Sábado, 20 de Abril de 2024

Preguntas inquietantes

ChileEl Mercurio, Chile 3 de febrero de 2023

El fascinante desarrollo de la inteligencia artificial plantea interrogantes que exigen abordarse con seriedad.

Las ciencias de la computación aparecieron a mediados del siglo XX. De ellas surgió la idea de fabricar equipos que tuvieran inteligencia artificial (IA), con el objetivo de simular, emular o, incluso, superar a la inteligencia humana. A pesar de las enormes dificultades involucradas, sus avances han sido impresionantes, aunque, hasta ahora, limitados. En 1997, la computadora Deep Blue, de IBM, le ganó al campeón mundial de ajedrez. En 2016, AlphaGo, de Google, logró algo similar en el más complejo juego oriental de "go". A las pocas semanas, la máquina AlphaGo Zero, con solo cuatro horas de preparación jugando contra sí misma, fue capaz de superar a su antecesora con extrema facilidad. En otros ámbitos más humanos, las máquinas ya superan a los mejores jugadores de Jeopardy, un juego que requiere dominar las ambigüedades del lenguaje y la comprensión de sus contextos. Recientemente, en noviembre de 2022, la empresa OpenAI introdujo ChatGPT, un programa capaz de establecer conversaciones en lenguaje natural con humanos sobre los más variados temas. Cualquier persona puede sostener esas conversaciones, fácilmente accesibles en internet.
Alan Turing, matemático inglés de la primera mitad del siglo XX, y sobre cuyas ideas se desarrolló la computación, sugirió que la inteligencia de una máquina sería equivalente a la humana si pudiese sostener conversaciones en lenguaje natural con humanos sin que otros humanos distinguieran entre ellos. ChatGPT se acerca, pero aún no lo consigue. Hay ciertas preguntas que delatan sus limitaciones. De todos modos, es imposible no preguntarse si algún día lo logrará. Dicho de manera más general, ¿hay algún límite para la IA? ¿Podrá esta superar eventualmente a la inteligencia humana? Y si es así, ¿en algunos, muchos o todos los aspectos?
Son preguntas abiertas de difícil respuesta. El cerebro humano contiene unos 100 mil millones de neuronas, cada una de las cuales puede tener decenas, cientos y hasta 15 mil conexiones con otras, constituyéndose así en el objeto más complejo del universo conocido. Su arquitectura es el resultado de un proceso evolutivo de 3 mil ochocientos millones de años, desde que apareció la vida sobre la Tierra.
En el caso de la inteligencia artificial, un decisivo avance ha sido el uso de sucesivas capas de "redes neuronales", programas de computación que simulan el funcionamiento de las neuronas del cerebro humano. Sin embargo, el desarrollo de la IA solo tiene décadas y esto le confiere ventajas al cerebro humano: aunque se equivoca con facilidad -los computadores nunca se "equivocan" en sus cálculos-, se da cuenta de sus errores y enmienda rumbos o prueba otras estrategias. La IA no tiene esa capacidad, pues, hasta ahora, siempre sigue el mismo set de instrucciones. Pero, ¿podrá tenerla en el futuro? ¿Podrá superar otras dificultades, como su dependencia de fuentes de energía suministradas por humanos, generando su propia energía, o, incluso, autopropulsándose para obtenerla? ¿Requerirá generar algo parecido a una "conciencia artificial" para superar a la inteligencia humana? Y, si supera sus limitaciones, ¿dominará a los humanos que la idearon o colaborará con estos para resolver sus problemas?
Todas estas interrogantes, tan inquietantes como fascinantes, requieren ser abordadas con seriedad. Para evitar los peligros de la IA, no basta el simple expediente de suprimirla o limitar artificialmente su desarrollo. Este ocurrirá de todos modos si el conocimiento para hacerlo está disponible. Son muchos los ejemplos que así lo muestran. Como ocurre con toda tecnología -la nuclear o la ingeniería genética son casos ilustrativos-, la IA puede ser utilizada con fines benéficos o deletéreos. Incentivar los primeros y procurar inhibir los segundos, en una senda de traiga progreso a la humanidad, es el inmenso desafío que ella, y sus futuras generaciones, enfrentan.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela