Viernes, 03 de Febrero de 2023

Remesas a El Salvador fueron las de menor crecimiento en el istmo

El SalvadorLa Prensa Gráfica, El Salvador 24 de enero de 2023

Las remesas familiares hacia El Salvador totalizaron $7,742 millones al cierre de 2022, de acuerdo con el Banco Central de Reserva (BCR) y la cifra se traduce en un crecimiento de apenas el 3.2 % con respecto a los $7,504.7 millones que recibió el país durante 2021. El porcentaje es el más bajo en comparación con sus pares centroamericanos que también perciben remesas.

Evelyn Machuca
Las remesas familiares hacia El Salvador totalizaron $7,742 millones al cierre de 2022, de acuerdo con el Banco Central de Reserva (BCR) y la cifra se traduce en un crecimiento de apenas el 3.2 % con respecto a los $7,504.7 millones que recibió el país durante 2021. El porcentaje es el más bajo en comparación con sus pares centroamericanos que también perciben remesas.
Los porcentajes del resto de países de la región en ese mismo período, en cambio, registraron alzas de dos dígitos: en Guatemala, las remesas subieron de $15,295.7 millones a $18,040.3 millones, un alza del 18 %; en Honduras se elevaron de $7,730 millones a $8,686.2 millones, un aumento del 12 %; y en Nicaragua se incrementaron de $2,146.9 millones a $3,200 millones, un alza del 49 %, según los datos de sus propios bancos nacionales centrales.
Las razones por las cuáles está ocurriendo este fenómeno no están claras, según valoraron los economistas Rafael Lemus y Otto Boris Rodríguez; ambos, no obstante, hicieron referencia a que el hecho podría tener relación con la migración.
"En países como Guatemala y Honduras, la migración ha sido mucho mayor en los últimos años y, al haber nuevos migrantes, suben las remesas", apuntó el economista Rafael Lemus.
"No hay un dato duro sobre cuántas personas migran desde cada país. El único dato que hay es el de las personas que capturan, que no tienen éxito en pasar la frontera. Y allí El Salvador es el que tiene menor número en comparación al resto de países vecinos, pero no creo que sea porque los salvadoreños tienen más éxito en pasar", agregó.
En sintonía con sus apreciaciones, los datos recopilados por LPG Datos con base en estadísticas oficiales de las autoridades de cada país, de hecho, dan cuenta de esa última afirmación: durante 2022 fueron detenidos un total de 85,124 salvadoreños, 193,334 hondureños y 256,173 guatemaltecos; sin embargo, estas cifras están relacionadas con la cantidad de población de cada país: mientras en El Salvador la población ronda los 6 millones , en Guatemala son más de 17 millones y en Honduras son más de 10 millones.
"En este momento, todavía no hay información precisa sobre por qué El Salvador ha quedado tan a la zaga del envío de remesas comparado con otros países", valoró, por su parte, el economista Otto Boris Rodríguez.
A juicio de Rodríguez, el fenómeno de que los demás países estén creciendo mucho más que El Salvador en cuanto a la recepción de remesas "sí es bien extraño", pero "no está asociado a un problema de estimación, porque la metodología no ha cambiado": según explicó, el grueso de este dinero sigue ingresando al país por medio del sistema bancario y las cooperativas, además de las compañías exclusivas para trámites de remesas.
Además, el dinero que traen los salvadoreños en bolsillos no puede ser tanto como para compensar esa reducción en los bancos, valoró.
"Lo que traen en bolsillo, digámoslo así, no puede ser tan grande como para decir que ahora la gente lo está trayendo en los bolsillos", dijo y señaló que muy probablemente hay una parte está siendo traída para inversión, "aunque los fondos de inversión también suelen venir como remesas". "Ahora bien, lo que sí es claro es que las remesas no han crecido como en los demás países, ¿por qué? No he visto los datos de las detenciones de migrantes, quizás por allí podría estar la explicación. El último que he visto es que el año pasado fueron más de 85,000 los salvadoreños que no pudieron migrar, porque fueron detenidos en la frontera", manifestó.
"Entre más gente logra entrar a Estados Unidos, más remesas van a entrar. Una causa podría ser esa: que los que han logrado pasar son pocos. Habría que ver si en Guatemala y Honduras los detenidos también han sido bastantes", añadió Rodríguez.
Los datos de LPG Datos sobre detenciones de migrantes centroamericanos, por otra parte, también dan cuenta de que disminuyeron el año pasado con respecto al año 2021.
En el caso de El Salvador, la cifra se redujo de 116,444 a 85,124, es decir, un 26.8%; en el caso de Guatemala, el número de detenidos bajó de 311,818 a 256,173, es decir, un 17.8 %; y en Honduras la cifra bajó de 354,504 a 193,334, es decir, un 45.4%.
El fenómeno de Nicaragua, donde la cantidad de remesas en millones de dólares creció exponencialmente a casi el 50%, la causa podría estar relacionada con la crisis política que azota a esa nación y que ha derivado en una masiva fuga de habitantes a quienes Estados Unidos estaría recibiendo, aunque no hay estadísticas concretas para la situación nicaragüense.
En los últimos cinco años, entre 2018 y 2022, también es El Salvador el país centroamericano que registra un menor crecimiento en la recepción de remesas familiares.
Mientras que en Guatemala crecieron un 94.2 % y en Honduras un 77.8 %, en El Salvador crecieron un 43.5 %. Para el caso de Nicaragua crecieron un 113 %.
La crisis sanitaria por covid-19, en 2020, no demuestra que hubo reducción en comparación a 2019 en ninguno de estos cuatro países; no obstante, el crecimiento fue bajo: del 7.9 % para Guatemala, pasando de $10,508.3 millones a $11,340.4 millones; del 3.9 % para Honduras, pasando de $5,522 millones a $5,741.1 millones; y del 10 % para Nicaragua , pasando de $1,682.4 millones a $1,851.4 millones.
Por el contrario, para El Salvador, el alza fue mayor que la que ha obtenido este año: de 2019 para 2020, sus remesas crecieron un 4.8 %, pasando de $5,656.1 millones a $5,929. 7 millones.
"En países como Guatemala y Honduras, la migración ha sido mucho mayor en los últimos años y, al haber nuevos migrantes, suben las remesas".