Viernes, 21 de Junio de 2024

La inteligencia artificial no robará tu trabajo, lo hará aquel que aprenda su uso y lo incorpore a sus habilidades

Costa RicaLa Nación, Costa Rica 20 de noviembre de 2023

Opinión de Alejandro Trejos | "Esta tecnología está en pleno desarrollo, a sus usuarios actuales se les denomina early adopters o en español diríamos pioneros, incluso a veces con una connotación de persona que no toma muy en serio su trabajo".

Leí el título de este artículo en un contenido en redes sociales tipo meme y creo que resume muy bien el estado actual de la situación y amerita nos tomemos algunos minutos para su análisis.

La tecnología conocida como Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés) no es algo nuevo sino más bien el resultado de muchos intentos en la búsqueda de emular algunas de las funciones cerebrales humanas que sin duda alguna cobró interés y relevancia internacional. Esto pasó después de que en noviembre de 2022 la empresa OpenAI liberara al público su producto ChatGPT.

A partir de ese hito, múltiples empresas tecnológicas liberaron sus propias versiones, lo cual hace que un año después, tareas intelectuales que antes requerían de tiempo y concentración humana, hoy puedan ser realizadas de forma automática con un nivel alto de complejidad en los resultados obtenidos, pero igual que su contraparte humana, el resultado no es perfecto.

Dicha imperfección o en ocasiones, más bien falta de precisión, ha hecho que múltiples empresas se pronuncien unas a favor de uso en el ámbito laboral y otras más bien prohibiéndolo y estigmatizando su uso como una especie de plagio que atenta contra la seriedad y el profesionalismo del quehacer humano. Lo cierto es que todo este revuelo se ha generado en tan solo un año de uso público de dichas herramientas.

Si nos damos la libertad de levantar la mirada, digamos a los próximos cinco años, ¿cuáles serán las capacidades y usos prácticos de estas herramientas?, muchas de las limitaciones actuales obedecen a cierta precaución de no permitir a las AI conexión en tiempo real a contenidos de Internet, bases de datos públicas y otro tipo de conocimientos que no solo podrían generar respuestas falsas, criterios sesgados, prácticas discriminatorias o cualquier otro vicio propio del pensamiento humano y la contraposición de ideas que se encuentran disponibles por los medios antes mencionados.

Diríamos entonces que esta tecnología está en pleno desarrollo, a sus usuarios actuales se les denomina early adopters o en español diríamos pioneros, incluso a veces con una connotación de persona que no toma muy en serio su trabajo, pero esta no sería la primera vez en la historia que algo así pasa.

La mayoría de nosotros recién se acostumbraba a ubicarse en la cuarta revolución industrial, aquella marcada por un fuerte uso de la tecnología digital, física y biológica, sin percatarse que en 2022 empezamos a vivir la quinta revolución industrial. Esta se enfoca en el uso de herramientas de AI, promoviendo el uso de la tecnología ya no como una herramienta sino como una colaboración, digamos simbiótica, entre los humanos y la tecnología.

¿Cómo impacta la quinta revolución industrial al mundo del trabajo? Sin duda bibliotecas enteras caen cada día en la desactualización o la etiqueta de conocimiento superado, ante la rápida adopción de esta nueva colaboración entre tecnología y qué hacer humano.

Si su empresa aún no encuentra formas de adoptar estas nuevas tecnologías en el corto plazo, corre el riesgo de extinción frente a competidores que lo harán de forma exitosa y si usted como trabajador o profesional en un ámbito específico no lo hace, corre el riesgo de sufrir el destino enunciado en el título de este artículo y las previsiones no son muy positivas, los siguientes cinco a diez años marcarán un cambio drástico e inminente en el qué hacer humano en múltiples disciplinas.

La pregunta a responder no es cuándo, sino cómo usted como trabajador puede ser más eficaz utilizando esta nueva colaboración que sin duda cada día veremos más involucrada en nuestro día a día.

El autor es abogado y socio de la firma BDS | Littler.

La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela