Lunes, 10 de Agosto de 2020

"Como Alan Parker no hay dos"

MéxicoEl Universal, México 10 de agosto de 2020

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 1 (EL UNIVERSAL)

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 1 (EL UNIVERSAL).- Alan Parker, el cineasta que falleció este viernes a los 76 años de edad, estuvo siempre contra el cine de autor, entendiendo éste como el lugar donde el director era calificado como el máximo creativo en una película.

"Siempre argumenté en contra de la teoría del autor, las películas son una forma de arte colaborativa, yo he tenido personas increíblemente buenas que me han ayudado".

"Hacer una película es tan difícil que si no tienes, por ejemplo, a tus actores principales acompañando al resto del equipo, la vida puede ser difícil", añadía.

Como él, considera el crítico Arturo Aguilar, no hay dos. Demostró que su rango de historias era amplio: lo mismo hacía "El expresso de media noche", con las drogas como personajes, que dibujaba la juventud musical en Fama, retrataba a Pink Floyd, una de las bandas más influyentes del siglo XX o desbordaba tragedia en "Missisipi en llamas".

"Hoy en día no se ven directores con esa versatilidad, eso ya lo hace muy importante; cuando estuvo al frente del British Film Institute trabajó para consolidar y difundir el cine inglés y luego escucharlo ir en contra de la teoría del autor, era algo interesante", abunda Aguilar, especialista en W Radio y Gatopardo.

Alan Parker nació en Londres en 1944, siendo hijo de una modista y un pintor de casas. En el mundo audiovisual empezó en la publicidad, hasta que le llegó la oportunidad en 1976 de dirigir Bugsy Malone, película de mafiosos con niños actores como Jodie Foster.

Dos años después se encontraba dirigiendo "El expresso de medianoche", con guión de un entonces casi desconocido Oliver Stone, que en los 80 explotaría como realizador.

Su filmografía contempla 25 largometrajes, los cuales le dieron dos nominaciones al Oscar como director; tres a los globos de Oro, siete en los festivales de Cannes y Berlín, ganando sólo una vez ("Alas de libertad", 1985) y cinco galardones BAFTA, el reconocimiento cinematográfico más importante de su país natal.

"Soy pluralista, siempre he argumentado que se deberían hacer tantas películas como sea posible. Las que yo hago tienden a polarizar al púbico", apuntaba Parker.

Así pasó cuando contrató a Madonna para interpretar a Eva Perón en "Evita". Críticos argentinos lamentaron que el más antiperonista del mundo retratara a su figura política y social como alguien plano.

Kate Winslet, Emily Watson, Robert de Niro, Mickey Rourke, Willem Dafoe y Nicolas Cage escucharon de su garganta el grito de "¡acción!".

Influyó en varios realizadores mexicanos como Rigoberto Castañeda e Isaac Ezbán.

"Fue de los cineastas que más admiré en mi adolescencia. 'The Wall' y 'Birdy' están en mi top 50", considera Castañeda.

"Tiene desde una gran película de terror como 'Angel heart', pero también el drama oscuro de prisiones que creo metió conciencia de las drogas y su uso como 'El expresso de medianoche'", agrega Ezbán.

Parker, de acuerdo con un portavoz, falleció tras una larga enfermedad. Dio el claquetazo final.