Miércoles, 29 de Mayo de 2024

El futuro del arte creado por inteligencia artificial

ChileEl Mercurio, Chile 19 de febrero de 2021

El chileno Leonardo Arriagada, investigador en el área de la estética, ganó recientemente un premio en los Países Bajos por su estudio sobre obras de arte creadas por líneas de código.

Una máquina que crea especies de tulipanes inexistentes, una cantante que interpreta canciones compuestas por algoritmos, un retrato pintado por un computador o uno que aprendió a cantar. Son solo algunos de los ejemplos de las capacidades que rápidamente están alcanzando la inteligencia artificial y las máquinas para inventar y desarrollar obras en la música o las artes visuales.
Pero ¿quién es el verdadero autor de esas obras?, ¿puede ser un algoritmo el creador de una pintura?, ¿es esto verdaderamente arte? Estas son preguntas clave que los investigadores intentan responder. Como el chileno Leonardo Arriagada (Temuco, 1986), candidato a doctor en Filosofía y miembro de la cátedra de estudios europeos de la Universidad de Groening en los Países Bajos. Arriagada vive allí desde diciembre y recientemente obtuvo dos galardones en el prestigioso concurso "North Digital Talent", que busca premiar y promocionar el trabajo de investigadores y sus hallazgos en relación con la digitalización, la inteligencia artificial y sociedades de la información.
Algoritmos compositores y pintores
Arriagada estudia hace tiempo la hibridación entre la inteligencia artificial y la estética, y gracias a este trabajo ganó el premio al mejor descubrimiento y el premio del público con su investigación titulada "Desmitificación del sesgo antropocéntrico de la creatividad artística". En su paper abordó el arte creado por máquinas y cómo este debe ser considerado como tal. Aun cuando no haya sido creado por el ser humano.
El avance en ese campo del arte es reciente; sin embargo, es una rama en la que muchos artistas han empezado a participar. En particular, lo que posibilitó este boom fue una tecnología llamada "Redes neuronales adversariales" (RNA o RAN, en su sigla en inglés), una línea de código que permite a un computador crear obras a partir de materiales que entrega el usuario.
Un par de ejemplos: la artista Anna Ridler compiló miles de imágenes de tulipanes y le ordenó al computador, a partir de esos modelos, imaginar tulipanes. O por ejemplo, la cantante Holly Herndon importó a un algoritmo cientos de pequeñas tomas de audio de ella vocalizando, con las cuales el computador "aprendió" a cantar por sí mismo y desarrollar su propia voz. O un grupo de estudiantes de informática que le entregaron a un computador miles de pinturas de retratos; con ellas, la máquina creó su propio retrato el que, posteriormente, fue impreso y puesto en una subasta. La pintura fue titulada "Retrato de Edmond de Belamy" y se vendió en 7.000 dólares en una subasta en Nueva York.
Un misterio informático
"Estas creaciones han sido generadas con mínima interferencia humana o incluso ninguna. Son realmente autónomas. Los autores de estas obras serían efectivamente las máquinas", explica Arriagada. "Ahora bien, quien diga que entienda realmente cómo funcionan estos algoritmos está mintiendo", puntualiza el investigador. Lo curioso de todos estos desarrollos es que se está alcanzando un nivel de sofisticación que, literalmente, se desconoce cómo la máquina "ideó" lo que queda plasmado en una partitura o un lienzo. Sin embargo, Arriagada piensa que quizás este mismo misterio puede darles a estas obras un interés especial. "Muchos se sienten más cómodos pensando que hay algo inexplicable en el arte. Y estos desarrollos le devuelven algo de ese misterio que pierde por tener un origen artificial".
La Nación Argentina O Globo Brasil El Mercurio Chile
El Tiempo Colombia La Nación Costa Rica La Prensa Gráfica El Salvador
El Universal México El Comercio Perú El Nuevo Dia Puerto Rico
Listin Diario República
Dominicana
El País Uruguay El Nacional Venezuela