Martes, 06 de Diciembre de 2022

Concentrados de cobre llegarían a 70% en medio de altos costos de fundiciones

ChileEl Mercurio, Chile 7 de octubre de 2022

Desde Cochilco destacan que es estratégico que el país desarrolle este negocio, el que es liderado por China con una gran ventaja.

En la semana en que se aprobó en particular el proyecto que habilita el cierre de la división Ventanas, Cochilco presentó un nuevo estudio sobre el mercado de los concentrados de cobre en Chile, en el que se detalla que el 50% de las exportaciones mineras corresponde a este tipo de productos, y se espera que el indicador sobrepase el 70% a 2031 (unas 20 millones de toneladas de cobre).
No obstante, el documento también revela la realidad del negocio de las fundiciones de cobre en Chile, detallando la baja competitividad de estas plantas, que además son antiguas en tecnologías y en su mayoría se ubican en el cuarto cuartil de costos. Por ejemplo, el promedio de sus costos fue de US$ 210 por tonelada de concentrado tratado en el año 2021, de los peores rendimientos a nivel global (ver infografía).
En el detalle, las operaciones de fundiciones estatales poseen mayores costos que las privadas (US$ 222 vs. US$ 182). Además, se evidencia la baja modernidad. Altonorte, la fundición privada más nueva del país, fue construida en 1993.
Pese a este escenario, desde Cochilco apuntan a que este negocio resulta estratégico para Chile, considerando que el país con mayor capacidad de fundición a nivel global es China, que en las últimas décadas ha venido elevando con fuerza su posición de mercado.
En 2021, las exportaciones chilenas de cobre en forma de concentrado tuvieron como destino en un 91% la región asiática, mientras que para el refinado fue de 52%. China es el principal comprador, donde la exportación llegó a un 68% y 33%, para el concentrado y refinado, respectivamente.
"Este es un tema estratégico, ya que permitiría a nuestro país ampliar la matriz productiva de la minería, como también acercar más este sector productivo a los cuartiles de costos más bajos, lo que se traduciría en una rentabilidad importante. Es necesario destacar también que la evidencia mundial muestra que la competitividad en costos favorece el modelo de negocios de fundición no integrada", detalla el vicepresidente ejecutivo (s) de Cochilco, Joaquín Morales.
Analistas ven que la construcción de una nueva fundición de cobre puede ir entre US$ 1.000 y US$ 1.500 millones para un complejo metalúrgico de entre 1 y 1,2 millones de toneladas de procesamiento de concentrados, y tardaría hasta 7 años en entrar en operación.
Según las estimaciones de la entidad pública, durante 2021, un 87% de las exportaciones se efectuaron a través de contratos de abastecimientos y spot , lo que sugiere la existencia de un volumen significativo de concentrados para abastecer una nueva fundición en el país.
"Esto abriría la puerta para estudiar la construcción de más de una fundición desde un millón de toneladas de concentrado a procesar. Sin embargo, la cantidad de fundiciones no depende solo de la disponibilidad de concentrados, sino también de la disponibilidad de territorio adecuado para la instalación de estos complejos metalúrgicos y cómo las comunidades aledañas se puedan sentir seguras, evitando generar zonas de sacrificio", explica Morales.
Desde el Ministerio de Minería destacan que tal como establece el programa de gobierno, se está avanzando en aumentar la capacidad de fundición del país, dentro de lo que se considera el proyecto de una nueva fundición y refinería en Paipote, a través de un proyecto que Enami espera presentar a fines de 2022. "El cronograma de trabajo permite estimar que la ejecución de las etapas finales de aprobación y ejecución del ciclo de inversiones de ingeniería y construcción puedan desarrollarse durante los años 2023-2025, para iniciar su puesta en marcha en 2026", sostiene la ministra Marcela Hernando.
Proyecto
Se espera que este año Enami presente el diseño de su nueva fundición.