Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Genial oferta de fantasía

Puerto RicoEl Nuevo Dia, Puerto Rico 22 de septiembre de 2019

De primera instancia, "The Dark Crystal: Age of Resistance" parecería ser un ejercicio de nostalgia innecesaria

De primera instancia, "The Dark Crystal: Age of Resistance" parecería ser un ejercicio de nostalgia innecesaria. Los 10 episodios que estrenaron en la plataforma digital de Netflix esta semana son una precuela a "The Dark Crystal", largometraje que después de fracasar en la taquilla en 1982 eventualmente logró tener impacto como una película de culto.
Es precisamente por esto que resulta ser una sorpresa extremadamente grata poder afirmar que la nueva encarnación de "The Dark Crystal" es una excelente oferta de fantasía. Esta maravillosa producción no solo representa lo mejor de este género, "Age of Resistance" es una de las mejores series originales de este año y definitivamente lo más emocionante y original que ha llegado a Netflix en mucho tiempo.
El primer acierto de la serie es no requerir que el espectador esté familiarizado con el filme original.
El primer episodio de la serie se encarga de delinear la premisa de una forma ágil y efectiva. La trama sucede en mundo llamado Thra, donde todos los habitantes han sido divididos y subyugados ante el régimen de los Skeksis. Estas criaturas han usado su posición de poder para apropiarse del cristal titular que sostiene el balance de la vida en Thra. Cuando este objeto preciado entra en decadencia, los Skeksis tratan de asegurar su inmortalidad sacrificando a los Gelflings, el clan más grande de este mundo. La corrupción rampante de estos antagonistas no solo generan destrucción.
El resto de los episodios muestran como las diferencias entre los clanes se van derrumbando ante la causa común de tratar de derrocar el reinado cruel de los Skeksis.
Lo primero que tiene que saber sobre esta serie es que de alguna forma toma la intriga de "Game of Thrones" y la multiplica por 100. De hecho, lo otro que es bien impresionante es el ritmo consistente y ágil con el que los guionistas van desarrollando la trama en este formato.
Cada uno de los episodios da un brinco profundo a la mitología de estas criaturas y su mundo, pero no hay ni un solo episodio que se sienta como relleno o un antojo de la producción para hacer despliegue de su impresionante diseño de producción.
Nada en la filmografía de Louis Laterrier ("The Incredible Hulk", "Now You See Me"), había indicado el manejo magistral que el director muestra en los 10 episodios de esta serie. Su propuesta visual aprovecha al máximo toda la pirotecnia dramática entre los personajes principales y la escala épica de la historia que se esta contando.
El que esta saga sea dramatizada con marionetas del taller de Jim Henson solo aumenta su atractivo y eleva el arte de su propuesta. Cada uno de los personajes carga una magia artesanal que jamás podría ser replicada por un recurso digital. La riqueza de los detalles del diseño de los personajes y el trabajo de los titiriteros es aún más impactante en el lienzo de esta serie que cuando hicieron su debut.
Con todos estos recursos superlativos en despliegue en cada uno de sus episodios, nadie podrá refutar que "The Dark Crystal Age of Resistance" es una verdadera obra de arte.