Miércoles, 12 de Agosto de 2020

?Los tres meses de arduo trabajo rindieron frutos?

PerúEl Comercio, Perú 12 de agosto de 2020

Un grupo de especialistas de la UNI desarrolló un ventilador de alta gama que fue probado con éxito esta semana en un hospital de la capital.

Por Iván AlexanderRodríguez



El lunes pasado, el Hospital Emergencia Ate Vitarte probó un ventilador de alta gama diseñado por egresados y estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). La máquina, llamada Fénix, fue colocada en un paciente con COVID-19 ingresado a UCI. De acuerdo con el ministro de Salud, Víctor Zamora, presente en ese evento, fue un ?día histórico para el desarrollo sanitario y de la biotecnología?. El Comercio conversó con Iván Alexander Rodríguez Romero, bachiller en Ingeniería Mecánica Eléctrica e investigador de este proyecto.





?Tú y tus colegas iniciaron la semana de la mejor manera posible.





Se trató de un día muy especial. Fuimos testigos del resultado de tres meses de mucho trabajo. Para nosotros es un logro haber probado por primera vez nuestro ventilador en un paciente con COVID-19 y haber obtenido resultados excelentes.





?Han sido meses de trabajo muy acelerado.





Sí. Hemos estado trabajando en el Centro de Tecnologías de Información y Comunicaciones de la UNI. Tuvimos que vivir ahí prácticamente. Trabajábamos y dormíamos en la universidad, de lunes a sábado. Teníamos que terminar lo más pronto posible. Tuvimos donaciones por parte de un colectivo llamado Yapay, formado por egresados de la universidad. Ellos nos facilitaron comida y colchones.





?¿Cuál fue el primer acercamiento que tuvieron con este proyecto?





Cuando comenzó la cuarentena planteamos la idea de crear un ventilador mecánico. En el camino hemos aprendido y modificando nuestro diseño original. Dialogamos con médicos intensivistas, encargados de la manipulación de este tipo de aparatos. En base a sus comentarios, a sus asesorías, se mejoró el prototipo y se adaptó a los requerimientos de los especialistas peruanos. Un prototipo que presentamos a los medios de comunicación contaba con una turbina, pero lo cambiamos por un tema de tiempo; es decir, por una opción que nos permitiera terminar el ventilador y obtener las autorizaciones pertinentes lo más rápido posible.





?¿Qué característica del aparato resaltarías?





Uno puede observar los parámetros del aparato y controlarlo a través de un celular, una tableta o una computadora. Es una utilidad que salió de las necesidades de los médicos. En el interior del país hay una falta de especialistas. Usar herramientas con esta clase de capacidades podría optimizar el uso de ventiladores mecánicos.





?¿Tienen un acuerdo con el Ministerio de Salud para la producción de este ventilador?





El ministro Zamora se comunicó con el rector de la universidad para armar un convenio específico que permita la producción de nuestro ventilador. El lunes pasado, durante la prueba en el hospital de Ate, el ministro de salud dio un estimado de 2.000 ventiladores. Pero siempre hay que empezar con un número menor y luego ir sumando. Esta cantidad inicial fue discutida con el rector y gira en torno a los 100 ejemplares. Todavía se está armando el convenio. Una vez finalizado, se comenzará a desarrollar el primer lote. Asimismo, se está armando otro acuerdo con el Gobierno Regional de Cajamarca. A parte de eso, ahora estamos viendo la continuación de las evaluaciones clínicas del ventilador.





?¿La prueba en el hospital de Ate marcó el inicio de las evaluaciones clínicas?





Fue un primer paso. Debemos seguir adelante con ese proceso evaluación. Para eso, necesitamos 14 ventiladores y probarlos en un grupo de pacientes. Actualmente buscamos cualquier tipo de apoyo o ayuda para producir esos 14 ejemplares.





?Antes de terminar tengo que preguntar, ¿por qué llamaron al ventilador Fénix?





Ese nombre fue recomendación del doctor Josef Vallejos, jefe del área de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Loayza. El fénix es el símbolo de la medicina intensivista, y el ventilador mecánico es una herramienta también representativa de esa rama de la salud. Quisimos hacer una referencia al renacer, pues cuando uno está en UCI la probabilidad de supervivencia es del 10%.