Viernes, 05 de Marzo de 2021

En Cesar, ya hablan ‘de ir más allá’ del carbón

ColombiaEl Tiempo, Colombia 22 de febrero de 2021

La incertidumbre en la Gobernación del Cesar y el Ministerio de Minas y Energía por el futuro de los títulos mineros que actualmente esta devolviendo Prodeco, y de si CNR haría lo mismo, han dejado sobre la mesa la pregunta: ¿Será la hora en que el departamento deba producir otros minerales, o dedicarse a actividades económicas distintas? Incluso, por la misma crisis en la operación carbonífera, ya se está comenzando a contemplar la idea de una posible agenda para un Cesar en la era del post carbón

La incertidumbre en la Gobernación del Cesar y el Ministerio de Minas y Energía por el futuro de los títulos mineros que actualmente esta devolviendo Prodeco, y de si CNR haría lo mismo, han dejado sobre la mesa la pregunta: ¿Será la hora en que el departamento deba producir otros minerales, o dedicarse a actividades económicas distintas? Incluso, por la misma crisis en la operación carbonífera, ya se está comenzando a contemplar la idea de una posible agenda para un Cesar en la era del post carbón. La crisis en los precios del citado mineral en el 2020, producto de la pandemia, que llevaron a Prodeco y CNR a suspender la operación a mitad de año, y meses después a que la primera decidiera cerrar su tarea, y la segunda a recurrir a la Ley 1116 de reorganización empresarial, derivó a que en este departamento la extracción del carbón cayera en más del 50%, y que la tarea quedara en un solo operador: Drummond. Y las alarmas suenan más alto, si se tiene en cuenta que el 39% del PIB del Cesar depende de la producción del carbón térmico, y que la Nación ya no contará con los poco más de $300.000 millones al año que por concepto de regalías desembolsaba Prodeco. Y en el caso de CNR (de no lograrse la reorganización empresarial), a las arcas del país ya no podrían ingresar los más de US$300 millones por concepto de impuestos (locales y nacionales) y regalías en lor próximos 10 años. O no contaría con los más de US$38 millones que ingresarían por los mismos derechos económicos en un año. "La apuesta es no quedarse solo en el tema del carbón. El Cesar tiene otras opciones en la operación extractiva que le permitirían diversificar su canasta minera. Hay otros minerales necesarios para la transición energética", subrayó la viceministra de Minas, Sandra Sandoval. La funcionaria precisó que el oro y el cobre son minerales con potencial en el departamento. "En el caso del oro hay mayor certeza. En el cobre también hay indicios, lo que pasa es que estamos en etapa temprana en términos exploración", dijo. Por esta razón, en el próximo proceso de la Ronda Minera 2021, la Agencia Nacional de Minería (ANM) ofertará varios títulos mineros en el departamento de Cesar para la exploración y producción de cobre, oro y minerales polimetálicos. Sin embargo, la viceminstra Sandoval le sigue apostando a la operación carbonífera en el departamento. "La coyuntura exige que nos debemos adaptar a nuevas oportunidades, por esta razón venimos preparando la agenda del carbón que permitirá mantener este mineral como fuente de recursos, oportunidades y empleos formales para la reactivación, al tiempo que se avanza en la diversificación de la canasta minera, y en la coexistencia de otras actividades productivas en el territorio", reiteró Sandoval. Aunque el Gobierno Nacional viene trabajando de la mano con la Gobernación para que la operación carbonífera retome su niveles históricos, y pone sobre la mesa otras alternativas de extracción como el cobre, oro y polimetálicos, de manera tácita y no oficial, los municipios de la región comienzan a hacer cuentas sin la recursos que les deja esta tarea. Ese es el caso del municipio La Jagua de Ibirico, que ya está trazando nuevos negocios para mantener sus finanzas. Su alcalde, Ovelio Jiménez, viene explicando desde hace un par de semanas que buscan convertir la zona en un centro de desarrollo agroindustrial y turístico, "pero eso toma años", dijo. Subrayó que a eso es lo que se le debe apostar, ya que "estamos sufriendo las consecuencias de depender de la minería". El burgomaestre enfatizó que ya Prodeco puso las cartas sobre la mesa, ahora el municipio debe salir a buscar soluciones para mantener las cuentas porque la devolución de los títulos significa que más de 1.200 empleados directos pierden sus trabajo, e indirectos más de 2.000.