Domingo, 18 de Agosto de 2019

Karen Villeda retrata la violencia y el feminicidio

MéxicoEl Universal, México 18 de agosto de 2019

Yanet Aguilar Sosa CIUDAD DE MÉXICO, junio 12 (EL UNIVERSAL)

Yanet Aguilar Sosa

CIUDAD DE MÉXICO, junio 12 (EL UNIVERSAL).- A partir de una historia familiar de violencia de género, de su indagatoria personal para poder contar la historia de su tía, quien un día apareció muerta y aún ahora no saben si fue suicidio o fue víctima de feminicidio, Karen Villeda escribió "Agua de Lourdes. Ser mujer en México", un libro que conjuga ensayo, narrativa y poesía para hablar de la violencia contra las mujeres y la impunidad en un país donde nueve mujeres son asesinadas cada día.

La poeta, ensayista y narradora que en 2018 fue escritora residente del Vermont Studio Center y que en 2015 participó en el Programa Internacional de Escritura de la Universidad de Iowa, asegura que en este libro, publicado por Turner, hace uso de ciertas herramientas de la literatura para acercar una realidad muy dolorosa a la gente y que las historias no se queden en números fríos.

"Aquí tenemos el género narrativo, también la herramienta del ensayo y la poesía para poder contar esta historia, pero no es una ficción. Yo parto de un testimonio muy íntimo, que es el de mi tía, que no sabemos si se suicida o es víctima de feminicidio y a partir de eso voy entretejiendo con otras historias que finalmente no nos son ajenas", señala la editora y poeta que hace poesía y multimedia en la plataforma www.poetronica.net.

La también autora de "Visegrado" (Almadía/INBA), obra que en 2017 obtuvo el Premio Bellas Artes de Ensayo Literario José Revueltas, asegura que tenemos que entender que todas las mujeres, por nuestro género, podemos ser violentadas de una u otra forma en este país.

"Lo que trato de presentar en este libro es una historia con varias historias; se trata de un relato coral, es un libro muy polifónico; hay una serie de voces que atraviesan el libro, que puedo ser yo, pueden ser mis amigas, puede ser mi tía, puede ser otra mujer que no conozco pero que también ha sido víctima de la violencia", afirma la editora digital de la revista Este País.

Karen Villeda sabe que Agua de Lourdes. Ser mujer en México es sobre todo un manera de decir "vamos a romper el silencio" y que a partir de romper el silencio con esta historia familiar también se va rompiendo el silencio social para empezar a nombrar las cosas como son.

"Vemos que a lo largo del libro, de pronto decimos 'bueno, ¿por qué aparecen estos feminicidios como si fueran crímenes pasionales?' No son crímenes pasionales, fue un feminicidio, hay que llamar a las cosas tal como son. Quiero sobre todo que empecemos a nombrar las cosas, empecemos a hablar de lo que está sucediendo y qué es lo que vamos a hacer, cómo se va a cambiar esto", señaló.

Reconoce que contar estas historias fue caminar entre el dolor, pero siempre con compasión y empatía, como una manera de acercarnos a las víctimas, acercarnos a lo que nos sucede y darle voz a estas mujeres, pues concibe como muy importante darles voz. "Entender que nos puede pasar a todas. Empezamos a nombrar las cosas, a decir: 'Esto está sucediendo, no forma parte de una imaginación, no es una ficción; está sucediendo, es una realidad'".

La literatura que hace Villeda está muy determinada por quién es ella y quiénes son su gente y sus historias. Tiene que ver con su formación, con su infancia, con los recuerdos y la muerte, con la memoria y el dolor.

Su interés es compartido con varias de las escritoras de su generación. "Si algo me une con mis amigas escritoras también es una postura ética ante el mundo y ante la vida y por supuesto que estamos tratando de trabajar estos temas" reveló, y agrega que generaciones anteriores también han trabajado el tema.

Su mirada es diversa, amplia y multidisciplinaria. Para las presentaciones de sus libros busca a mujeres de diferentes ámbitos, por ejemplo, para el 30 de mayo invitó a Lydiette Carrión, periodista; Eréndira Derbez, ilustradora; y a Zara Snapp, experta en políticas de drogas.

"He tratado que en este libro se amplíe la conversación con más mujeres para que también relaten su experiencia". A la presentación del pasado 4 de junio en la librería El Péndulo de la Roma invitó a Tamara de Anda, Elvira Liceaga y Marion Reimers, conductora deportiva.