Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Alberto Fernández: cena con empresarios y un esperado diagnóstico de la crisis

ArgentinaLa Nación, Argentina 15 de noviembre de 2019

Fernández se reunirá con hombres de negocios que operan en la Argentina

Madrid.- Conocen al detalle la situación argentina. Tienen contacto con todas las voces y viven estas horas con desconcierto.
Más allá de enunciados de campaña, empresarios y hombres de negocios españoles en la Argentina están a la expectativa. Quieren saber qué plan económico tiene el candidato del Frente para Todos y cuál será el papel de Cristina Kirchner.
Eso recorrerá la mesa que esta noche Alberto Fernández compartirá con inversores y hombres de negocios. Estarán las empresas más fuertes de los sectores sensibles de la apuesta española: telefonía, energía, autopistas, banca.
También una representación de empresarios pymes con proyectos de internacionalización.
Será lejos del centro. En la apartada residencia del embajador de Uruguay, Fernando Bustillo, amigo del exjefe de gabinete argentino.
En esa misma casona, donde se alojó en muchas de sus recurrentes visitas a España, Fernández encuentra la libertad para decir lo que quiere y siente. Y exponer su visión al puñado de comensales.
En una intensificación de contactos con el socialismo español, llegará allí luego de su cita con el presidente Pedro Sánchez y el exvicepresidente José Luis Rodríguez Zapatero.
Felipe González quedó fuera de la agenda del cara a cara. Un compromiso familiar lo obligó a trasladarse a su Andalucía natal.
Pero a cuanto argentino contactó en los últimos días tradujo un mismo deseo: que la esperada remontada de la crisis no se haga a costa de desandar el camino de integración al mundo.
En una jornada mucho más serena -y en la que prometió darse tiempo para disfrutar de la ciudad-, algo de todo eso palpó Fernández en encuentros privados con ejecutivos de inversión.
En palabras del candidato, el día se presentaba mucho más tranquilo. "Solo reuniones privadas, fondos de inversión y directores de medios", dijo. Estaba seguro de poder dar buenas noticias.
En el trasfondo está la pérdida de valor de los papeles de empresas argentinas. Un 75% desde el pasado 11 de agosto en el caso de bancos y energéticas. Un área sensible para la apuesta española. Una licuación de activos que castiga ahora y compromete para el futuro.
Sobre todo eso quieren conocer la posición del candidato. Son los mismos hombres con las mismas preguntas que creyeron haber dejado atrás hace cuatro años. Cuando empezó a cristalizar el deshielo y se reconstruyeron relaciones luego de las heridas dejadas por los años del kirchnerismo.
Además de Fernández, el fantasma del bucle argentino pasea por España.