Viernes, 07 de Octubre de 2022

Ética y estrategia

ColombiaEl Tiempo, Colombia 11 de agosto de 2022


Carlos Téllez
La ética, según una de las definiciones del diccionario de la Real Academia Española, es un conjunto de normas morales que rigen la conducta de una persona en cualquier ámbito de la vida


Carlos Téllez
La ética, según una de las definiciones del diccionario de la Real Academia Española, es un conjunto de normas morales que rigen la conducta de una persona en cualquier ámbito de la vida. En la filosofía esa disciplina estudia la moral, definida a su vez por algunos académicos expertos como aquella guía que orienta nuestros juicios respecto a lo que es correcto o incorrecto, bueno o malo. La complejidad del entorno en el cual se desenvuelven hoy las empresas las enfrenta a decisiones poco habituales, algunas con un fuerte componente ético. Un rasgo típico de estas últimas es que, entre las alternativas para decidir, no es evidente que alguna sea correcta o deseable, es decir, no es claro un camino éticamente preferible ni la frontera entre lo que estaría bien o mal. Estas decisiones retan los valores y la cultura de las organizaciones, ponen a prueba su capacidad de diálogo y son críticas en tanto establecen precedentes sensibles para el futuro. Para abordar estas decisiones algunos marcos de referencia procedentes de la filosofía podrían ayudarnos a avanzar. Aristóteles consideraba que los seres humanos tenemos la capacidad innata de hacer distinciones éticas, segregando el bien del mal desde preguntarnos, por ejemplo, como nos sentiríamos en caso de optar por cada una de las alternativas disponibles al momento de decidir. Esta escuela, la del sentimiento moral, confía en que nuestro simulador de emociones guarda respuestas para las preguntas éticas. Las ideas de los utilitaristas, por su parte, indican que la alternativa deseable siempre es aquella que genera más bienestar o utilidad en un sentido humanista amplio. Algunas premisas básicas para John Stuart Mill o Adam Smith, por ejemplo, serían que el beneficio general prima sobre el particular, y que la alternativa generadora de más utilidad que perjuicio es la preferible. Finalmente, los racionalistas, representados entre otros por Immanuel Kant, nos presentarían el imperativo categórico: obra de tal manera que tus acciones puedan convertirse en ley universal. La mejor alternativa es aquella que sería admitida y adoptada por todos en tanto sus consecuencias son aceptables ahora y en el futuro, y los precedentes que establece son sostenibles. La esencia de hacer estrategia es escoger, y la tarea básica de quienes lideran las empresas en sus equipos ejecutivos o juntas directivas es decidir. Para abordar decisiones estratégicas que implican riesgos éticos, lo cual eleva su importancia, y generar contexto en las conversaciones, recomiendo estas preguntas: ¿Estaremos en un mundo mejor si todos decidimos de esta misma forma en el futuro? ¿Es esta opción la que más bienestar neto generará para la mayoría? ¿Cómo nos sentiremos después de elegir esta alternativa particular?
carlos@carlostellez.co