Viernes, 03 de Febrero de 2023

Algunos gremios destapan sus cartas para el salario mínimo

ColombiaEl Tiempo, Colombia 5 de diciembre de 2022

Para el proceso de reajuste del salario mínimo de 2023 se tiene prevista hoy la instalación de la Mesa de Concertación con los empresarios, sindicatos y el gobierno

Para el proceso de reajuste del salario mínimo de 2023 se tiene prevista hoy la instalación de la Mesa de Concertación con los empresarios, sindicatos y el gobierno. Y son ya varios los gremios que están destapando sus cartas, pues tanto Acopi, que agrupa a los microempresarios, como Asobancaria, consideran que el aumento debería ser en línea con la fórmula de inflación más productividad. La semana pasada el Dane reveló el dato de productividad con que trabajará la mesa (1,24%). Por su parte, la inflación se estima para el cierre del año en 12,27% según la última encuesta del Banco de la República. Esto marcaría en 13,5% el piso para negociar la inflación. "Ya salió la productividad positiva, los trabajadores están aportando muchísimo; sin embargo, consideramos que con un efecto positivo de productividad más la inflación calculamos un 14%, porque con eso estaríamos recuperando el poder adquisitivo perdido", explico Rosmery Quintero, presidente de Acopi. Por su parte, desde el gremio bancario, Alejandro Vera, su vicepresidente encargado, dijo que "los sindicatos, por otro lado, han hablado de un incremento de alrededor de 20%, lo que traza una brecha de 7 puntos porcentuales entre las dos partes, o de alrededor de $65.000, ya que es de subir 12,5% el salario mínimo, quedaría en 1’135.000, y de 1’200.000, según proponen las centrales obreras. Por ahora los otros gremios con silla en la mesa tripartitita como la Andi, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y Fenalco no tienen sus estimaciones ni una postura definida. Los expertos El cronograma de la Mesa de concertación tiene previsto que hoy y mañana se lleven a cabo reuniones y que el viernes se haga la presentación de ofertas. Ante la coyuntura, los expertos y representantes de varios centros de estudios económicos de diferentes regiones han levantado la voz para que el incremento no sea tan elevado, e incluso, ven complejo lograr un acuerdo y que el reajuste podría ser vía decreto. En la última semana tanto Fedesarrollo como Anif, dos de los principales centros de estudio del país, instaron a pedir un aumento mesurado. "El salario mínimo para 2023 debería aumentar un 13,5%", aseguró Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo. En el caso de Anif, también hizo un llamado para que la mesa tripartita considere un incremento que se ajuste a la fórmula de inflación más productividad. Mauricio Santa María, presidente de la entidad, ha dicho en varios espacios que esta no debería ser muy superior al 13%. Desde Fundesarrollo, el centro de estudios económicos de Barranquilla, su directora, Oriana Álvarez, destacó que el debate será particular si se tiene en cuenta que el país presenta escenarios complejos. "Por un lado, está la necesidad de mantener el empleo el próximo año en un contexto de riesgo creciente de que la economía global caiga en recesión. Por otro está la inflación más alta en 23 años, que va en el 12,2% anual hasta octubre y que viene afectando a todos los países del mundo". Según Álvarez, teniendo en cuenta, la teoría que define las alzas en el salario mínimo (inflación más productividad), el incremento del año pasado, "y el enfoque del nuevo gobierno" es probable hasta un 15%. "La historia de las negociaciones nos ha demostrado que es muy difícil lograr consensos entre las partes involucradas", indicó. Los académicos y expertos tienen una postura común sobre que el piso de la negociación sería alrededor del 13%, como también lo indica Jhon James Mora, profesor del departamento de Economía de la Universidad Icesi. "La negociación estaría entre un 13% y un 20%, que es el máximo expresado por las centrales obreras. Eso deja un margen de negociación de 7 puntos porcentuales. En ese sentido el rango es muy amplio y la posibilidad de que sea concertado.