Viernes, 03 de Febrero de 2023

El sector empresarial, clave camino hacia este objetivo

ColombiaEl Tiempo, Colombia 5 de diciembre de 2022

Bajo el liderazgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el anterior Gobierno lanzó la estrategia ‘Colombia Carbono Neutral’, que busca impulsar y fortalecer las estrategias para que el país alcance un nivel de ser carbón neutral para el año 2050

Bajo el liderazgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el anterior Gobierno lanzó la estrategia ‘Colombia Carbono Neutral’, que busca impulsar y fortalecer las estrategias para que el país alcance un nivel de ser carbón neutral para el año 2050. Para ello se estableció una hoja de ruta que busca hacer la producción económica e industrial más sostenible y brindar una mejor calidad de vida para todos los colombianos en materia ambiental. Dentro de las estrategias que Colombia busca implementar están el empoderamiento climático e involucramiento del sector privado (pequeñas, medianas y grandes empresas) que operan en el país para lograr la meta de reducir el 51% de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) al año 2030 y lograr el carbono neutral en Colombia para el 2050. La restauración de al menos un millón de hectáreas, la puesta en circulación de 600.000 vehículos eléctricos y la aplicación de la estrategia a ‘Largo plazo E2050’ ayudarán, según los actuales lineamientos del Gobierno, a contribuir a una economía circular, carbono-neutra y a superar las problemáticas ambientales actuales. En marcha Cada vez más son las empresas que se suman a la estrategia del Ministerio de Ambiente de lograr la carbono neutralidad y compensar toda huella de carbono. Una de las más representativas es Odinsa, una compañía colombiana filial del Grupo Argos dedicada a la gestión y ejecución de proyectos de infraestructura y aeroportuarios, no solo en Colombia, sino en la región. El presidente de Odinsa, Mauricio Ossa, plantea que la empresa alcance la meta de carbono neutro para el año 2025. De igual manera, la compañía también trabaja por generar compensación ambiental por medio de la siembra de 700.000 árboles, estrategia de responsabilidad social que lidera la empresa en el sector. En esta materia también se destaca Dragon, compañía que este mes se certifica por cuarto año consecutivo como empresa carbono neutro, con una apuesta enfocada en mitigar los efectos del cambio climático. Explica Natalia Hernández, gerente de Sostenibilidad de la compañía, que la compensación de sus emisiones la hace a través de proyectos de reforestación y aprovechamiento de gas natural. "Desde el 2019, Dragon mide anualmente sus emisiones de CO2 y realiza acciones que permiten su disminución a través de la optimización del consumo de combustibles, lubricantes, papel y de energía eléctrica entre otros", afirma. Más de 2.500 toneladas de CO2 han sido compensadas en los últimos cuatro años gracias a la compra de bonos de carbono neutro; asimismo, su huella de carbono se ha disminuido año tras año en un 20%. Otro proyecto de gran impacto ha sido la renovación de su flota de camiones, la cual ha migrado al uso de gas natural vehicular con tecnología Euro 5 y Euro 6. Con compromiso Otra de las compañías importantes que hace parte de este sector es Versa. Para Camilo Montaña Salamanca, director general de Versa, la firma es ‘’un importante actor en el marco de la carbono neutralidad, como garante de las iniciativas para tal fin. Por un lado, certificando las compañías carbono neutro y, por otro lado, verificando, en primera instancia, que la reducción y mitigación de los gases de efecto invernadero de los proyectos (de donde provienen los bonos de carbono) son reales’’. Actualmente, el sector privado en Colombia ha logrado avances para la implementación de carbono neutro y cada vez más empresas privadas y públicas están realizando acciones para la reducción de GEI. ‘’Se destaca la implementación de un sistema de gestión enfocado al manejo de los GEI y la compensación de los gases emitidos mediante la compra de créditos de carbono, créditos provenientes, por ejemplo, de proyectos REDD+ (‘Reducing emissions from deforestation and forest degradation’), que corresponden a un mecanismo internacional que busca, entre otros, mitigar el cambio climático, a través del manejo forestal comunitario, la conservación de la biodiversidad y la recuperación de áreas sin cobertura boscosa’’, dice el experto. Sin embargo, para el director de la compañía Versa, el Gobierno debe implementar a corto plazo nuevas prácticas para el fortalecimiento del objetivo nacional. "Además del fortalecimiento de la no causación al impuesto carbono, que básicamente es la no causación de los impuestos gravados sobre los combustibles fósiles que, como está en la nueva reforma tributaria, podría llegar a hacerse hasta un 50% de la totalidad de las emisiones mediante la demostración de la carbono neutralidad", señala. Según cifras de este año sobre el cambio climático entregadas por la Organización de Naciones Unidas (ONU), el 69% del Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia está concentrado en 20 departamentos con mayor riesgo a esta problemática ambiental, por lo que el desarrollo de estrategias también ofrecerá una mejor dinámica económica. Asimismo, el reporte establece que en los últimos 20 años las emisiones del país aumentaron un 15%, es decir, 36 millones de toneladas de CO2, al pasar de 245 millones de toneladas en 1990 a 281 millones en 2010, cifras que ubican a Colombia en una posición vulnerable ante los efectos del cambio climático.