Viernes, 03 de Febrero de 2023

Los síntomas del covid prolongado en menores pueden durar un año e ir cambiando en el tiempo

ChileEl Mercurio, Chile 6 de diciembre de 2022

La condición posterior a la infección puede ser muy similar a la de los adultos. Fatiga y dificultad para respirar están entre las manifestaciones que más se repiten.

La investigación más grande realizada hasta ahora sobre el fenómeno del covid prolongado en menores de edad dio como resultado dos hallazgos clave: el síndrome puede durar incluso un año en este grupo y los síntomas pueden ir cambiando.
Los resultados se publicaron ayer en la revista The Lancet Regional Health-Europe.
Los científicos a cargo de la investigación, de la University College de Londres (Reino Unido), realizaron encuestas a 5.086 menores de entre 11 y 17 años para investigar sobre su estado de salud a los seis y 12 meses después de haber tenido los primeros síntomas de covid-19.
Así completaron una lista de 21 síntomas, que incluían fatiga, dificultad para respirar y cansancio, alteraciones en la salud mental y menor bienestar.
Al final, el equipo descubrió que el 11% de los encuestados informó sentir fatiga incluso 12 meses después de sus primeros síntomas del virus, mientras que más del 20% dijo que aún presentaba dificultad para respirar y más del 40% cansancio.
Además, se encontró que los síntomas experimentados cambiaron en el transcurso de un año. Algunos de ellos disminuyeron y otros aumentaron.
Como resultado, el trabajo concluye que los síntomas de covid prolongado que experimentan niños y adolescentes varían con el tiempo y que los médicos y las familias deben ser conscientes de ello.
"Los resultados son novedosos. No teníamos estudios grandes sobre covid prolongado en niños y lo que vemos con este trabajo es que la condición posinfecciosa se da de forma muy parecida a la de los adultos", comenta Carolina Rivera, fisiatra de medicina física y rehabilitación de Clínica Alemana.
"Ya habíamos visto que los adultos pueden tener síntomas al año y también se había observado en ellos que este cuadro podía darse en forma de brotes, es decir, que van apareciendo con fuerza unos síntomas sobre otros", agrega la especialista.
Francisco Marino, urgenciólogo pediátrico de Clínica Las Condes, comenta que además de las manifestaciones reportadas en el nuevo estudio, también es necesario estar alerta a cambios generales en la calidad de vida, cambios de comportamiento y disfunciones cognitivas.
El mensaje clave para los padres, coinciden ambos expertos, es entender que el covid prolongado puede ocurrir en los niños durante largo tiempo y que se debe consultar ante sospechas.
"El covid no es una enfermedad pulmonar, sino que es sistémica (...). Si un niño es sano, tuvo covid-19 y al tiempo presenta algún síntoma que no se puede explicar por otra razón que no sea el virus, es momento de consultar", puntualiza Rivera.