Lunes, 20 de Septiembre de 2021

Colo Colo es una fiesta: ganó a Everton y llega con el pecho inflado al Superclásico

ChileEl Mercurio, Chile 15 de septiembre de 2021

Con goles de Falcón y Gil, los albos mantuvieron la distancia sobre su escolta, la UC. El desafío que viene es más grande: conservar la línea ante la U, el 26 de septiembre, en Rancagua.

Hace un año, y con 11 partidos disputados, Colo Colo era una lágrima. Un drama. Apenas sumaba nueve puntos y estaba ubicado en el puesto número 14. Solo cinco unidades lo separaban del entonces colista (La Serena).
Hoy, el equipo vive en las antípodas: es una fiesta, sólido líder del torneo y el más serio aspirante a la corona 2021.
Ayer, en el Monumental, igual como sucedió en la final de la Copa Chile, dio cuenta de Everton, que opuso una resistencia real solamente durante los 30' iniciales. El dueño de casa no tardó en comenzar a explotar la banda derecha con Óscar Opazo, Pablo Solari y Marcos Bolados, quien sin posición fija en la ofensiva entendió que por ese rincón había facilidades.
Y muchas.
Dos jugadas de peligro que fueron sancionadas como offside llamaron la atención del técnico Roberto Sensini. Dejó en el olvido la línea de cuatro defensas y pasó a una de cinco, con Rodrigo Echeverría, Julio Barroso y Diego Oyarzún como centrales, más el apoyo de Camilo Rodríguez y Dilan Zúñiga por los flancos.
El ejercicio del estratega viñamarino tuvo respuesta en su homólogo Gustavo Quinteros, quien sacó a Joan Cruz y mandó a la cancha al experimentado Gabriel Costa. Con una formación cada vez más ideal, y casi sin canteranos como sucedió en momentos de emergencia, Colo Colo llegó a la red: primero fue Maximiliano Falcón, empalmando sin problemas un tiro libre de Leonardo Gil y luego el mismo volante anotó con un precioso zurdazo.
La media hora siguiente estuvo de más. Sintiéndose superior, el local movió la pelota, la hizo correr y bajó el ritmo. Ya era suficiente: tenía el triunfo en el bolsillo, la punta asegurada y el pecho inflado para verse las caras con la Universidad de Chile, su próximo rival.
La alegría de Quinteros
El técnico de los albos estaba feliz. "Fue un partido que lo tuvimos que resolver en el segundo tiempo. En el primero fue más parejo, nos anularon goles, pero no tuvimos la claridad que uno pretende para abrir el marcador. Luego, con la pelota parada hicimos el gol, jugamos más sueltos y pudimos hacer un par más", analizó.
Luego agregó: "Manteniendo el primer puesto uno está muy motivado; los jugadores están motivados y comprometidos. Si perdemos puntos será porque el rival nos plantea algo distinto, porque nosotros estamos dando lo máximo siempre".
Leonardo Gil, otra vez, fue de los mejores del encuentro. "Contento por el equipo que seguimos formando. En el primer tiempo no estuvimos tan precisos, pero después se nos abrió el arco con una pelota parada. ¿Mis goles? Nunca había estado entre los goleadores del equipo. Ahora le agregué el gol a mi juego, y se lo debo a mis compañeros".
"Cuando el equipo juega bien es más fácil convertir, porque nos creamos muchas situaciones. ¿El clásico? Será difícil. El torneo está difícil". LEONARDO GIL, volante de Colo Colo."