Sábado, 20 de Abril de 2024

¿Votación en dos días?

ChileEl Mercurio, Chile 3 de abril de 2024

Esta discusión debe servir para revisar las injustificadas restricciones que aún se les imponen a las actividades productivas.

A mediados de marzo, el Servicio Electoral (Servel) propuso extender la votación del próximo octubre a dos días, puesto que no se alcanzaría a realizar en una sola jornada. La razón de los técnicos de ese servicio dice relación con el hecho de que se efectuarán cuatro elecciones simultáneas, con el agregado de que ha vuelto a ser obligatoria la asistencia a votar. Así, se espera que más de 13 millones de personas acudan a las urnas para elegir alcaldes, concejales, gobernadores y consejeros regionales. En Chile no hay gran experiencia en realizar votaciones más allá del día oficial de la elección, aunque ya se hizo excepcionalmente una vez, en mayo de 2021, en plena pandemia, debido al peligro que significaban las aglomeraciones en los lugares de votación. Entonces eran cinco elecciones simultáneas, pues, a las ya mencionadas debía sumarse la de convencionales, y los votantes fueron alrededor de 6 millones y medio.
El Gobierno acogió la propuesta y se comprometió a presentar un proyecto de ley que lo haga posible. Los argumentos del número de votantes y de la complejidad de la elección, con al menos dos papeletas con muchos candidatos -lo que les da un aspecto de sábanas- hacen temer por un acto eleccionario complejo y prolongado hasta altas horas de la noche, con ciudadanos reclamando por las dificultades para ejercer sus derechos. Según algunas estimaciones habrá cerca de 20 mil candidatos, lo que da cuenta de la dificultad de efectuar estas elecciones en una jornada de nueve horas, como establece la ley.
La resistencia a la idea ha surgido del comercio. En efecto, cada proceso electoral culmina en un día de votaciones en que a los comerciantes no se les permite trabajar, con las consiguientes pérdidas, pues la ley determina que esa jornada será feriado obligatorio, además de imponer especiales restricciones a la venta de alcohol. Las tradiciones electorales chilenas tienen un origen antiguo, pero como es un aspecto de la democracia que tiene un funcionamiento ejemplar en nuestro país, se puede comprender la resistencia a los cambios. Con todo, hay varios aspectos que merecerían un detenido análisis. Entre estos, las restricciones a las actividades productivas. Desde luego, en muchos países las votaciones se hacen en días laborables, sin restricciones más que la obligación de los empleadores de facilitar el voto de sus trabajadores.
En el sistema chileno, diseñado a lo largo de siglos, las votaciones debían hacerse en un solo día, puesto que en las noches la custodia de las papeletas no daba garantías y podían producirse robos y suplantaciones de votos. Hoy no parece que eso sea una posibilidad seria, pero igualmente la oposición ha representado sus dudas respecto de la recomendación del Servel. Se ha dicho que existen otras formas de resolver la complejidad de la votación, que según indican los expertos llevará a que cada votante utilice durante cinco minutos la cámara secreta. De acuerdo con ese cálculo resulta virtualmente imposible completar la votación en un día. Se han propuesto alternativas, como aumentar los locales, el número de mesas, las cámaras secretas o las horas de votación. Pero todas ellas requieren de cambios legales y también de condiciones materiales que, dada la premura de la situación, resultan complejas de lograr; de hecho, un informe del Servel estima que un proceso expedito a realizarse en un solo día requeriría sumar más de dos mil locales a los 3.100 empleados en el plebiscito de diciembre de 2023. Esto, por cierto, abre la interrogante de por qué el problema solo se plantea ahora, en circunstancias que era anticipable desde el momento en que se aprobó la reforma que restableció el sufragio obligatorio, en diciembre de 2022.
La discusión del proyecto cuyo envío ha anunciado el Gobierno debe servir para aclarar estas interrogantes, pero también será una oportunidad para revisar las injustificadas restricciones a las actividades productivas, especialmente el comercio, y a los consumidores, que se ven seriamente perjudicados cada vez que hay elecciones, sin que se conozcan buenas razones para ello.
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela