados.
Una de las principales diferencias es que los presupuestos de los recintos se calcularon según sus gastos de nómina, la cantidad de ingresos propios que generan y los ingresos en matrícula a nivel graduado. A esto se suma una fórmula creada para distribuir los ingresos de matrícula de nivel subgraduado de acuerdo con la cantidad de estudiantes en cada unidad que están dentro del período establecido para completar sus programas académicos, detalló Haddock Acevedo.
El líder universitario rechazó que este modelo presupuestario perjudique a los recintos con menos cantidad de estudiantes o aquellos que sirven como puntos de entrada para universitarios que luego se trasladan a unidades más grandes.
La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) informó por escrito que el documento financiero incumple con el plan fiscal certificado para el sistema universitario. El organismo fiscal adelantó que si la administración universitaria no hace cambios para reducir la nómina, reducir los beneficios de los empleados y eliminar exenciones en los costos de matrícula, entre otros, aprobará su propio presupuesto antes de que finalice el mes.