Lunes, 17 de Enero de 2022

Libro reúne la cartografía desde que se conoció el Estrecho de Magallanes

ChileEl Mercurio, Chile 26 de noviembre de 2021

Con textos de los historiadores Mateo Martinic y Rodrigo Moreno, el volumen registra la evolución hasta llegar a la precisión satelital.

Para cuando Hernando de Magallanes inició su viaje, en septiembre de 1519, hacia la isla de las Especias, el conocimiento de las costas y los mares le ofrecía algunas certezas y varias suposiciones. El Mar del Sur -que luego él bautizaría como Pacífico- había sido descubierto por Vasco Núñez de Balboa en septiembre de 1513, desde las costas de Panamá, y la expedición de Juan Díaz de Solís, de 1515, había dado con la desembocadura del río de la Plata.
Los cosmógrafos, que era como se les llamaba en aquel entonces a los actuales cartógrafos, suponían que había un paso entre el Atlántico y el Mar del Sur. Magallanes contaba, entonces, con algunos mapas que le indicaban esta posibilidad, como el de esfera de 1515 del alemán Johannes Schöner, uno de los grandes cosmógrafos de la época, y el de 1519 del portugués Jorge Reinel. Esas cartas de navegación eran vitales para aventurarse por el mundo.
Esa rica cartografía es el tema del libro que ayer, en Punta Arenas, presentó la Corporación Patrimonio Marítimo de Chile en conmemoración de los 500 años del descubrimiento del estrecho que Magallanes navegó entre octubre y noviembre de 1520.
"Estrecho de Magallanes: Cinco Siglos de Cartografía (1520-2020)" es un libro bilingüe español-inglés, de 256 páginas, en gran formato. Tiene dos grandes capítulos, "Un planeta a medias conocido. La noción clásica sobre la geografía del orbe en el inicio de los tiempos modernos (siglo XV)", escrito por el historiador y académico de la U. Adolfo Ibáñez, Rodrigo Moreno, y "La imagen cartográfica del Estrecho de Magallanes a lo largo de cinco siglos (1520-2020)", del premio nacional de Historia 2000 y gran estudioso de este tema, el historiador Mateo Martinic.
"Lo más importante no solo es conmemorar un hecho marítimo, sino que en este se descubrió Chile, seis años antes de la llegada de Almagro", señala el almirante Rodolfo Codina Díaz, presidente de la Corporación Patrimonio Marítimo de Chile, sobre este volumen.
Rodrigo Moreno, por su parte, explica el valor de los múltiples mapas que aparecen en el libro, "cartografía que era vital para la época y considerada como secreto de Estado".