Sábado, 27 de Noviembre de 2021

¿Capacitación, clave para la recuperación?

ColombiaEl Tiempo, Colombia 26 de octubre de 2021

Andrés Albán
Mucho se ha dicho sobre cómo la covid-19 impactó distintos aspectos de la vida; por ejemplo, los índices globales de empleabilidad y a su vez, las características que requiere la sociedad para la formación de la fuerza laboral son aspectos que han acelerado su transformación

Andrés Albán
Mucho se ha dicho sobre cómo la covid-19 impactó distintos aspectos de la vida; por ejemplo, los índices globales de empleabilidad y a su vez, las características que requiere la sociedad para la formación de la fuerza laboral son aspectos que han acelerado su transformación. Y es que podría parecer que el impacto de la pandemia coloca a la población joven de América Latina y el Caribe en riesgo de convertirse en una generación sin oportunidades laborales o educativas. Por ejemplo, las cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indican que existe un 23,8% de desocupación en personas entre los 15 y 24 años durante el primer trimestre de 2021 . Sin embargo, el avance de los programas de vacunación alrededor del mundo y la reactivación de diversos sectores productivos son quizá, la luz al final del túnel que estábamos esperando. Esto se ve reflejado en Colombia, pues la tasa de desempleo para julio se ubicó en 14,3%, es decir 5,9 puntos porcentuales menos respecto al mismo periodo de 2020, esto según el más reciente informe de Mercado Laboral entregado en los primeros días de septiembre por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). Ciertamente las inversiones en capacitación y educación serán esenciales para impulsar la economía de América Latina y el Caribe en los próximos años. Según el Global Skills Index que realizó Coursera para 2021, se espera que la región no recupere sino hasta el 2023 los niveles de PIB anteriores a la pandemia, sin embargo, las inversiones estratégicas en competencias que promueven la inclusión en el mercado laboral y refuerzan sectores específicos tienen el potencial de aumentar la prosperidad compartida y la competitividad global. Hace unas semanas el Ministerio de Ciencia de Colombia lanzó la iniciativa ‘Soy profe y quiero ser PhD para hacer la diferencia’, a través de la cual se invertirán 26 mil millones de pesos en la formación doctoral de 234 docentes. Definitivamente este tipo de iniciativas serán cruciales a largo plazo para la recuperación económica del país y para fortalecer el sector educativo. Sin embargo, no hay que perder de vista que también debemos invertir en la formación tecnológica y en general, en las habilidades STEM de la población (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Hoy las compañías se centran cada vez más en la búsqueda laboral para la industria 4.0, por eso las habilidades para trabajar en fintech, BPO, blockchain, marketing digital, ciencia de datos e inteligencia artificial (IA) están tomando más fuerza en el mercado laboral, pues podrían considerarse como el presente y el futuro de los negocios en Colombia.
CEO de Puntored.